Recientemente, leí lo que le sucedió a una muchacha que le gustaba hacer surf. Un tiburón la atacó y le arrancó un brazo.

Llegó al hospital habiendo perdido mucha sangre. Cuando se recuperó, a pesar de haber sufrido una tragedia como ésta, decidió volver a surfing.

A lo mejor, dirás ¡qué loca! Yo ni en sueños, volvería, dirías tú también como yo.

Sin embargo, su amor por el surf, no la dejó paralizada. Es más, decidió volver a hacerlo para luego ganar el premio que había deseado toda su vida.

A veces pensamos que el miedo es un monstruo, que es un enemigo que tenemos que sacar de inmediato de nuestras vidas. Hoy quiero mostrarte el otro lado del miedo.

El miedo nos ha librado de caer en reales peligros y nos ha salvado de morir. Nos ha desviado de algún accidente o de una mala decisión.

Nos ha librado de cruzar la calle cuando un carro, que viene a mucha velocidad, nos pudo hacer daño.

Hay otra clase de miedo…

Una autora dijo lo siguiente:

El miedo no es el enemigo. Esperar para parar de tener miedo lo es.

Esto es cierto. Lo he visto en mi vida. Cuando decidí no tener miedo, y hacer lo que debía, empecé a ver resultados.

Menos Miedos = Más Resultados

La otra clase de miedo es el que te mantiene sin avanzar, estancada en el mismo sitio. Que te paraliza y que te roba tus sueños. No es que no puedes dormir… (Sonrisa)

Más bien, me refiero a los sueños que quieres alcanzar en la vida. El miedo mata esos sueños. ¡Recuérdalo y no lo olvides!

Porque de esto depende que tomes control del miedo que está interponiéndose en tu cuesta por lograr lo que quieres.

No dejes que el miedo te controle

Todos sentimos miedo en algún momento. Si no fuera así, Jesús no hubiera dicho en repetidas ocasiones “No temas”. Es más, si no lo sabías, el mandamiento más repetido en las Escrituras es “No temas”. “No tengas miedo”.

Esto no está allí porque no vas a tener miedo. Está allí porque es algo con lo que todos batallamos. No podemos escaparlo.

Lo que si puedes hacer con el miedo…

El miedo, el temor es saludable si te está motivando a actuar.

“Hacer” es el antidote del miedo.

Recientemente vi esta foto que me gustó mucho y que creo ilustra muy bien lo que te digo aquí.

El miedo frente a algo que nos va a beneficiar es como una guía. Es algo que nos está mostrando la dirección que queremos ir.

Un test que me ha funcionado

Un pequeño test que me he puesto con cosas que he querido lograr pero que me dan miedo hacer, es éste.

Si es algo que continúa regresando
a mi mente y corazón, debo hacerlo.

El miedo no habla, pero te hace sentir. Cada vez que sientes miedo frente a algo que quieres lograr como por ejemplo: aprender Inglés, escribir un libro, ser líder de un grupo, empezar un negocio, estudiar alguna profesión, buscar un nuevo trabajo, terminar con una relación que no te conviene, etc.

Pon atención. Cada vez que quieres dar un paso hacia ese sueño o plan, puedes sentir miedo. Pero debes recordar que “Acción es el antídoto del miedo”. Por lo tanto, el miedo no te está diciendo que te detengas o que hay peligro. Al contrario, el miedo confirma que estás tomando la correcta dirección.

El mensaje del miedo es importante

A veces, podemos confundir el miedo y pensar que debemos detenernos. Pero en realidad, el miedo nos está diciendo: ¡Sigue! ¡No te detengas!, ¡Sí, continúa! ¡Estás en el camino correcto! ¡Sigue adelante!

Tenemos que aprender a interpretar ese miedo y a no confundirlo con lo que naturalmente hacemos. Esto es, no actuar y dejar pasar el tiempo, la oportunidad, y el avance que podríamos haber logrado si conquistamos ese miedo.

Si sentimos temores sobre nuestro sueño, trabajo o pasión, el miedo es un buen indicativo que debemos hacerlo. En otras palabras, mientras más miedo sentimos, es casi seguro que ese sueño, trabajo o pasión, es muy importante para tu avance y beneficio.

Lo que no debes olvidar

“Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros”
Efesios 3:20 (NTV)

El poder de Dios actúa en cada uno de nosotras. Ese espíritu de poder está allí en ti. No es un espíritu de temor, como dice 2 Timoteo 1:7:

“Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez
sino de poder, amor y autodisciplina”

Ahora te toca usar ese poder que Dios ha puesto en ti. Tú tienes que dar el primer paso:

Menos Miedos = Más resultados 

En el Proyecto LEMA te vamos a dar recursos para que puedas llevar adelante tu llamado, tu pasión, tus sueños y todo lo que quieres lograr en la vida. Para que disfrutes la vida que Jesús vino a darte y empieces a crecer en conocerlo más. Porque cuando lo conoces empezarás a vivir como Él quiere que vivas. Está atenta. ¡MUY PRONTO! te daremos acceso a ese sitio. ¡Tu vida no será la misma!

¿Quieres lograr tus sueños? ¿Quieres fortalecerte en tu llamado? ¿Quieres vivir con propósito? ¿Quieres gozar de la vida? ¿Quieres crecer en tu vida cristiana? 

Deja un comentario dando un fuerte ¡Sí quiero! Te voy a ayudar a lograr lo que quieres.

Menos Miedos = Más Resultados – Parte 2 – Presiona para leer

Si te gusta lo que acabas de leer, recibe estos artículos directamente a tu correo electrónico, presiona aquí: Quiero recibir más artículos como éstos.

 

Este devocional es una herramienta indispensable en tu cuesta por conocer a Jesús. Cuando lees su Palabra, cuando estás avanzando en el conocimiento de Dios y su plan para descubrir la vida que Él quiere para ti. En este libro, Noemí te ayuda a leer, estudiar, memorizar y a poner a la práctica lo que lees. Para tener tu copia presiona aquí: “Devocional Diario En Mi Corazón – 365 Días Guardando Su Palabra”

 

 

 

Ponle fecha a tu evento este año. Me encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

19 thoughts

  1. Hola Noemí, me encantó este artículo sobre el miedo, y te cuento que la mayor parte de mí vida he tenido miedo, pero es verdad lo que dices, a veces si me ha paralizado, pero con la ayuda y de en Dios me ha mostrado que puedo controlarlo, para pensar y hacer positivamente lo que Él quiere que haga. Y claro que quiero aprender mucho de ésto. Muchas gracias, Dios te bendiga.

    1. Gracias Rosa Maria por compartir. Sentir miedo es algo que le sucede a muchos, lo importante es no dejar que los miedos nos detengan en lo que sabemos nos ayudará a lograr lo que queremos. El nuevo sitio del Proyecto LEMA te va a encantar.

  2. Hola buenas tardes!
    Noemí he de confesar que muchas veces he tenido miedo y creo que he pasado por todos los tipos de miedo que mencionas, y el dentro ese sentimiento de miedo en lo más paralizante, la presencia de Dios es la que me ha impulsado a dar el paso y tomar control del miedo, pero tengo que regresar a ver a Dios en mi vida para salir de ahí. Bendiciones

    1. Gracias Alma por compartir, los miedos son algo con lo que muchos batallan en algún momento de sus vidas. Lo importante es no dejarse detener en lo que sabemos nos conviene para llegar a lograr lo que queremos. El nuevo sitio del Proyecto LEMA te encantará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.