Hace unos años enfrenté un miedo que muchas de nosotras tenemos en algún momento.

Estaba en la sala de esperas después de haber ido a hacerme una mamografía. La doctora había dicho que tenía que hacerlo porque había algo sospechoso.

Si has estado allí, desde ese momento que oyes la palabra “sospechoso”, empiezas a tener un montón de miedos. Sé que no estoy sola en esto…

Me senté en la sala esperando los resultados con mi bata puesta por si acaso tenían que hacer más exámenes. ¿Qué podía hacer?

¿Leer, sobre todos los montones de cánceres que hay en un revista que tienen en la mesita que está a tu lado? ¡Por supuesto que no! ¡Me daría más miedo!

Lo único que se me ocurrió era orar mientras esperaba. Confiar en que cualquiera que sea el diagnóstico, Dios estaría a mi lado.

Una mujer hizo conversación conmigo y me dijo que tenía miedo. Yo le dije: “Como si fuera poco, tenemos doble miedo, porque tenemos dos senos” (sonrisa). Ella se rio y toda la gente en la sala empezó a reírse de mi ocurrencia.

En realidad, el miedo no iba a hacer nada por ella ni por mi.  Para hacer la historia corta, mi examen regresó negativo.

 Tomar acción es el antídoto del miedo 

No estoy aquí para ponerme de ejemplo como mujer perfecta y que todo lo tengo bajo control. Quiero que sepas que estoy en la misma jornada de la vida como tú. Que los obstáculos que he encontrado a lo mejor tu los tienes hoy o los has pasado también. Que los miedos y problemas que enfrento son comunes para las dos.

Mi deseo es enseñarte lo que ha funcionado para mi y cómo puede funcionarte a ti también en el camino para ver esos deseos de tu corazón, hechos realidad. ¡Estoy aquí para ayudarte!

Al miedo tenemos que ponerlo en perspectiva. Mirarlo y decirle:  ¡No me vas a paralizar! Voy a HACER para ver RESULTADOS.

¿Estás cansada de vivir con miedos?

Tengo buenas noticias para ti y quiero ayudarte a superarlos.

En primera de Samuel capítulo 17 está la historia de David y Goliat. Allí se nos dice que ese gigante salía todos los días para amenazar a los israelitas. El versículo 11 nos deja ver  la reacción de Saúl y los israelitas frente a las constantes amenazas de Goliat:

“Al oír lo que decía el filisteo, Saúl y todos los israelitas
se consternaron y tuvieron mucho miedo”
1 Samuel 17:11 (NVI)

El miedo es universal. No eres la única a la que le da miedo. Pero al miedo tenemos que ponerlo en su lugar para que no se interponga en lo que queremos lograr o conseguir.

Esa palabra traducida “consternaron” en el versículo 11, es muy interesante en el Hebreo. Hay otra traducción que lo traduce “perdieron el ánimo”. 1 Samuel 17:11 dice:

“Al oír Saúl y todos los israelitas las palabras del filisteo,
perdieron el ánimo y se llenaron de miedo” (DHH)

Es la palabra Hebrea “chathath” proviene del verbo “hatat” que significa: “ser destrozado, estar consternado, consternado, destrozado, asustado” (The Complete Word Dictionary of the Old Testament, 2865, Traducido).

Todo esto es lo que el miedo produce. Cuando tienes miedo te desanimas y te asustas por supuesto. Es como si estuvieras sin armas, aniquilada por el temor, destrozada.

Evadir los miedos no hace que desaparezcan.
Es la acción que tomes lo que los hará desaparecer.

Saúl y los israelitas estaban con miedo frente a un gigante que parecía tener ganada la batalla. Pero, no fue así porque Dios tenía un plan con David. Puedes leer el resto de la historia en el mismo capítulo.

Dios usó a un hombre que no tuvo temor para enfrentar a ese gigante. Ese hombre, David, usó lo que tenía en sus manos para derribarlo y el resultado fue la victoria que logró para el pueblo de Israel. Quiero que pienses por un momento…

¿Qué es eso a lo que tienes miedo y que no te está dejando
avanzar hacia lo que quieres?

UN EJERCICIO para hoy… ¡Hazlo!

El autor Stephen King dijo:

 “Si al miedo no se lo puede articular, no se lo puede conquistar”.

En este ejercicio vas a articular tu miedo y también a tomar una acción para conquistarlo… ¿Estamos? Escribe en un papel la respuesta a estas dos preguntas:

Al miedo hay que definirlo: En pocas palabras, ¿A qué le tienes miedo?

Al miedo tienes que enfrentarlo: Piensa en una acción que puedes hacer para enfrentar ese miedo. ¿Cuál es esa acción?

