Dios quiere sanar tu corazón roto

Este mes de Diciembre es uno en el que recordamos la misión de Jesús al venir al mundo. Lo podemos leer en la profecía en Isaías capítulo 61.

Una de sus misiones está descrita así:

Me ha enviado para consolar a los de corazón quebrantado”
Isaías 61:1, NTV

Si este año, o en el tiempo pasado has experimentado la ruptura de tu corazón. Si tu corazón está roto por alguna razón, estás en un buen sitio.

Sigue leyendo

Anuncios

El veredicto ha llegado… ¡Dios no es culpable!

Destacado

En Octubre 3 de 1995 se leyó la sentencia en uno de los juicios denominados como el “juicio del siglo”. O. J. Simpson, un jugador de fútbol americano había sido acusado de haber asesinado a su esposa y a otro hombre.

Recuerdo los días de noticias en la televisión. La transmisión del juicio diariamente y la curiosidad que mantenía a muchos pendientes de los sucesos de ese juicio. Era como una telenovela, un capítulo diferente día a día que te dejaba con muchas ganas de ver el otro capítulo al dia siguiente.

Sigue leyendo

Ejercicios que te salvarán la vida – ¡Empieza desde hoy!

El otro día estuve buscando un lugar para hacer un video. Caminé bastante y tomé varios caminos hasta llegar al lugar correcto. Me dí cuenta que debo caminar más, dicen que es un buen ejercicio para fortalecer el corazón.

He estado pensando que así mismo es en la vida. Muchas de nosotras estamos buscando el camino correcto. Para encontrarlo vamos a tener que ejercitarnos en algunas cosas que tienen están garantizadas por Dios y que pueden cambiarlo todo.

Sigue leyendo

Tengo tres amores en mi vida…, Te los voy a revelar

Esta canción estaba en mi mente hoy: “Tengo tres amores en mi vida que son mi esperanza y mi pasión. Uno son tus ojos, dos tus labios rojos, tres tu mentiroso corazón” (Pedrito Otiniano).

En realidad, me acordé de esta canción mientras manejaba a un sitio para hacer un video para el grupo que está estudiando “Sabiduría Ante Todo” aquí en el Proyecto LEMA. Sigue leyendo

365 Días con el favor de Dios – Feliz Año Nuevo

Ayer mi familia y yo tuvimos una experiencia inolvidable. En especial mi hija quien se casa en cinco meses. Después de haber buscado su vestido de novia por mucho tiempo a un precio que pueda pagar, ¡Dios hizo un milagro!

Mi hija le decía adiós al vestido que quería y era el ideal para ella porque el precio que tenía no era lo que había presupuestado. Una muchacha que estaba probándose vestidos en la sala de al lado había visto a mi hija con ese vestido puesto y ella quiso probárselo también. Esto ocasionó lágrimas en mi hija, quien suponía que otra persona lo compraría.

Sigue leyendo