Publicado en Uncategorized

La NOTICIA que no HA CAMBIADO

Una melodía que escuché el Viernes Santo se titula: “Vía Dolorosa”.

Es la vía que Jesús transitó para dar su vida en rescate por muchos.

Una vía que lo llevó a despojarse a sí mismo de todo lo que tenía, inclusive ser igual a Dios como dice Filipenses 2.

Jesús no escatimó nada para sacrificarse por un mundo que muere en pecado.

No hay mayor sacrificio.

¡Esta noticia no ha cambiado!

CON O SIN EL CORONAVIRUS, JESÚS ES EL CAMINO

Las noticias del coronavirus cambian día a día.  Si haz estado siguiendo las noticias, ves como cambian cada minuto, hora y todos los días.

Aunque nuestras vidas han cambiado totalmente. Aunque la manera en que nos relacionamos ha cambiado. Aunque la forma de ganarnos la vida cambió de un momento a otro. Aunque tu salud, o la de muchos, fue alterada por el virus. Aunque hayamos experimentado pérdida de alguna manera. Hay algo que no ha cambiado.

Hay gente que se esmera por buscar caminos para llegar a Dios por todos lados. La Biblia describe la clase de caminos que no llevan a Dios como caminos de muerte.

“Delante de cada persona hay un camino
que parece correcto, pero termina en muerte.

Proverbios 14:12

Además, hay muchos que deciden ignorar el camino que Dios nos dio para llegar a Él. Ellos escogen sus propios caminos, y en lugar de acercarse a Dios, se van por malos caminos.

Pero el camino de los perversos es como la más densa oscuridad;
ni siquiera saben con qué tropiezan.

Proverbios 4:19

Hay un mejor camino para llegar a Dios. Ese camino es Jesús. Su Palabra dice que tú y yo debemos buscar ese camino y nos dice la diferencia entre dos caminos:

“Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran” Mateo 7:13-14 (NVI)

¿En qué camino estás tú hoy?

Jesús sigue siendo el CAMINO al Padre.

CON O SIN CORONAVIRUS, JESÚS ES LA VERDAD

Mucha gente, de todas partes el mundo, se ha levantado para ponerse delante de un teléfono, tableta o computadora para crear un video. Muchos se denominan profetas y hasta proclaman nuevas revelaciones que Dios les ha dado sólo a ellos. Te doy un consejo: No pierdas el tiempo entreteniéndote con gente que no te dice la verdad. Que creen que por sus griteríos están comunicando la verdad de Dios.

La verdad de Dios no ha cambiado. Cuando Jesús oró a su Padre por sus discípulos, hay una petición que estuvo en sus labios y que es la misma por ti y por mí:

“Hazlos santos con tu verdad; enséñales tu palabra, la cual es verdad”
Juan 17:17 (NTV)

Jesús es la Palabra de Dios en carne, la cual es verdad. Así lo dice Juan capítulo uno.

Jesús vino para encarnar la verdad de Dios y para que todo el mundo tuviera acceso al Padre. Jesús es la Verdad que Dios quiere que conozcamos en su Palabra.

¿Qué clase de efecto de vida debe tener en nosotros el que Jesús es la Verdad?

La oración de Jesús al Padre que leímos nos deja ver que no tú y yo tenemos un llamado. Ese llamado es que conozcamos la Verdad. Que conozcamos a Jesús, no sólo como Salvador, sino Tambien en la vida que quiere que vivamos. Esa vida que está en su Palabra.

Es tu responsabilidad y la mía conocer a Jesús, la Verdad,. Conocer la verdad de su Palabra que nos enseña vivir. Nuestras vidas nunca serán las mismas, si dejamos que su Palabra, que es la verdad, nos transforme.

“Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres”
Juan 8:32

¿Estás conociendo a Jesús, la Verdad, en su Palabra que es Verdad?

Jesus sigue siendo la VERDAD que nos lleva al Padre.

CON O SIN CORONAVIRUS, JESUS ES LA VIDA

Quizá, la vida te cambió de un momento a otro en todo sentido con el coronavirus. Hoy te encuentras en incertidumbre y sin saber qué va a pasar. Los temores se han acrecentado, la confianza y fe en Dios están siendo amenazadas.

No olvides nunca que Jesús vino para que tengamos vida. Así lo dice su Palabra:

“Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia”
Juan 10:10 (NVI)

Hasta el último momento de su muerte en la cruz, Jesús dio vida. ¿Recuerdas al ladrón que fue crucificado con Jesús? Este hombre estaba a punto de morir. Jesús escuchó lo que el ladrón dijo sobre Él y extendió su mano salvadora para decirle: “Hoy estarás conmigo en el paraíso”. (Lucas 23:43).

Este es el mismo Jesús que siempre da vida. Cuando parece que ya no damos más. Cuando la vida nos ha tratado mal y nos quita las ganas de vivir, Jesús viene para decirnos:

“Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera;
 y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás”
Juan 11:25-26 (NVI)

Este es un mensaje de esperanza para todo aquel que lo necesita. Jesús siempre llega para dar vida a los lugares en dónde sólo hay cenizas. Jesús llega para avivar a los que han perdido la fe. Jesús llega para renovar fuerzas y restaurar corazones que han sido maltratados. Jesús llega para dar nuevos comienzos a quienes creen que todo está terminado.

“Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos” 2 Corintios 4:8-9 (NVI)

Esta es la diferencia en medio de la situación que enfrentas hoy. Tienes la vida asegurada con Aquel que venció la muerte. Con aquel vino a morir con un propósito: Darte vida y en abundancia.

¿Qué significa esto para ti y para mí hoy?

Jesús es la VIDA que buscamos.

JESUS QUIERE QUE VIVAS LA VIDA FELIZ Y CON ÉXITO

Ciertamente, Jesús resucitó. Ahora vive para interceder por ti y por mi ante el Padre. Esta verdad es lo que nos mantiene viviendo aunque las dificultades de la vida nos agobien.

“Por eso también puede salvar por completo a los que por medio de él
se acercan a Dios, ya que vive siempre para interceder por ellos”
Hebreos 7:25 (NVI)

“Vive siempre para interceder por ellos”. Esto ha significado mucho en mi vida. En especial, en estos últimos meses. A lo mejor tú necesitas recordarlo también.

Tú y yo tenemos a un intercesor que habla sobre nosotros a Dios. Imagínalo sentado al lado de Dios y le susurra al oído: “Mira a (Tu nombre), ella necesita, ella quiere, ella…”

¿Qué le quieres pedir a Dios hoy? Jesús está listo para interceder por ti.

Él vive para esto!

Deja un comentario y dime ¿qué es lo que Dios te ha dicho a ti con esto?

 

QUIERO CONOCER MÁS A JESÚS Y SU PALABRA – PRESIONA AQUÍ

 

Otros recursos de ayuda:

Descarga GRATIS el Plan de Lectura de la Palabra de Dios de 22 Días 


¿Quieres conversar con Noemí sobre tu situación? Presiona abajo:
Quiero conversar con Noemí

 

Estos tres libros digitales son de suma importancia en tu cuesta por alcanzar la transformación de tu corazón. Dios tiene el poder para sanar, liberar y restaurar el corazón de cualquier persona que se acerca a Él.

Quiero estos libros ahora mismo- Presiona aquí