Publicado en Devocional, Estudio Biblico, Jueves Sin Palabras, La vida cristiana, Lunes...Hablen Conmigo, Palabra Oportuna, Versiculo Semanal

Quiero un feliz y próspero año nuevo… ¿Y tú?

¡Que tengas un feliz y próspero año nuevo!

Esta frase estará en bocas de muchos al final del año. A veces, nosotras también repetimos esta frase por costumbre y con buenas intenciones.

Mucha gente también nos la dice y esto nos hace pensar inmediatamente en el año que estamos dejando atrás con todo lo que sucedió o no sucedió. Y a lo mejor, las expectativas del nuevo año no las vemos tan brillantes como quisiéramos.

Sigue leyendo “Quiero un feliz y próspero año nuevo… ¿Y tú?”

Publicado en Devocional, Estudio Biblico, La vida cristiana

Dios quiere sanar tu corazón roto

Este mes de Diciembre es uno en el que recordamos la misión de Jesús al venir al mundo. Lo podemos leer en la profecía en Isaías capítulo 61.

Una de sus misiones está descrita así:

Me ha enviado para consolar a los de corazón quebrantado”
Isaías 61:1, NTV

Si este año, o en el tiempo pasado has experimentado la ruptura de tu corazón. Si tu corazón está roto por alguna razón, estás en un buen sitio.

Sigue leyendo “Dios quiere sanar tu corazón roto”

Publicado en Devocional, Estudio Biblico, La vida cristiana

Jesús vino para sanar los corazones rotos

Mi nuevo libro “Sana Tu Corazón” te mostrará cómo empezar a sanar tu corazón roto.

Te han roto el corazón? ¡No estás sola!

Sé lo que es vivir con el corazón roto y sin esperanza. Sé lo doloroso que es tratar de empezar de nuevo para volver a sentir el mismo dolor. Sé lo que es estar a punto de rendirse y tirar la toalla. Sé lo que es vivir con un corazón que no puede ver más allá de su dolor.

Me ha enviado para consolar
a los de corazón quebrantado

Isaías 61:1

Vivir con un corazón roto, no es manera de vivir. Empieza a sanar tu corazón.

Sigue los enlaces abajo para adquirir recursos que te ayuden empezando hoy…

 

Este Devocional de lecturas diarias te ayudará en tus momentos duros y difíciles mientras Dios sana tu corazón roto. Adquiere tu copia:

Formato Impreso: Un Corazón Libre y Sano

Formato Ebook: Un Corazón Libre y Sano

 

 

 

Aunque enfrentes momentos dolorosos, desafiantes y difíciles, tú tienes el poder para sanar tu corazón. En Sana Tu Corazón, Noemí escribe de corazón a corazón. Ella expresa, en una serie de cartas, aquello que ha funcionado en su vida para salir adelante de situaciones comunes que pueden haber roto tu corazón.

Sana Tu Corazón – Ebook – Digital

 

Su Palabra trae sanidad. Empieza a leerla. Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Días Guardando Su Palabra aquí:

Formato Impreso: Devocional Diario En Mi Corazón

Formato Ebook: Devocional Diario En Mi Corazón Ebook.

 

Publicado en Devocional, Estudio Biblico, La vida cristiana

Esto me ha roto el corazón…

En estos días hice algunas preguntas a un grupo de mujeres. Y las respuestas que he tenido a las preguntas que les hice, me han mostrado la gran cantidad de corazones rotos que sufren hoy por diferentes razones.

Cuando les pedí que completarán esta frase: “Esto me ha roto el corazón…”, recibí muchas respuestas. Entre las más destacadas estaban: Abusaron de mi sexualmente. Mi esposo fue infiel. No puedo tener un bebé. No sé como encontrar a mi pareja. Mi novio o esposo me dejó por otra.

Otras respondieron que su corazón estaba roto porque las utilizaron. Por la indiferencia de otros, la falta de amor y traición. Entre otras respuestas estaba el  haber perdido amistades y una que sobresalió fue, su corazón estaba roto porque se sentían culpable.

Sigue leyendo “Esto me ha roto el corazón…”

Publicado en Devocional, Estudio Biblico, La vida cristiana

El veredicto ha llegado… ¡Dios no es culpable!

En Octubre 3 de 1995 se leyó la sentencia en uno de los juicios denominados como el “juicio del siglo”. O. J. Simpson, un jugador de fútbol americano había sido acusado de haber asesinado a su esposa y a otro hombre.

Recuerdo los días de noticias en la televisión. La transmisión del juicio diariamente y la curiosidad que mantenía a muchos pendientes de los sucesos de ese juicio. Era como una telenovela, un capítulo diferente día a día que te dejaba con muchas ganas de ver el otro capítulo al dia siguiente.

Sigue leyendo “El veredicto ha llegado… ¡Dios no es culpable!”