Hoy 21 de Noviembre es un gran día. Un día de aniversario para nosotros los que formamos El Rinconcito de la Paz y el Proyecto LEMA, y tú estás incluida.

Felicítate ti misma y dile a otra persona, en este momento, ¡Estoy de aniversario! para que te feliciten. Porque estar aquí en este sitio va a transformar tu vida y te llevará a lugares que ni te imaginas, en lo personal, espiritual, emocional y otras áreas de tu vida.

Tú estás aquí para formar parte de una gran comunidad de mujeres que quieren vivir la vida como Dios la planeó y la describió en su Palabra.

Tú estás aquí porque Dios te dio un propósito para vivir y lo quieres llevar a cabo. Tú estás aquí porque tienes algo que aportar a la gente que te rodea y para esto tienes que prepararte y llegar a ser la mujer que siempre has querido ser y que Dios ha querido que seas. Pero hay algo que te está deteniendo para lograrlo…

¡Momento de confesión!

Por mucho tiempo viví en la insatisfacción. Esto causó grandes apegos de mi vida hacia cosas que sólo me estaban haciendo perder el tiempo. Cosas que no lograban satisfacer el constante vacío de mi corazón.

Mis creencias y lo que me habían enseñado marcaron mi vida con limitaciones que dictaron la manera en que vivía día a día.

Durante los últimos años he aprendido muchísimo sobre cómo se vive la vida para poder obtener los resultados que deseamos. Me he educado con recursos de toda índole para darme la oportunidad de ver más allá de lo que está en frente mío y lo que es posible si tan sólo me esfuerzo y me dedico a lograrlo.

Descubrí que habían TRES EXCUSAS que me paralizaban…

Mientras estaba en la insatisfacción pensaba que Dios era el culpable porque no había escuchado mis oraciones. Que su propósito era que yo aprendiera las lecciones que no había aprendido y por eso sufría. Que Dios tenía que darme un plan o abrir una puerta para que yo pasara por allí y todo será mucho mejor… Viviría feliz y para siempre…

¡Qué equivocada que estaba! (Nota que está enfatizado, porque esto es cierto)

Equivocada porque Dios no era el culpable de mi insatisfacción con la vida. Dios no me estaba enseñando lecciones (claro que lo hace cuando lo necesitamos). Pero el sufrimiento que sentía, no era su culpa tampoco. Además, Dios ya ha mostrado en su Palabra, su plan y cómo hacer para vivir esta vida con éxito y feliz. No era un secreto que Dios tenía que revelarme.

LAS TRES EXCUSAS QUE  DESCUBRÍ Y QUE TE ESTÁN ROBANDO TUS SUEÑOS…

La primera excusa: No tengo tiempo.

Yo prefería pasarme el tiempo haciendo lo fácil, lo que no requería ni siquiera que pensar. Lo que no requería compromiso, ni tampoco esfuerzo. Podía pasarme horas en cosas que sólo me hacían perder el tiempo. El tiempo se me fue en trivialidades que no me ayudaron en nada a avanzar hacia la vida que quería. Es más, esas cosas me llevaron a la depresión, y me robaron las ganas de vivir. ¡No dejes que te pase esto a ti!

¿No tienes tiempo? Tú yo tenemos 24 horas cada día. Lo que hacemos con este tiempo es nuestra responsabilidad y de nadie más. Somos las responsables de escoger lo que hacemos con estas 24 horas.

En un estudio de Nielsen estadístico, se dice que las personas de 18 años y más, que viven en Los Estados Unidos, miran la televisión, escuchan la radio y están en sus teléfonos 10 horas y media al día. Considerando que la gente está despierta entre 16 y 18 horas, esto parece alarmante. Algunas de esas horas se hacen mientras estamos haciendo otras cosas.

Lo que podemos ver claramente en esta estadística es que tú y yo si tenemos tiempo. Tu tienes tiempo para eso que quieres darle tiempo y que te importa.

“Si es importante para mi, separaré tiempo. Si no, haré un excusa”

La segunda excusa: No tengo dinero

Si me hubieras escuchado a mi hace algunos años, esta era mi excusa favorita para no hacer lo que iba a demandar compromiso de mi parte. Es más, me podrías calificar de mentirosa porque sí tenía el dinero. Simplemente no quería, por tacaña, hacer eso que requería inversión monetaria de mi parte.

