Para ganar… Hay que pagar el precio

El otro día leí esto:

«Caminos difíciles, a menudo conducen a hermosos destinos».

Quizá, tú puedes decir que estás de acuerdo con esto. Creo que es una verdad que muchos han experimentado en sus propias vidas. Alguien dijo también: «No hay ganancia sin dolor». Esto también ha sido verdad en mi propia vida.

El mundo en que vivimos nos está entrenando a querer ganar sin tener que invertir o pagar el precio. Esto es, sin tener que sudar para poder ganar.

Queremos el triunfo y éxito a tiempo de microondas, es decir instantáneo. No nos gusta esperar. Cualquier cosa que deseamos, la queremos ya, rápido o ayer, y no estoy tirando la primera piedra.

Lastimosamente, esto es así. Pocos son los que están dispuestos a pagar el precio para vivir la vida que quieren.

Seguir leyendo «Para ganar… Hay que pagar el precio»