Descansar… Descansar… Descansar… en medio de alguna espera, nos parece imposible.

A veces, queremos hacerlo pero no podemos. Nuestras ansiedades y deseos de que las cosas lleguen ayer, no nos permiten hacerlo y empezamos a perder la batalla.

En ocasiones, queremos ayudar a Dios para que se apure y haga lo que queremos. Pero, Él nos dice: “Espera, estoy trabajando en medio de tu espera”

Sé lo que es esperar, esperar y esperar y no ver lo que esperamos. Creo que si estás leyendo esto, sabes de lo que estoy hablando. Esperar no es fácil. Nos cuesta, nos entristece y nos desanima. A veces, el no esperar nos puede hasta llevar por caminos equivocados de dónde Dios tiene que sacarnos y reclamar nuestra atención.

Hay ocasiones en que he sentido como si Dios me ha dejado esperando en la luz amarilla del semáforo. Que mi vida está en suspenso y que aquellas promesas que algún día creí, son sólo palabras que nunca se harán realidad. ¿Te relacionas?

Pero esto, sólo proviene de un corazón que no ha aprendido totalmente a confiar en su Dios. Los momentos de espera en Dios podemos aprovecharlos o también desaprovecharlos. Te preguntarás ¿cómo?

He comprendido que cuando no tengo lo que deseo, hay algo mayor que es… “lo que Dios quiere hacer en mí”. Si has estado confiando en el versículo que dice que para Dios no hay nada imposible, te ánimo a seguir confiando. Pero eso no es una licencia, para que durante nuestra espera, dejemos pasar la gran oportunidad que Dios nos está dando para fortalecer nuestra relación con Él. Isaías 40:31 dice:

“Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas;
levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”

Esa espera de la que este versículo habla no es sentarse a esperar sin hacer nada. Más bien es una espera activa. Una que se esfuerza por renovar sus fuerzas en Dios. Esa fuerza que proviene de Su Palabra para ti y para mí.

La palabra traducida “esperan” es la palabra Hebrea “qavah”: “Un verbo que significa esperar por, buscar por, tener esperanza por”. Me llamó la atención lo que dice un diccionario: “La palabra se usa para indicar dependencia de y ordenar las actividades en torno a un evento futuro” (Traducido, The Complete Word Study Dictionary, Old Testament, p.986).

Cuando esperamos en Dios no vamos a ser decepcionadas. Si no sucede eso que esperamos en el tiempo deseado, el Señor se compromete a darnos las fuerzas mientras pasamos por la espera. Esto es, las fuerzas que se necesitan para esperar el tiempo necesario.

Lo interesante de la definición es que esa persona que espera, “está ordenando sus actividades en torno a un evento futuro”. Esto es confianza que actúa y que se mueve.

Es decir, no es una simple espera. Es más bien una espera productiva obteniendo esas fuerzas que Dios ha prometido dar. Dios nos las dará cuando nosotras estemos activamente buscándolas. Si nos sentamos a esperar solamente, ¿cómo nos dará Dios la fortaleza que necesitamos? Es aquí cuando Mateo 6:33 toma un significado más claro:

“Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás
y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten”

Esa búsqueda se ve en lo que hacemos con nuestro tiempo y relación con Dios. El que espera busca a Dios más de cerca. Se acerca más a Él. Se deleita en Él:

“Deléitate en el Señor, y él te concederá
los deseos de tu corazón”
Salmos 37:4

El énfasis de este versículo no está en que Dios nos va a dar lo que queremos, aunque esto es cierto porque Él es Proveedor. Pero hay una condición para esto: “Deleitarse en el Señor”. Esto es primero. No se puede alterar el órden. No hay magia en repetir este versículo sin hacer lo que nos toca primero.

Te soy sincera, he estado en tus mismos zapatos. Quiero algo que no llega y esperar se torna en un tormento y hasta en desánimo espiritual. Lo que algunas de nosotras hacemos, es descuidar leer o estudiar Su Palabra. Lo hacemos como si con esto castigáramos a Dios. Cuando en realidad nosotras somos las que perdemos.

He aprendido que si nuestra mente está fija en lo que no tenemos o en lo que será tener eso que queremos; siempre nos olvidaremos de vivir el presente. Es en el presente en dónde Dios quiere hacer grandes cosas en ti y en mí.

Hoy es un buen día para decirle al Señor que ponga en ti el ardiente deseo de conocer a Jesús más íntimamente. De fortalecer tu relación con Él por medio de Su Palabra. Tú y yo no podemos imaginarnos lo que Dios quiere hacer en nosotras mientras esperamos.

Si estás esperando, fortalece tu fe y relación con Dios. Deleítate en Él. Para las que hacen esto, Dios renovará sus fuerzas. Ellas son los que experimentarán, lo que Isaías 40:31 nos dijo: “Pero los que esperan en Jehová, tendrán nuesvas fuerzas”.

Recuerda, Dios está trabajando en tu espera.

“Mis pensamientos no se parecen en nada a sus pensamientos —dice el Señor—.   Y mis caminos están muy por encima de lo que pudieran imaginarse” Isaías 55:8. NTV

Deja un comentario y dinos si tienes una petición de oración, queremos orar por ti. También dinos como te ayuda esto hoy.

 

La Palabra de Dios tiene “todo” lo que necesitamos para guiarnos en medio de los problemas que estamos enfrentando. Entabla una relación con Él a través de Su Palabra. Mi nuevo libro “Muéstrame el Camino”, “Cómo encontrar dirección de Dios en medio de problemas”, estará disponible muy pronto.

 

 

 

Aunque enfrentes momentos dolorosos, desafiantes y difíciles, tú tienes el poder para sanar tu corazón. En Sana Tu Corazón, Noemí escribe de corazón a corazón. Ella expresa, en una serie de cartas, aquello que ha funcionado en su vida para salir adelante de situaciones comunes que pueden haber roto tu corazón.

Sana Tu Corazón – Ebook – Digital

 

 

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Días Guardando Su Palabra – Tapa Blanda

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Díasa Guardando Su Palabra – Digital Ebook

Con 52 Devocionales y Oraciones para todo el año, este devocional te ayudará a mantener tu mente y corazón en la Palabra de Dios. Día a Día tendrás la oportunidad de meditar y aplicarla en tu diario caminar. ¡Adquiere tu copia hoy mismo!

 

Ponle fecha a tu evento este nuevo año. Nos encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

 

 

 

27 thoughts

  1. Muchas gracias Noemi tu mensaje dirigido por Dios llego a mi vida Justo cuando más lo necesitaba,wao me sorprendi pero entendí que Dios toco tu corazón,Te pido mucha oración por mi y mi familia,por compañero David Warrick,Gracias!A sido de Bendiciones su mensajes hoy,Dios te bendiga siempre,abrazos🙏❤

  2. Hola gracias por compartir el recurso sobre la espera, en términos humanos no es fácil, pero he aprendido que la espera me lleva a un lugar llamado paciencia, confiando en su palabra de fe y esperanza.

    1. Gracias Yolanda por tu comentario. En los momentos de espera Dios quiere que nos acerquemos a Él. Es el mejor lugar seguro para ser fortalecidas en nuestra fe. Dios es fiel y siempre llega a tiempo. Que Dios llene tu corazón de su presencia hoy.

  3. DIOS LES BENDIGA!.. ASÍ ES LA ESPERA ES DIFÍCIL PERO MUCHAS VECES ES LO MEJOR QUE PODEMOS HACER ESPERAR EN DIOS….YO AQUÍ SIGO ESPERANDO CON TODA LA FE DEL MUNDO QUE EL LO HARÁ! Y ENTENDIENDO QUE NOSOTROS TENEMOS QUE OBEDECER SU PALABRA Y BUSCAR MAS DE EL, CLAMARLE Y FORTALECERNOS, PONERNOS SU ARMADURA Y A PELEAR LA BUENA BATALLA ,LA FE.
    pido oración primeramente para mi vida espiritual… un anhelo de mi corazón es que mi esposo busque de DIOS y se convierta a CRISTO que lo reconozca como señor y salvador… el y mis tres hijos. también si me regalan una oración para restauración de matrimonio y DIOS sane las heridas de su corazón de mis hijos…la prueba es grande, pero mas grande es mi DIOS y espero en EL .EL sane mis heridas y restaure mi familia en el nombre maravilloso de nuestro señor JESUCRISTO amen!!!

    1. Gracias Eunice por dejar un comentario. Estaremos orando por tu familia como lo has pedido. Además le pediremos al Señor lleve adelante el propósito para el cual estás en esta tierra. Que te fortalezca cada día y que su guía esté presente en cada paso que des. Dios te bendiga mucho en este nuevo año.

  4. Muchas gracias Noemí! Es hermoso saber que no sólo tú eres la desesperada, y que podemos aprender a esperar en la quietud de nuestros pensamientos en el Señor, claro que no es un proceso que se da de la noche a la mañana pero los resultados serán hermosos. Retadora esta palabra que nos llama a ser pacientes, un abrazo fuerte, Dios te bendiga

    1. Gracias Norita por comentar aquí. Así es, todas en algún momento pasamos por situaciones similares y por esto podemos consolarnos unas a otras con la misma consolación con que somos consolados (2 Corintios 1:4). Doy gracias porque su Palabra es la que trae esta tranquilidad en medio de la espera a nuestras vidas. Que tengas un buen fin de semana.

  5. Gracias por compartir palabras tan bonita y la promesa que Dios nos tiene para cada una. Me es especial por que estoy en la espera y las oraciones y las cargas que puedo tener se las dejo a el pero en ocasiones es difícil y tener estas palabra de devuelven al sentido y el propósito de todo. Les Bendigo y gracias son especiales para mi

    1. Hola Pitufart: Gracias por compartir este comentario. ¡Bienvenida! Dios siempre tiene palabras de conforte y consuelo para todos los que se acercan a Él. Es hermoso saber que esta verdad de Santiago 4:8 que dice: “Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes” es una realidad en tu vida y en la mía. Oro por ti, que Dios te bendiga mucho más con Su Palabra este año.

  6. Muchas gracias por esta palabra, esperar es difícil así sea en una cola o en una simple cita médica; no se diga en medio de una dificultad, queremos que Dios actué y rápido, lo que más me impactó es que debemos esperar actuando, poner de nuestra parte y buscar y poner a Dios primero. Muchas gracias!!!
    Bendiciones

    1. Estoy de acuerdo contigo. Esta palabra me hizo reflexionar en que en la espera debo estar activa y esa es la clave para que que la espera no le desespere!!! Gracias por el mensaje. Dios los bendiga!!!!

      1. Hola Lucrecia: Gracias por tu comentario. Es cierto lo que dices. Nuestra espera no debe ser inactiva. Más bien, buscamos más a Dios en medio de ella. Esto es lo que nos garantiza ganancia. Nuestra fe se afirma y la esperanza se aviva en medio de cualquier espera. Y esto lo hace Dios en nosotras por medio de Su Palabra: “Estoy agotado de tanto esperar a que me rescates pero he puesto mi esperanza en tu palabra” Salmos 119:81. Encuéntralo en su Palabra. ¡Es la clave!

    2. Hola Patty: Gracias por tu comentario. Tienes mucha razón. Esperar no es nada fácil. Y si la espera no fuera para algo beneficioso estaríamos peor. Lo hermoso de la espera es que no es para siempre. Así como el centinela espera la mañana con ansias, nosotros esperamos MÁS que el Señor se aparezca en nuestra situación también. Esto se logra cuando nuestra relación con Él se fortalece primero: “Con toda mi alma espero al Señor, y confío en su palabra. Yo espero al Señor más que los centinelas a la mañana” Salmos 130:5-6

  7. Esperar siempre cuesta, pero cuando esperamos en Dios y en Su Palabra tenemos la certeza de que nuestra espera no es en vano!!!
    Él está trabajando en mi espera…
    Bendiciones!!!

    1. Hola Paola: Gracias por compartir. Tienes mucha razón, la espera no es en vano. Lo mejor que podemos hacer es aprovechar estos momentos para conocerlo más. Viene a mi mente lo que Oseas 6:3 dice: “¡Oh, si conociéramos al Señor! Esforcémonos por conocerlo.
      Él nos responderá, tan cierto como viene el amanecer o llegan las lluvias a comienzos de la primavera”. Esta es nuestra esperanza en medio de la espera. Si nos esforzamos en conocerlo, ¡Él va a responder!

    1. Hola Reina: Gracias por tu comentario. En los días cuando parece que estamos en luz amarilla, es confortable saber que la luz verde va a llegar. Pero mientras estamos en la luz amarilla, hay algo que nos quiere dar… Más de Él.

  8. Hola,

    Justo en un momento muy delicado después de llevar tiempo orando y confiando me ha llegado las peores noticias sobre el asunto. Después de 4 días de ayuno y oración, agotada, he recibido este pensamientonque has compartido y me ha llenado de fuerzas para continuar. Gracias.

    1. Hola Maggie: Gracias por compartir. Estoy orando que Dios continue confortando tu corazón con esperanza y paz en medio de tu situación difícil. Aunque las cosas parecen imposibles, la mano fuerte de nuestro Dios no se ha acortado para salvar. Que Dios reavive tu fe y confianza en Él hoy. “¡Escuchen! El brazo del Señor no es demasiado débil para no salvarlos, ni su oído demasiado sordo para no oír su clamor” Isaías 59:1

  9. Es increíble como Dios me ministra por medio de ustedes. Muchas gracias por cada una de sus publicaciones, el tiempo de espera no es fácil más cuando la sociedad nos coloca plazos para estar casadas o ser madres pero leerlas me ayuda a colocar mi confianza únicamente en Dios.
    Muchas Bendiciones

    1. Hola Natalia: Es una alegría recibir comentarios como éstos que dan gloria a Dios por Su Palabra tan oportuna para cada persona. Que el Señor siga hablándote como lo hace. Estás en nuestras oraciones. El Señor conoce lo que esperas y confiamos en su gran amor para darte lo que deseas. Fortalece tu relación con Él, lo demás llegará como lo dice Su Palabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.