Publicado en Blog, Devocional, La vida cristiana

Más de lo que te puedes imaginar…

En la serie de televisión “Perdidos” había un personaje que sufrió un accidente y quedó con sus piernas paralizadas. Estaba en una silla de ruedas. Su nombre era John Locke, pero lo llamaban por su apellido “Locke”.

En una escena, Locke, estaba queriendo hacer algo que por estar en su silla de ruedas la gente pensaba que no podía. Locke contestó muy enojado: ¡No me digas lo que puedo o no puedo hacer!

Creo que tenemos la tendencia a contestar así cuando alguien piensa que no podemos hacer algo.

Te confieso algo…

Cuando me han dicho que no puedo hacer algo, es como si me pusieran un fuego artificial en la parte de atrás, (lista para despegar) y así lanzarme al cielo y explotar.

Es que no me gusta que me lo digan y quiero al menos intentar hacerlo para demostrar que ¡sí puedo!

Jesús piensa que tú si puedes

Lo que sucede es que alguien nos dijo que no podemos. O quizá, nosotras mismas nos hemos dicho esta mentira y estamos viviendo la vida con esa derrota. Pensando que no podemos o nunca vamos a poder. ¡Mentira!

Dios sabe que tú si puedes. Él te hizo lo suficientemente capaz para lograr lo que quieres. La gente logra cosas que se propone todos los días. Aún gente con limitaciones de toda índole, logra lo que quiere.

En la Biblia, Dios dijo a su pueblo “No te desanimes” o “No temas”. Cuando lo dijo siempre había un contexto: el de ir a otro lugar, una nueva etapa o alguna victoria que les quería dar.

Lo interesante es que Dios daba instrucciones diciendo “No” a esto o a aquello, como si ellos tenían el poder para decidir no sentirse así. Tengo la sospecha que Dios sabía que podían tomar la decisión. Porque en el contexto, en cada mandato o instrucción, les dio la razón por la que no debían desanimarse o tener miedo: “Yo estoy contigo”.

Tú tienes poder para mucho más de lo que te imaginas.

Muchas veces prestamos oídos a nuestros miedos. Otras, miramos a nuestros fracasos del pasado, nos llenamos de pesimismo. Esto hace que el enemigo de nuestras almas, tome ventaja llenando nuestras mentes de mentiras.

El desánimo y los temores son algo real. No quiero minimizarlos. Pero sí quiero exaltar el poder que Dios te ha dado y que está en ti para no dejarte vencer tus miedos. Es más, creo que los podemos mirar como la motivación más grande: Para probarnos a nosotras mismas que sí podemos vencerlos y sobrepasarlos.

Tú tienes el poder de su Espíritu Santo en ti que está ayudándote a lograr eso para lo cual estás en esta tierra. Lo que no hemos hecho es hacer uso de ese poder que proviene de Su Palabra. Por esto necesitamos sumergirnos en leer, estudiar, memorizar y aplicar lo que dice. Sólo así vamos a disfrutar de los frutos que produce:

“Al que puede hacer muchísimo más que todo
lo que podamos imaginarnos o pedir,
por el poder que obra eficazmente en nosotros”
Efesios 3:20 (NVI)

¡Su Palabra transforma tu vida! Repite esto: ¡Su Palabra transforma mi vida!

Lo hizo conmigo y lo sigue haciendo. Sin ella, no estaría disfrutando de la vida y de los logros que tengo hasta hoy. Ha sido Jesús por medio de Su Palabra que me ha llevado a sitios de esperanza, ánimo, valor, fe en acción y grandes logros en todas las áreas de mi vida.

¿Qué vas a hacer diferente en en el nuevo año?

MANTÉNME INFORMADA SOBRE NUEVOS RECURSOS
PRESIONA AQUÍ

 

Otros recursos de ayuda:

Descarga GRATIS el Plan de Lectura de la Palabra de Dios de 22 Días


¿Quieres conversar con Noemí sobre tu situación? Presiona abajo:
Quiero conversar con Noemí

 

Estos tres libros digitales son de suma importancia en tu cuesta por alcanzar la transformación de tu corazón. Dios tiene el poder para sanar, liberar y restaurar el corazón de cualquier persona que se acerca a Él.

Quiero estos libros ahora mismo- Presiona aquí

 

4 comentarios sobre “Más de lo que te puedes imaginar…

  1. Comenzar un nuevo año es un reto grande pero también un regalo de bendición de Dios..Mi meta es seguir creciendo en conocimiento y sabiduría, entre más me capacite más útil sere para el Reino de Dios , recordando que nunca es demasiado tarde, para comenzar a hacerlo, aunque estemos cansadas, lo cierto es que el cansancio va y viene, pero el conocimiento y la sabiduria permanecerán, Siempre agarrada de la mano del Señor y reconociéndole en todos mis caminos porque separada de El nada podre hacer..
    Saludosy bendiciones

  2. hola Noemí gracias por estos recursos este año mi eta es crecer espiritualmente, tener dominio propio

Los comentarios están cerrados.