Publicado en Blog, Devocional, La vida cristiana

¡Dios no se ha olvidado de ti!

Hay ocasiones en que no he podido recordar el nombre de una persona. El otro día estaba en un almacén que frecuento. Conozco al Manager y hemos conversado algunas veces. Su nombre es tan díficil de recordar que un día él me dio una asociación para que se me hiciera más fácil recordarlo.

Te cuento que ayer, ¡ni siquiera me acordaba del nombre de la asociación! Lo tenía al pie de la lengua pero no me salía. Así que busqué a otra persona en el almacén y enseguida me lo recordó. A lo mejor me dirás… ¡Es la edad, Noemí!

Sigue leyendo “¡Dios no se ha olvidado de ti!”