A veces, he sentido mucha convicción cuando alguien expresa su necesidad monetaria frente a un grupo de cristianos y lo que hacemos es orar por esa persona. Ni siquiera se nos ocurre que a lo mejor estamos allí para ser la respuesta a esa oración, abriendo la mano y dando el dinero, sino todo, algo con que ayudar. Nuestra excusa… “No tengo dinero”. Si lo tuviera, lo hiciera o se lo daría.

Déjame hablarte seriamente aquí. Tú nunca lograrás lo que quieres si usas esta excusa para todo lo importante y que sabes te va a beneficiar. Un autor dijo lo siguiente:

“No se trata de tus recursos, se trata de ingenio”

Esto quiere decir que si quieres tener el dinero para hacer algo que te va a  beneficiar y que sabes es lo que quieres, entonces vas a conseguir ese dinero de dónde sea. Tú eres ingeniosa, nadie puede negar esto. Porque cuando haz querido algo y si te lo haz propuesto lo logras. A lo mejor te toca vender algo que no usas. O, quizá no salir a comerte un lunch o ese café y ahorrar esa cantidad en su lugar. Hacer un trabajo para alguien o simplemente hacer un esfuerzo gastando menos.

La lista es inmensa. Lo que está deteniéndote y paralizándote no es algo externo, es interno. Tus pensamientos que te dicen que “no tienes dinero”, cuando en realidad si lo puedes conseguir o ya lo tienes para invertir en lo que quieres lograr o que te va ayudar a lograrlo. Las personas que invierten en sí mismas son las que ven resultados.

La tercera excusa: No sé cómo o por dónde empezar.

En realidad, esta excusa es para quienes quieren evadir hacer algo diferente que los lleve hacia dónde quieren llegar. Esta excusa es para quienes sabiendo lo que tienen que hacer se hacen los que están confundidos y prefieren seguir en las mismas. No tiene peso.

Es más, si tú estás diciéndote esto, despierta. No es tiempo de lamentarse con esta excusa. Tampoco hay tiempo para que lo desperdicies diciéndote esto. Tú sí sabes lo que tienes que hacer. La pregunta es: ¿Lo vas a hacer o no?

Es imprescindible que tú empieces a salir con victoria de estas tres excusas que sólo te paralizan. Cuando lo hagas, te darás cuenta que tus sueños y esos deseos que anhelas los haz estado postergando y rompiendo tú misma con estas excusas.

“Por sobre todo, sé la heroína de tu vida, no la víctima”
Nora Ephron

El Curso que voy a dar del 1 al 9 Diciembre es para ti. No más excusas. Esta es tu mejor oportunidad para tener un año de logros. Regístrate aquí: Valor normal $9.97, menos el 50%, es sólo $4.97, por tiempo limitado (hasta el 26 de Noviembre). Comparte esto con tus amigas. Las inscripciones se cierran el 28 de Noviembre.

CINCO ERRORES FATALES
Que no debes cometer el próximo año

Deja un comentario y dime ¿cuál es la excusa con la que batallas?

Si te gusta lo que acabas de leer, recibe estos artículos directamente a tu correo electrónico, presiona aquí: Quiero recibir más artículos como éstos.

 

Este devocional es una herramienta indispensable en tu cuesta por conocer a Jesús. Cuando lees su Palabra, cuando estás avanzando en el conocimiento de Dios y su plan para descubrir la vida que Él quiere para ti. En este libro, Noemí te ayuda a leer, estudiar, memorizar y a poner a la práctica lo que lees. Para tener tu copia presiona aquí: “Devocional Diario En Mi Corazón – 365 Días Guardando Su Palabra”

 

 

Ponle fecha a tu evento este año. Me encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

5 pensamientos

  1. Buenas tardes Noemí. Reconozco que por un tiempo me detuve, quizás pensé que no iba a poder salir de ese estado de portación; hoy e decidido creer,levantarme y arrebatar lo que está dado por años, simplemente yo lo tenía detenido. No más excusas. Gracias por ser de ayuda. Te bendigo. Un abrazo. Ya estoy inscrita y expectante.

  2. Mi vida esta llena de trabajo y responsabilidades, pido a Dios me ayude a organizar mi agenda poniendo en orden las prioridades y no tener la excusa de no tener tiempo para mi y llevar a cabo el proposito que tiene Dios en mi vida .Estoy lista para continuar y aprender de la nueva enseñanza. Bendiciones.

  3. Holaaa Nohemi un abrazo y bendiciones en este aniversario. No más excusas, lo único para lo que me sirvieron fue para estancar mi propósito. En este tiempo aprendí a decirme ! Yolanda basta ya!. Estoy inscrita y ! ESTAMOS DE ANIVERSARIO! 🎂🎈😁🎂🎈

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .