Publicado en Uncategorized

El Coronavirus es como el pecado

 

Anoche nuestro Presidente en los Estados Unidos dijo que esta será una las peores semanas con el coronavirus.

Nos han insistido que nos quedemos en casa y eso haremos. Al menos yo lo haré.

Una de las cosas en las que he estado pensando es que el coronavirus es como el pecado. Infecta, destruye y mata. Es más, no tiene cura.

EL CORANAVIRUS UNA CLARA ILUSTRACIÓN.

A Jesús le encantaba hablar a sus discípulos y a las multitudes con parábolas. Según el diccionario esto es una parabola: “Narración breve y simbólica de la que se extrae una enseñanza moral”.

No te sorprendas que Dios esté usando una parábola con el coronavirus.

Ayer, nuestro Presidente aquí en Estados Unidos también dijo que 183 países han sido infectados por este virus.

El pecado también ha infectado al mundo.

Fija tus ojos en la foto del mundo entero (arriba). La gente está infectada con el COVID-19 en todo el mundo. Así mismo el coronavirus ha infectado al mundo con el pecado.

EL PECADO INFECTA, DESTRUYE Y MATA.

El coronavirus trae consigo muerte. El pecado también.

Pero hay esperanza…

Jesús sacrificó su vida en la cruz por salvar a un mundo que se está muriendo en su pecado. Él vino para dar nueva vida a todo el que se acerca a Él en arrepentimiento. Este es el mensaje que el mundo necesita hoy.

Este coronavirus, no tiene cura. El pecado también.

Este coronavirus, infecta a muchos. El pecado también.

Este coronavirus, destruye el cuerpo. El pecado también.

Este coronavirus, mata. El pecado también.

“Pues la paga que deja el pecado es la muerte, pero el regalo que Dios da es la
vida eterna por medio de Cristo Jesús nuestro Señor”
Romanos 6:23

HOY ES EL DÍA DE SALVACIÓN.

El apóstol Pablo escribió a la iglesia en Corintios lo siguiente:

“Como colaboradores de Dios, les suplicamos que no reciban ese maravilloso regalo de la bondad de Dios y luego no le den importancia.  Pues Dios dice: «En el momento preciso, te oí. En el día de salvación te ayudé». Efectivamente, el «momento preciso» es ahora. Hoy es el día de salvación” 2 Corintios 6:1-2

En el contexto, el capítulo cinco de segunda Corintios, Pablo estaba haciendo una comparación entre Adán y Cristo. Y resume esto en estos versículos:

“La ley de Dios fue entregada para que toda la gente se diera cuenta de la magnitud de su pecado, pero mientras más pecaba la gente, más abundaba la gracia maravillosa de Dios. Entonces, así como el pecado reinó sobre todos y los llevó a la muerte, ahora reina en cambio la gracia maravillosa de Dios, la cual nos pone en la relación correcta con él y nos da como resultado la vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor” 2 Corintios 5:20-21

Este es nuestro mensaje en estos momentos de confusión, dolor, incertidumbre, aflicción, tristeza y muerte.

LA LLAMADA DE SEMANA SANTA…

No pongas esta llamada en espera. No la pongas en silencio tampoco. Hoy es tiempo de responder. En el capítulo de Ezequiel 22, Dios reprocha el pecado de su pueblo y dice:

“30 Yo he buscado entre ellos alguien que se enfrente a mí e interceda en favor de la tierra, para que yo no la destruya. ¡Pero no he encontrado a nadie! 31 Por lo tanto, derramaré mi enojo sobre ellos, y con el ardor de mi ira los consumiré. ¡Haré que recaigan sobre ellos las consecuencias de su mal proceder!» Palabra de Dios el Señor” Ezequiel 22:30-32 (RVC)

El carácter de Dios frente al pecado no ha cambiado. Dios castiga el pecado. Pero en donde abunda el pecado, sobreabunda la gracia, leímos arriba. Dios siempre está dispuesto a perdonar al que se arrepiente.

Yo no estoy diciendo que el coronavirus es un castigo de Dios, aunque puede ser. No podemos descartar esta posibilidad cuando vemos claramente el carácter de Dios frente al pecado. De lo que sí podemos estar seguros es que el coronavirus es como el pecado que infecta, destruye y mata.

