Publicado en Uncategorized

El Día que Dios guardó silencio – Sábado Santo

En esta época del coronavirus, hemos tenido que adaptarnos a una manera de ir a la iglesia tan diferente y quedara registrada en la historia.

Ayer me fui a Australia… No en persona, pero si por internet para participar del servicio de Viernes Santo de una iglesia en línea.

Aunque tengamos estos cambios momentáneos de como reunirnos, los acontecimientos de aquel día cuando Jesús murió en la cruz no cambian. Es una verdad que proclamaremos hasta que Él venga.

Sigue leyendo “El Día que Dios guardó silencio – Sábado Santo”

Publicado en Uncategorized

El Coronavirus es como el pecado

 

Anoche nuestro Presidente en los Estados Unidos dijo que esta será una las peores semanas con el coronavirus.

Nos han insistido que nos quedemos en casa y eso haremos. Al menos yo lo haré.

Una de las cosas en las que he estado pensando es que el coronavirus es como el pecado. Infecta, destruye y mata. Es más, no tiene cura.

Sigue leyendo “El Coronavirus es como el pecado”

Publicado en Uncategorized

Coronavirus… Tiempo para buscar a Dios – Parte 2

Sospecho que estás siguiendo las noticias. Quizá sabes, que mi país, Estados Unidos, sobrepasó a China y a todos los países infectados por el coronavirus, ¡en menos de semanas!

Le dije a mis hijos, parece que Estados Unidos siempre quiere ser el primero en todo… ¡No son las Olimpiadas! (Sonrisa).

No leo las noticias todo el día y trato de limitar mi lectura de ellas, a una sola vez al día.

En lo personal, estoy leyendo libros y haciendo un estudio bíblico. Porque sé que esto me ayuda muchísimo a crecer y a buscar más a Dios en estos momentos.

Sigue leyendo “Coronavirus… Tiempo para buscar a Dios – Parte 2”

Publicado en Uncategorized

Coronavirus… Tiempo para buscar a Dios – Parte 1

Estaba meditando en todo lo que Dios ha hecho en mi vida hasta aquí. Y los momentos que he vivido y que ha usado en mi favor, para que mi amor por Él y su Palabra crezca día a día.

La Palabra de Dios es la culpable (en buenos términos) de la mujer que he llegado a ser. Dios la ha usado para pulirme y formarme en la mujer que soy.

Y no sólo esto, Dios usó su Palabra para mostrarme que mi vida vale la pena. Que aún con todo lo que había vivido, Él quiere para que yo disfrute de esta vida y pueda también ser de beneficio a muchos. ¿Sabes una cosa?

¡Lo quiere hacer contigo también!

Sigue leyendo “Coronavirus… Tiempo para buscar a Dios – Parte 1”