Publicado en Uncategorized

Coronavirus… Tiempo para buscar a Dios – Parte 2

Sospecho que estás siguiendo las noticias. Quizá sabes, que mi país, Estados Unidos, sobrepasó a China y a todos los países infectados por el coronavirus, ¡en menos de semanas!

Le dije a mis hijos, parece que Estados Unidos siempre quiere ser el primero en todo… ¡No son las Olimpiadas! (Sonrisa).

No leo las noticias todo el día y trato de limitar mi lectura de ellas, a una sola vez al día.

En lo personal, estoy leyendo libros y haciendo un estudio bíblico. Porque sé que esto me ayuda muchísimo a crecer y a buscar más a Dios en estos momentos.

TIEMPO DE CONFESIÓN

Te cuento que hace algunos años mi vida estaba consumida con un negocio que controló mi tiempo y hasta mi vida espiritual. No había nada más importante para mi.

Hasta que Dios me hizo ver la futilidad de cómo estaba empleando mi tiempo habiendo desplazado a Dios de mi vida a un segundo plano.

No es que Dios esté en contra de que trabajemos y nos ganemos la vida. Que tengamos dinero y que vivamos disfrutando de nuestros trabajos.

Comprendí que uno de los culpables de mi desorden era mi corazón vacío. Un corazón que necesitaba ser llenado y no por un trabajo, que había reemplazado a Dios. Necesitaba conocer a Jesús en su Palabra para poder comprender la vida que me ofrecía y empezar a amarlo más.

Me metí en muchos pozos de esclavitud durante algunos años. Años desperdiciados y que nunca más regresarán.

NUNCA OLVIDARÉ ESTO…

En esa tristeza y soledad y sin ganas de vivir, Dios llegó en los momentos precisos, para sacarme del pozo de la insatisfacción en el que estaba enterrada.

Dios me sacó de una vida vacía a una vida llena como lo dice mi primer libro: “De Cenizas a Belleza”.

Dios me rescató con el estudio de su Palabra. No hubo otra medicina. Fue esto lo que me sostuvo durante algunos años mientras empezaba a dar pasos firmes lejos de la cenizas en dónde me había refugiado.

UN NUEVO AMOR NACIÓ…

Desde que Dios vino a rescatarme, cada día me despertaba a estudiar su Palabra. Fueron momentos en dónde recibía lo mucho que Dios quería depositar en mi corazón vacío.

Dios empezó a llenar mi corazón con su Palabra. La revelación que recibía a diario, lo cambiaron todo. Me dio nuevos rumbos y empecé a crecer como nunca antes. Su Palabra llegó para hacer el trabajo para el cual Dios la envía: ¡PARA DAR FRUTOS!

Como te dije en la Parte 1, mi oración cambió. Ya no le pedía cosas temporales o inútiles. Le pedía más amor por Su Palabra. Y Él contestó esta súplica:

“Aparta mis ojos de cosas inútiles y
dame vida mediante tu palabra”

Salmos 119:37 (NTV)

LA DIFERENCIA ESTÁ AQUÍ…

Si quieres una estrecha relación con Dios y la vida abundante que Él te ofrece, tienes que saber que esto no llega porque te registres lo deseas solamente. Tampoco, porque leas un libro o asistas a una conferencia o seminario.

Es un proceso de constante acercamiento a Dios y que requiere tu participación y compromiso total. Nuestros corazones están abiertos delante de Dios dice la Biblia. A Dios no lo podemos engañar porque Él conoce nuestros corazones.

Algo que aprendí cuando Dios empezó a llenar mi corazón, es a traérselo todo a Él. A darle autoridad de cada rincón de mi corazón. Dios no se complace en que le traigamos la mitad o parte de nuestros corazones. Él reprochó esto en el pueblo de Israel, lee conmigo:

“A pesar de todo esto, su hermana, la infiel Judá,
no se volvió a mí de todo corazón,

sino que solo fingió volverse, afirma el Señor”
Jeremías 3:10 (NVI)

Dios no se complace con la mitad del corazón, o que finjamos volvernos a Él. Si quieres que Dios sane tu corazón y que lo libere. Si quieres que Él empiece a transformar tu vida, entonces es tiempo de acercarte a Él. Este es el mejor momento para empezar.

Busca a Dios en su Palabra, empieza a leerla, estudiarla, memorizarla y a aplicarla. Tengo muchos recursos disponibles para que empieces a hacer de su Palabra tu LEMA.

Deja un comentario y dime qué vas a hacer para acercarte más a Dios en este tiempo.

Si quieres leer Coronavirus – Tiempo para buscar a Dios – Parte 1 – Presiona aquí.

QUIERO CONOCER MÁS A JESÚS Y SU PALABRA – PRESIONA AQUÍ

 

Otros recursos de ayuda:

Descarga GRATIS el Plan de Lectura de la Palabra de Dios de 22 Días


¿Quieres conversar con Noemí sobre tu situación? Presiona abajo:
Quiero conversar con Noemí

 

Estos tres libros digitales son de suma importancia en tu cuesta por alcanzar la transformación de tu corazón. Dios tiene el poder para sanar, liberar y restaurar el corazón de cualquier persona que se acerca a Él.

Quiero estos libros ahora mismo- Presiona aquí

 

3 comentarios sobre “Coronavirus… Tiempo para buscar a Dios – Parte 2

  1. Solo Dios en su infinita misericordia puede sanar corazones y llenar todos los vacíos q haya en nuestra vida…Que Dios me de mas vida mediante su palabra..bendiciones Nohemí

  2. Gracias por tus palabras, amo a Dios y creo que buscarlo y vivir en su presencia es lo mejor que me ha pasado y en estos momentos tan difíciles en todos los sentidos, Dios es más que nunca es mi refugio y mi aliento. Gracias

  3. Gracias por tu testimonio Noemi! Yo adquiri tu libro “De cenizas a belleza” y me ha ayudado y bendecido grandemente. Seguiremos adelante con Cristo Jesus! Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .