El título de este Blog es de una expresión en Inglés. Hasta creo que hay una canción sobre esto: “Lo que no mata, te hace más fuerte”.

En nuestros países decimos: “Lo que no mata engorda”. (Sonrisa).

Leer el libro de Lucas ha sido una jornada inolvidable para mi y espero que también para ti. Estamos vivas y creo que más fuertes después de haber leídos estos largos capítulos.

Jesús tuvo oportunidades para hablarnos y decirnos cosas que quizá ya nos había dicho antes. Pero también, nos abrió los ojos a otras cosas a las que no habíamos prestado atención.

Si te pasó esto… ¡Dí Amén!

A veces, nos dice lo que no queremos oir…

La última vez te dije que me atrasé en mi lectura. Pero decidí ponerme al día en un sólo día. Cómo te había dicho, quería hacerlo sin apuros. Esto es, meditar y escribir lo que resaltaba en cada capítulo.

Pero lo que más quería era que Jesús me dijera eso que necesitaba saber hoy. Lo que necesito en estos precisos momentos de mi vida. A lo mejor, era algo que no quería enfrentar o volver a escuchar, pero que tenía que saber.

Te confieso algo…

Los capítulos de Lucas parecían más largos que nunca. Te confieso que presté mucha atención a la longitud de cada uno de ellos. Porque parecían no tener fin.

Pero en cada sección con sus títulos buscaba lo que Jesús quería que yo conociera sobre Él. Cómo aplicarlo a mi vida y qué necesitaba atesorar en mi corazón de ahora en adelante. Un día le dije a Jesús: Si hay algo específico que me tienes que decir, te pido que lo hagas.

Hoy es el 25 de Septiembre y como dijimos Lucas tiene 24 capítulos. Debimos haber concluido la lectura ayer. Pero si no lo has hecho, no te preocupes. Tienes cinco días más para pedirle lo mismo a Jesús al leer los capítulos que te faltan. Pregúntale:

Señor, ¿qué es lo que quieres que sepa con esta lectura?

Pídele que sea específico… ¡Te aseguro que lo hará!

¡Porque lo hizo conmigo! Escoge un día antes de finalizar el mes para leer lo que te falta. Te ruego… ¡No dejes pasar los días sin hacerlo!

Jesús quieres dejar huellas en tu corazón como nunca antes. Él quiere que lo conozcas porque conociéndolo sabrás lo que quiere para ti también.

Una palabra para ti

Hay muchas cosas que Jesús me dijo a mí sobre mi vida. Lo conocí de muchas maneras también. Me imagino que lo hizo contigo. Ese es el poder de su Palabra llega en los momentos precisos y al lugar en dónde estamos con lo que necesitamos escuchar.

Está allí para transformarnos de adentro hacia afuera. No es para leerla simplemente sino para acatarla y obedecerla. Es allí cuando tú y yo veremos los frutos que promete.

Un versículo que salto a la luz mientras leía los últimos capítulos de Lucas es éste:

“Pero no se les ocurría nada, porque el pueblo
prestaba mucha atención a cada palabra que él decía”
Lucas 19:48 (NTV)

Mientras los sacerdotes y maestros de la ley religiosa buscaban pretextos para matarlo, había un grupo de personas que “prestaba mucha atención a cada palabra que él decía”.

Me pregunté: ¿Estoy prestando atención a sus palabras? Es más, le pregunté, Señor: ¿Estoy prestando atención a lo que me dices? Quizá tú también quieres hacerte esta pregunta y descubrir si realmente lo estamos haciendo o no.

Como me interesó el original Griego de lo que estaba escrito allí, fui a averiguar lo que significaba, esa palabra que se ha traducido como “prestaba mucha atención”.

Es la palabra Griega: “ekkremannumi” que significa: “Agarrado. Que se agarra de. Usado metafóricamente de aquellos que escuchan atentamente a una persona que habla. Sinónimo de: escuchar, escuchar totalmente, ser obediente, obedecer a una persona en autoridad, ser persuadido, poner atención, obedecer”. Traducido. (The Complete Word Study Dictionary, New Testament, 1582).

En verdad, lo que Jesús dice es tan importante para que vivamos vidas de victoria que no debemos pasarlo por alto o ignorarlo.

El antónimo de esa palabra Griega también nos hace ver lo opuesto: “Ser descuidado, pasar por alto, negligencia, escuchar mal o imperfectamente” (Traducido, de la misma palabra).

¿Cómo puedo aplicar esto?

Si eres como yo no te quieres quedar con más información. No leímos Lucas para esto sino para conocer más a Jesús. Para que nos hable y nos cambie. Para que nos muestre la manera en que podemos vivir honrándolo y al mismo tiempo disfrutando de esta vida.

La Palabra de Dios está llena de verdad y sabiduría para cualquier persona. No es un libro cualquiera, ni tampoco es un libro al que debemos descuidar o pasar por alto. No perdamos el hábito de leerla, estudiarla, memorizarla y aplicarla.

Las palabras de Jesús, si las agarramos y obedecemos, tienen el poder de cambiar nuestras vidas. Si las creemos y si las aplicamos, tú y yo vamos a ser transformadas día a día.

Jesús dijo en Lucas 21:33:

“El cielo y la tierra dejarán de existir,
pero mis palabras no dejarán de cumplirse”

Estas palabras de Jesús son el aliento que nos motiva para creer. Aumentan nuestra fe aún cuando no podemos comprender lo que sucede a nuestro alrededor. Son estas palabras las que nos animan en medio de pruebas, tristezas y dolor.

Son sus palabras las que abren nuestra mente para ver la luz en medio de cualquier oscuridad en la que estemos. Son sus palabras las que se muestran fieles aún cuando somos objetos de abandono, maltratos y persecusión.

Hoy es un buen día para retomar con firmeza y con seriedad la importancia de atesorar su Palabra en tu corazón.

¡Sobreviviste la lectura de Lucas! ¡Hoy es eres más fuerte! “Porque lo que no mata, te hace más fuerte”.

Si sigues prestando atención, si continúas agarrándote de sus palabras y poniéndolas a la práctica, serás más fuerte que antes. ¿Amén?

Próximamente un lugar en dónde podrás continuar
conociendo a Jesús en su Palabra.
¡Muy Pronto!

Ahora te toca a ti… Comparte con un comentario lo que Dios te ha dicho para sellar esta lectura del libro de Lucas.

Últimos días de descuento. Sigue conociendo a Jesús…

Todos los libros y recursos están al 50% Menos durante este mes.
Presiona aquí

 

Este libro te ayudará a llevar adelante tu propósito y a descubrir eso para lo cual estás en esta tierra. Te mostrará cómo llevarlo a cabo y todo lo que Dios ha puesto en tus manos para que lo hagas. Lo puedes adquirir con el 50% menos este mes, presionando aquí: Vive con Propósito, Porque No Hay Tiempo que Perder – Ebook – Digital

¿Tienes un evento de mujeres planeado o por planear? Invítame, presionando aquí: Invita a Noemí.  Me encantaría compartir en persona con tu grupo.

Si te gusta lo que acabas de leer, recibe estos artículos directamente a tu correo electrónico, presiona aquí: Quiero recibir más artículos como éstos.

 

Este devocional es una herramienta indispensable en tu cuesta por conocer a Jesús. Cuando lees su Palabra, cuando estás avanzando en el conocimiento de Dios y su plan para descubrir la vida que Él quiere para ti. En este libro, Noemí te ayuda a leer, estudiar, memorizar y a poner a la práctica lo que lees. Para tener tu copia presiona aquí: “Devocional Diario En Mi Corazón – 365 Días Guardando Su Palabra”

¡50% Menos por tiempo limitado!

 

 

Ponle fecha a tu evento este año. Me encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

 

 

 

 

 

4 thoughts

  1. GRACIAS!! Noemi ha sido un mes excepcional!! Al completar la lectura de Lucas, creo que no seré la misma, al igual que los discípulos, ellos después de haberlo adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el Templo, alabando y bendiciendo a Dios!! Así quiero permanecer, prestando atención y adorándole!’

  2. Hola Nohemí gracias por haberme extendido esa invitación para conocer y escuchar a este Jesús, me falta un
    Poquito para terminar pero mi deseo es terminar, u seguir escuchando lo que aún falta que me diga. Me estoy ejercitando en guardar cada detalle de su palabra en mi corazon. Una palabra 1ue me impactó iniciando la lectura es la pregunta en el capítulo 7:46 ‘porque me llamáis Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo”? Esto me llevó a preguntarme y a revisar cómo estaba mi obediencia a su palabras. Gracias Nohemí por tu amor hacía nosotras, lo muestras en tu deseo de que crezcamos en conocerlo a El.

  3. Hola Noemí, sigo leyendo el libro de Lucas, también me he atrasado un poco porque han sucedido muchas cosas en las últimas semanas (enfermedad, cuidar a la nieta que también se enfermó), pero sigo adelante en el estudio. Jesús me ha enseñado Su bondad, Su gran amor, paciencia y sobre todo cuidar y limpiar mi mente y corazón. Quiero que me siga enseñando todo lo que necesito, para seguir creciendo en sabiduría y actuar en mi vida. Muchas gracias, Dios te bendiga.

  4. Hola! Gracias por compartir, yo termino mañana mi lectura, y claro que he aprendido , sobre todo hacer constante en mi lectura y a meditar. Me aferro a Jesús él es mi esperanza saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.