¡Muéstrame el camino!

Esta semana en nuestras páginas de Facebook y otras sociales, hemos estado compartiendo mucho sobre la fe y la confianza en Dios. Hemos dicho también que hay puertas que Dios quiere abrir para llevarnos al sitio en dónde nosotros anhelamos llegar.

He descubierto, que a veces, nos conformamos con lo que tenemos o hemos logrado. Nos detenemos y nos olvidamos que la vida que Dios preparó para que disfrutáramos, va más allá de la rutina, de aquello a lo que nos hemos acostumbrado y a veces hasta se torna aburrido.

Sigue leyendo

Anuncios

En un mundo de dolor… Jesús viene a salvar

Tenemos a muchas mujeres registradas en la memorización del Salmo 25 y estoy contenta porque este Salmo es algo con lo que muchas se pueden identificar. He estado escribiendo el Devocional En Mi Corazón, basado en el Salmo 25 que será una ayuda para quienes lo quieren empezar a memorizar. Muy pronto estará disponible.

Este mes estaremos memorizando dos versículos más. El 17 y el 18. El versículo 17 será el que memorizaremos en la primera quincena del mes de Septiembre. Lee conmigo en este momento:

Sigue leyendo

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy – Parte 2

Destacado

Me pregunto si ya te registraste para el nuevo estudio bíblico “Un Paso Más”. Aquí en el Proyecto LEMA estamos interesadas en ayudarte a vivir la vida que Dios planeó para ti.

Pero esa vida la vamos a disfrutar cuando dejemos que su Palabra nos instruya y nos diga cómo lo vamos a hacer. Para esto la leemos y la estudiamos, la memorizamos y la aplicamos. Abajo tienes la última oportunidad para registrarte.

Sigue leyendo

Una bendición que tienes que abrir…

Destacado

Creo que si eres como yo te encanta recibir.

A todos nos gusta saber que alguién está pensando en nosotras y que no sólo pensaron pero que hicieron algo más ¡nos van a dar un regalo!

¿Te han sorprendido con algún regalo últimamente?

Sigue leyendo

¿Será capaz Dios de darnos comida en el desierto?

No sé tú pero a mi me gustan ciertas comidas más que otras. Creo que hay personas que no les importa y comen cualquier cosa. Es decir, no son místicas.

Mi esposo dice que a él le gustan sólo tres clases de comida: Caliente, fría o gratis. Me gusta esta clase de opciones. La que más que atrae es Gratis, ¿y a ti?

Esta semana el Señor ha puesto en mi corazón un versículo que no he podido sacar de mi cabeza. En ese pasaje el Señor habla de un banquete. Si eres como yo te gusta ir a banquetes porque allí hay para comer en grande.

Sigue leyendo