Publicado en Uncategorized

Coronavirus… Tiempo para buscar a Dios – Parte 1

Estaba meditando en todo lo que Dios ha hecho en mi vida hasta aquí. Y los momentos que he vivido y que ha usado en mi favor, para que mi amor por Él y su Palabra crezca día a día.

La Palabra de Dios es la culpable (en buenos términos) de la mujer que he llegado a ser. Dios la ha usado para pulirme y formarme en la mujer que soy.

Y no sólo esto, Dios usó su Palabra para mostrarme que mi vida vale la pena. Que aún con todo lo que había vivido, Él quiere para que yo disfrute de esta vida y pueda también ser de beneficio a muchos. ¿Sabes una cosa?

¡Lo quiere hacer contigo también!

TIEMPO DE CONFESIÓN

Tengo que confesarte que en este tiempo del coronavirus, me he detenido a pensar en lo incierto de la vida y cómo no sabemos lo que mañana traerá.

Con el cambio de vida que hemos tenido debido a la epidemia mundial, estoy consciente que debo aprovechar bien el tiempo. Porque que ni tú ni yo, sabemos lo que será mañana.

El tiempo que tenemos a nuestra disposición es precioso y debemos aprovecharlo al máximo.

ES TIEMPO DE VIVIR, NO DE MORIR …

Jesús dijo:

“Yo he venido para que tenga vida,
y para que la tengan en abundancia”

Juan 10:10

Por mucho tiempo este era un versículo que repetía sin saber el gran significado que debería tener en mi vida. Y la responsabilidad que yo tenía de aprender a vivir y gozar de esta vida que Jesús nos trajo para que la conozcamos en su Palabra y la vivamos.

Lo que sucede es que muchas veces nos conformamos a vivir con el pensamiento de una “víctima”. Una vez leí que las cosas que te suceden, no determinan la persona que eres. Tú no eres víctima de nada, ni de nadie. Nosotros somos sobrevivientes en Cristo a una vida de promesa. Nadie tiene el control de tu vida, si no tú misma.

Aprendí lo que lo que significa vida abundante. Es una vida de posibilidades y de un futuro de triunfos que está garantizado por Dios. Y que tengo que aprender a vivirla como está escrito en su Palabra.

Si no te propones a descubrir cómo vivir esta vida, la neta verdad es que no llegará por un arte de magia. Esa vida no llega y se termina cuando conoces a Cristo como Salvador. Más bien, es un proceso de crecimiento que dura toda la vida.

No ocurrirá porque simplemente oramos o pedimos oración. Tampoco porque leemos un Salmo o un pasaje de la Biblia, de vez en cuando o a diario. Tampoco porque aprendemos unos versículos de memoria.

Tú y yo tenemos la responsabilidad de estudiar la Palabra de Dios. No es que el pastor la estudie y nos de un sermón de 20 o 30 minutos el Domingo. Tú y yo hemos sido entregadas esta responsabilidad por Dios, individualmente.

ESTA DECISIÓN NO LA DEBES POSTERGAR…

Te digo esto sinceramente… Si no estás dispuesta a invertir en ti misma, no esperes vivir la vida que tanto anhelas. Lastimosamente, queremos que las cosas nos lleguen fáciles. No te culpo. Yo me acostumbré a eso también. Pensaba que todo lo que quería debía llegarme gratis y sin ningún esfuerzo. Nunca conseguí nada, sólo derrota tras derrota,  pensando y viviendo de esta manera.

Dios me enseñó a tiempo la lección de que si quiero algo en la vida, tengo que luchar por ello. Y eso se convertirá en una realidad de acuerdo al esfuerzo que hago. La gente que goza de triunfos hoy, no se sentó a soñarlo solamente. Ellos pusieron manos a la obra, invirtieron mucho y lo lograron.

LA ORACIÓN QUE DIOS CONTESTA

Te comparto una oración que he hecho a Dios constantemente. Desde que Él me mostró lo que su Palabra puede hacer en nuestras vidas, siempre le pido esto.

Esta ha sido una oración que la ha contestado. Y siempre la contesta porque para eso nos ha dado su Palabra. Para que aprendamos a vivir la vida abundante que Jesús vino a dar. Haz tuya esta oración también y experimenta la gran cosecha que traerá a tu vida.

“Aparta mis ojos de cosas inútiles y
dame vida mediante tu palabra”

Salmos 119:37 (NTV)

¡Esta es tu oportunidad! Dios va a contestar esta petición. Empieza a buscar más de Él en su Palabra. Tengo muchos recursos disponibles que te pueden ayudar.

Deja un comentario y dime qué vas a hacer para acercarte más a Dios en este tiempo.

Si quieres leer Coronavirus – Tiempo para buscar a Dios – Parte 2 – Presiona aquí.

QUIERO CONOCER MÁS A JESÚS Y SU PALABRA – PRESIONA AQUÍ

 

Otros recursos de ayuda:

Descarga GRATIS el Plan de Lectura de la Palabra de Dios de 22 Días


¿Quieres conversar con Noemí sobre tu situación? Presiona abajo:
Quiero conversar con Noemí

 

Estos tres libros digitales son de suma importancia en tu cuesta por alcanzar la transformación de tu corazón. Dios tiene el poder para sanar, liberar y restaurar el corazón de cualquier persona que se acerca a Él.

Quiero estos libros ahora mismo- Presiona aquí

 

3 comentarios sobre “Coronavirus… Tiempo para buscar a Dios – Parte 1

  1. Buenos días gracias Nohemí por este Gmail me hizo reflexionar sobre mi vida espiritual Dios te bendice y te siga usando para hablar de su palabra bendiciones

  2. Gracias Noemí, ciertamente es tiempo de buscar a Dios y creer en sus promesas que en momentos llegan a ser un bálsamo a nuestra vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .