¿Qué puedes hacer mientras esperas?

En Agosto 6 del 2010, una tragedia en Copiapó, Chile marcó la vida de muchas familias.

En esta tragedia, 33 mineros quedaron atrapados en un derrumbe dentro de una cueva. Estuvieron en 700 metros de profundidad por 69 días hasta que fueron rescatados en Octubre 13 del 2010.

Cuando les preguntaron cuántos estaban allí atrapados, Jimmy Sanchez, uno de los mineros atrapados, envió una carta en dónde decía: “Somos 34 aquí abajo, porque Dios nunca nos ha dejado”. Seguir leyendo “¿Qué puedes hacer mientras esperas?”

No te dejes derrumbar

Hace cinco años, en Febrero 12 del 2014, en el Museo Nacional de Coverttes en Kentucky, se produjo una tragedia.

En la medianoche empezó a sonar la alarma. Un hoyo (sinkhole) se abrió que produjo un derrumbe en dónde estaban estos carros caros en exhibición.

El hoyo fue inmenso con unos 10 metros de profundidad y 12 metros de diámetro. Empezaron a sacar de ese hueco a estos carros ya destruidos. Carros que costaban más un millón de dólares ahora estaban en escombros. Seguir leyendo “No te dejes derrumbar”

Tu gigante está por caer

Hace más o menos un mes, estuve en una conferencia en mi iglesia local en dónde un invitado especial compartió un mensaje que me llegó al corazón.

Fue en los momentos de mi vida en dónde me sentía abandonada por Dios. Fíjate que digo “me sentía”, porque Dios nunca nos abandona. Podemos sentirnos así pero esa no es la realidad.

El invitado especial compartió algo muy interesante que no sabía y que me hizo ver que Jesús tiene más cuidado de ti y de mí del que te imaginas o imagino. Seguir leyendo “Tu gigante está por caer”

Transformando “días malos” en “días de victoria”

 

¿Tienes días malos?

Te soy sincera… Tengo días malos y buenos. Si alguna vez haz pensado que mi vida está libre de problemas, debo corregirte, no lo es.

Si piensas que lo que comparto es porque todo anda de maravillas. Debo corregirte otra vez, no es cierto. Tengo problemas, tengo decepciones, también tengo tristezas y dolor. No lo tengo todo bajo control.

Si esto te suena común, si te puedes identificar conmigo, entonces sigue leyendo…

Seguir leyendo “Transformando “días malos” en “días de victoria””