Dios no nos ha llamado a condenar a la gente, sino a compartir el mensaje de amor y salvación a un mundo que necesita a Jesús. Es un mensaje de gracia que salva a cualquier pecador que se arrepiente.

“11 Pues la gracia de Dios ya ha sido revelada, la cual trae salvación a todas las personas. 12 Y se nos instruye a que nos apartemos de la vida mundana y de los placeres pecaminosos. En este mundo maligno, debemos vivir con sabiduría, justicia y devoción a Dios, 13 mientras anhelamos con esperanza ese día maravilloso en que se revele la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. 14 Él dio su vida para liberarnos de toda clase de pecado, para limpiarnos y para hacernos su pueblo, totalmente comprometidos a hacer buenas acciones” Tito 2:11-14 (NTV)

UNA ORACIÓN PARA HOY…

El coronavirus entra por los ojos, la nariz y la boca. Qué coincidencia que el pecado también. Ora conmigo:

Señor, danos ojos que cuando vean al pecado lo rechacen. Danos nariz que huele lo que no debe entrar en nuestros cuerpos y corazones y se aparta y danos una boca que proclame la vida nueva que hay en Jesús, para que lo que salga de allí sean palabras de vida, a un mundo que te necesita hoy. En el nombre de Jesús, nuestro Salvador, Amén.

MANTÉNME INFORMADA SOBRE NUEVOS RECURSOS
PRESIONA AQUÍ

 

Otros recursos de ayuda:

Descarga GRATIS el Plan de Lectura de la Palabra de Dios de 22 Días


¿Quieres conversar con Noemí sobre tu situación? Presiona abajo:
Quiero conversar con Noemí

 

Estos tres libros digitales son de suma importancia en tu cuesta por alcanzar la transformación de tu corazón. Dios tiene el poder para sanar, liberar y restaurar el corazón de cualquier persona que se acerca a Él.

Quiero estos libros ahora mismo- Presiona aquí

 

9 comentarios sobre “El Coronavirus es como el pecado

  1. Hermosa meditación Nohemí…no lo había pensado..pero ciertamente es así..alabado sea el Señor por la sobreabundancia de su gracia

  2. Gracias Noemi por tus reflexiones, que Dios te siga bendiciendo.
    El virus que más debería preocupar a la humanidad es el pecado, porque puede llevar a las almas a la perdición eterna. Oremos para que este tiempo sea para arrepentimiento y acudamos a la cruz del calvario donde Jesucristo resolvió para siempre el problema del pecado y la enfermedad.

  3. Hola Noemí, pienso que este momento que se habla tanto de ese virus, y más cuando todos los medios te atacan tanto informando de forma fatalista, incluyendo médicos, que yo la verdad a veces flaqueo y siento miedo, anteriormente te he dicho que soy muy aprensiva o nerviosa, pensando que en cualquier momento tal vez me de y me muera o alguien de mi familia. Entonces platico con Dios y le suplico que aparte ese miedo de mi, porque Él me dice en Su palabra que eche mi ansiedad sobre Él porque Él cuida de mi, amén. A veces me siento sola y débil en mi fe.

  4. Muchas gracias Dios le bendice grandemente yo pienso que Dios nos está llamando al arrepentimiento y alejarnos del pecado y qué clamemos a el

  5. Que buena comparación voy a compartirlo a mis amigos porque es muy real lo que dice bendiciones

  6. Gracias, estás en mis oraciones tú y tu familia. Y te pido oración por mi familia, mi esposo sé quedó sin trabajo hace una semana y tenemos un crédito hipotecario. Pido provisión y guía. Bendiciones

  7. Bendiciones Grandemente para TÍ Noemí, Gracias por compartir tus reflexiones,la verdad que todo lo que está aconteciendo debería llevarnos a pensar,meditar,pero aún así todavía hay personas que se empeñan en seguir engañando,queriendo ser más vivo que otros,falta mucho por aprender y triste por lo que nos falta ver sí no tenemos compasión y misericordia por los otros.

  8. Gracias Noemí, el pecado mata a más personas que el Coronavirus, es tiempo de que los hijos de Dios nos pongamos la armadura de Dios y decidir no pecar.

Los comentarios están cerrados.