Si haces estas dos cosas te aseguro que el resultado será: Miedo conquistado y superado. Porque…

Evadir los miedos no hace que desaparezcan.
Es la acción que tomes lo que los hará desaparecer.

No puedo esperar mostrarte el nuevo sitio del Proyecto LEMA. En este espacio vas a poder crecer en todas las áreas de tu vida. Vas a experimentar nuevos comienzos, sanidad, restauración y aprenderás a llevar adelante tus sueños, con valor y sin miedos. Te ayudaré a empezar  a disfrutar la vida que Jesús quiere para ti. ¡MUY PRONTO!

Deja un comentario y dime si vas a hacer el ejercicio de arriba. Si lo haces, regresa a compartir tus resultados. ¿Tienes alguna pregunta sobre este tema? Déjala aquí.

Si te gusta lo que acabas de leer, recibe estos artículos directamente a tu correo electrónico, presiona aquí: Quiero recibir más artículos como éstos.

Los Blogs adicionales en esta serie:

¿A qué le tienes miedo?

Menos Miedos = Más Resultados – Parte 1

Menos Miedos = Más Resultados – Parte 2

Este devocional es una herramienta indispensable en tu cuesta por conocer a Jesús. Cuando lees su Palabra, cuando estás avanzando en el conocimiento de Dios y su plan para descubrir la vida que Él quiere para ti. En este libro, Noemí te ayuda a leer, estudiar, memorizar y a poner a la práctica lo que lees. Para tener tu copia presiona aquí: “Devocional Diario En Mi Corazón – 365 Días Guardando Su Palabra”

 

 

 

Ponle fecha a tu evento este año. Me encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

18 thoughts

  1. Hola, Gracias por compartir es cierto k cada Kien tenemos diferente forma de percivir las cosas yo hace 4 años fui diagnosticada con cáncer y si . Impacto claro y llore cuando m dieron la noticia claro.pero solo fue esa vez y durante todo el tratamiento no tuve miedo Gracias a Dios y aún apesar d todavía no había recibido a Cristo. Y recuerdo k la gente a mi al rededor se sorprendía d ver mi actitud pues yo no tenía miedo en lo absoluto. Sin embargo hay cosas como el rechazo o el fracaso k me asustan demasiado 😦 .
    Estoy entusiasmada por el nuevo proyecto respecto al tema del miedo m encantaría ser parte de.
    Haré el.ejercicio 😉

  2. Hola Noemí, efectivamente a veces el miedo me paraliza y no me he practicado los mismos exámenes que tú te hiciste, porque tiene 2 años que no lo hago, pero quiero enfrentarlo y confiar en que estoy en las manos de Dios, y Él estará conmigo al momento de hacerlos. Muchas gracias, eres de gran bendición con todo lo que publicas.

  3. Hola Nohemí gracias por cada uno de estos artículos del miedo, haré el ejercicio ya inicié escribiendo en mi libreta los dos . enunciados, lo definiré y tomaré las acciones de enfrentarlo y conquistarlo.

  4. Que bendición poder leer estos artículos, me han fortalecido en este proceso de reconstrucción en el que estoy desde hace un tiempo. Le bendigo declarando que muchas personas será fortalecidas y transformadas por estos temas!

  5. Gracias!….Al igual que muchas estoy muy ocupada pero no dejo pasar mucho tiempo para continuar leyendo los recursos que nos compartes, son de gran bendición y edificación para mi vida espiritual. Ahora precisamente estoy en espera de los resultados de varios exámenes medicos y en momentos el miedo se quiere apoderar de mi, pero hago lo que debo hacer, orar y poner mi mirada en Cristo Jesus , ya no permito ver mas grande el problema que a mi medico divino Jesucristo, El tiene todo bajo control. Gracias por todos los recursos que nos compartes. Bendiciones!

  6. Hola Noemi, Dtb a ti y a tu equipo de trabajo, en expectativa para lograr vencer esos miedos que me paralizaban, (están vencidos en el Nombre de Jesús) esperando nuevas estrategias y acciones a seguir y poner en práctica para lograr los resultados deseados. Desde Maracaibo – Edo. Zulia-Venezuela.

  7. Hola gracias por tus palabras voy a enfrentar mis miedos y voy a hacer el ejercicio.
    Estoy recibiendo tus correos
    Agradezco tu atención en medio de todas tus actividades .
    Dios te bendiga

  8. Gracias Noemi siempre batallamos con diferentes miedos, así que los artículos está siendo de tanta bendición para mi vida, sé que Dios está en control de todo.
    Bendiciones

  9. He postergado mis sueños por miedo al fracaso o por creer que no los voy a concluir, hoy aprendí que Dios está conmigo y que sólo debo dar el primer paso. Voy con todo porque no voy sola Dios va conmigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.