Publicado en Blog, Devocional, La vida cristiana

Tú escoges la vida que quieres

Marla Runyan es una mujer que ha logrado mucho en la vida. Escribió un libro y también sacó un Master. También ha competido en las Olimpiadas y fue la primera mujer americana que corrió una Marathon en Nueva York en el 2002 y terminó con 2 horas y 27 minutos.

Lo interesante de Marla es que ella ha logrado todo esto, a pesar de que es ciega.  A la edad de nueve años a Marla le diagnosticaron una enfermedad que iba a deteriorar su visión poco a poco. A Marla le encantaba correr desde niña.

A través de los años, Marla ha demostrado ser una atleta extraordinaria y una de las mujeres más rápidas para correr en todo el mundo, aunque nunca ha podido ver la línea de meta.

Marla escribió en su libro esto sobre su ceguera:

“Mi ceguera, no sólo me forzó a probar mi competencia, pero me empujó a lograr. Me ha dado regalos, como voluntad y compromiso que uso todos los días”.

Cuando leí la historia de Marla me di cuenta que mis quejas y berrinches no son nada comparado con lo que esta mujer ha podido lograr porque se lo propuso a pesar de su limitación. Marla no se fijó en la pérdida que había sufrido, más bien sintió gratitud por lo que la falta de visión le regaló.

A veces, podemos sentirnos como víctimas y pensamos que merecemos mejores cosas que las que tenemos. La vida me ha enseñado que aunque ser grato, en circunstancias duras, requiere esfuerzo, no es imposible ni tampoco difícil. Podemos aprender a vivir agradecidas desarrollando nuevos hábitos.

Eres más afortunada que el un billón de personas en el mundo que no sabe leer. Empieza a ver lo bueno en otras personas y en ti. Mira lo bueno que sí hay en el mundo, y empieza a dar gracias por lo que tienes.

Marla , escogió la vida que quería a pesar de su ceguera. Desde temprana edad empezó a competir en carreras ganando medallas a y través de su vida lo continuó haciendo.

Este es un buen ejemplo que nos invita a dejar a un lado ese sentimiento de víctima. Nos llama a intercambiar ese sentimiento por una mujer que sabe lo que quiere. Una mujer que se compromete y tiene la voluntad para vencer obstáculos. Que hace el trabajo requerido e inversión en sí misma para alcanzar sus metas y sueños.

No hay tiempo para vivir en el lamento, el remordimiento o la culpa. Tú no tienes tiempo para vivir con temor, falta de compromiso o voluntad. Cada vez que me veo en el espejo, pienso que los días siguen pasando y tengo que aprovechar el tiempo como dice la Palabra de Dios:

“Por lo tanto, cuiden mucho su comportamiento. No vivan neciamente, sino con sabiduría. Aprovechen bien este momento decisivo, porque los días son malos”
Efesios 5:15-16 (DHH)

Otra versión dice: “Saquen el mayor provecho de cada oportunidad” NTV), y otra dice: “Aprovechen al máximo cada momento oportuno” (NVI).

Tú escoges la vida que quieres…

Una autora dijo lo siguiente: 

“Cuando cambias tu creencia, lo cambias todo”

En el caso de Marla, ella escogió ver su limitación como un regalo y esto la llevó a lograr mucho en su vida. En lugar de quedarse en el lamento, ella se llenó de voluntad y compromiso para vivir la vida como la quería vivir.

Cualquier pensamiento negativo que te está deteniendo de hacer algo por ti misma, tiene que ser desechado. Nuestras creencias nos estimulan o nos detienen para vivir la vida a plenitud.

La vida que quieres está en tus manos escogerla. Nadie más es responsable de darte la vida que quieres disfrutar. No te la dará tu esposo, tus hijos, tus amigos, tus pastores o maestros.

¿Quieres avanzar en el nuevo año hacia eso que quieres en la vida?

Únete como miembro al Proyecto LEMA si quieres llevar adelante tus metas y así vivir la vida para la cual estás aquí en esta tierra.

Quiero la Membresía GRATIS

 

Deja un comentario y dime que estás haciendo para avanzar.

Si te gusta lo que acabas de leer, recibe estos artículos directamente a tu correo electrónico, presiona aquí:

Quiero recibir más artículos como éstos.

 

Este devocional es una herramienta indispensable en tu cuesta por conocer a Jesús. Cuando lees su Palabra, cuando estás avanzando en el conocimiento de Dios y su plan para descubrir la vida que Él quiere para ti. En este libro, Noemí te ayuda a leer, estudiar, memorizar y a poner a la práctica lo que lees. Para tener tu copia presiona aquí: “Devocional Diario En Mi Corazón – 365 Días Guardando Su Palabra”

 

 

 

 

 

 

 

Ponle fecha a tu evento este año. Me encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

2 comentarios sobre “Tú escoges la vida que quieres

  1. Tengo mucho que seguir aprendiendo y poner en practica el dejar la queja por el agradecimiento y enfocarme en lo positivo. Gracias por la enseñanza y las proximas por venir. Ya estoy registrada. Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .