¡No lo pienses más!

Cómo tomar grandes decisiones es de lo que quiero hablarte hoy.

Todos los días tomamos decisiones. Desde que nos levantamos hasta que vamos a dormir. Estoy segura que si aprendes un secreto que te quiero compartir hoy, vas a empezar a tomar esas decisiones que haz querido tomar pero que se han quedado sólo en tu mente.

“Dentro de veinte años estarás más decepcionado
por las cosas que no hiciste que por las que hiciste”
Mark Twain

¿Viste el eclipse este año?

El día del eclipse que tuvimos este año en Enero 21, mi esposo y yo, estábamos en el balcón de atrás de mi casa tratando de captar las imágenes de esa luna que poco a poco se tornaría roja. Nuestros ojos estaban fijos en lo que iba a suceder porque no queríamos perdernos este evento de trascendencia.

Traté de tomar fotos, pero mi cámara no me ayudó en nada para captar las imágenes de esa luna roja. Aunque no podía obtener ninguna foto buena, no me quería perder por nada el espectáculo que sería ver esa luna roja. Por esto, mis ojos permanecieron fijos en esa luna hasta que lo que me propuse ver, sucedió.

¿Qué hubiera pasado si en lugar de mirar a la luna, me hubiera entretenido con la cámara? Si en vez de mantener mis ojos en la luna, me hubiera sentado a lamentar que no podía tomar la foto. O, simplemente, si hubiera decidido que si no tomaba una foto, no valía la pena seguir mirando.

Te contesto…

Me hubiera perdido algo que nunca había visto en mi vida. En todos los años de vida que tengo, nunca había visto a la luna roja. Quizá, piensas… ¿En qué planeta vive Noemí?

Bueno, eso es para otro Blog. (A veces vivo en la luna).

Hoy me gustaría que pienses en esto: ¿En dónde están tus ojos? Más bien, ¿En qué cosa o en quién están fijos tus ojos?

En segunda de Crónicas capítulo 20 se encuentra el relato de una batalla que el rey Josafat necesitaba ganar. 2 Crónicas 20:1-12, nos da una idea de lo que estaba sucediendo y la oración que el rey elevó a Dios en esos momentos de temor por los que estaba pasando.

Creo que la oración del rey que te comparto a continuación te dejará ver lo que Josafat estaba sintiendo. Leamos:

“Dios nuestro, ¿no vas a castigarlos?
Pues nosotros no tenemos fuerza suficiente
para hacer frente a ese gran ejército que nos ataca.
¡No sabemos qué hacer; por eso tenemos los ojos puestos en ti!”
2 Crónicas 20:12 (DHH)

“No sabemos qué hacer; por eso tenemos los ojos puestos en ti!”

Si hay una oración con la que me he identificado es ésta. Quizá te identificas tú también.

Todas hemos enfrentado en algún momento de la vida algo que parece tomar el control de todo y no sabemos qué hacer. Es más, a lo mejor el miedo te ha invadido como a mi y te paralizas sin saber para dónde ir.

Josafat estaba enfrentando problemas en la guerra. Tenía temor, se sentía débil, y como él mismo lo dijo no sabía qué hacer en cuanto a esa guerra. Pero una cosa sí sabía hacer… El mismo versículo dice:

“Tenemos los ojos puestos en ti”

Era de esperarse que esta expresión me causara curiosidad. Así que fui a mi diccionario bíblico para averiguar esta frase. Encontré algo interesante con respecto a la palabra traducida “ojos” que creo tiene mucha importancia para ti y para mi cuando estamos a punto de tomar grandes decisiones.

Es la palabra Hebrea “eynayim”: “Un sustantivo femenino que significa un ojo, una fuente. La palabra Hebrea se usa para referirse a una apertura o fuente y el órgano de la vista. La supervisión providencial de Dios, un pozo de agua”…. Además, puede significar la apariencia general de algo. El ojo también ha sido denominado como el alcance de juicio y opinión personal y la fuente de autoevaluación”. (The Complete Word Study Dictionary, Old Testament, Traducido, 5869).

Creo que esa acción de poner el ojo o los ojos en Dios, es más que lo que estabas pensando. No es simplemente decir: “Voy a orar por esto y a ver qué pasa”. ¡Es exactamente lo contrario!

Es hacer algo a pesar de lo que estás viendo en esa situación. Es evaluar y actuar con juicio. Tener una opinión sobre eso que te propones llevar adelante.

Para Josafat, ganar la batalla era lo que quería. Su oración denota que él sabía que había algo más por hacer: “Tengo mis ojos puestos en ti” implicaba, que no se iba a cruzar de brazos. Josafat recibió una respuesta en dónde tenía que hacer algo más. Los versículos siguientes no dicen que Dios le dijo lo que tenía que hacer a través de Jahaziel… (v.16-17)

1. Mañana, marchen contra ellos (v.16)

2. Tomen sus posiciones (v.17)

3. Luego quédense quietos (v.17)

3. Observen la victoria del Señor (v.17

Si estos no son verbos de acción, entonces dime qué son. Tú y yo estamos capacitadas para usar ese ojo o esos ojos que nos ayudan a ver con claridad lo que está por delante y lo que tenemos que hacer. No sólo tenemos que orar, pero tenemos que poner manos a la obra.

Dios dio instrucciones a Josafat en medio de su miedo y falta de confianza, pero esas instrucciones sólo lo dejarían ver el resultado, que Dios estaba con Él y que la victoria estaba asegurada, siempre y cuando Josafat y su ejército hicieran lo que ellos tenían que hacer primero…

¡Marchen y tomen sus posiciones!

Te digo que esto me está hablando a mi al escribirlo.

No es cuestión de pensarlo, analizarlo, mirarlo de lejos. Tenemos que dar el paso.

Este es el secreto que me funciona cuando quiero mover mis pies hacia lo que quiero.

Me gusta el final del verso 17 en donde Jahaziel, quién recibió la revelación, dijo algo que nunca debes olvidar:

“¡Salgan mañana contra ellos, porque el Señor está con ustedes!”

Quiero dejarte con estas mismas palabras hoy porque sé que es lo que te llevará a saborear la vida que quieres vivir mientras estás aquí.

“Lo mejor que puedes hacer es dar ese paso
y parar de torturarte a ti misma con un pie en dónde quieres ir
y otro en el mismo lugar en dónde estás”

La indecisión no es buena compañera y en lugar que nos gobierne, tenemos que aprender a gobernarla. Mi libro “Muéstrame el Camino” te ayudará a dar el siguiente paso. Presiona abajo para obtenerlo.

Deja un comentario y dime qué vas a hacer hoy para llevar adelante eso que quieres en esta vida.

Si te gusta lo que acabas de leer, recibe estos artículos directamente a tu correo electrónico, presiona aquí: Quiero recibir más artículos como éstos.

 

Este libro te ayudará a encaminarte hacia eso que quieres lograr. Cualquier situación o problema que estés enfrentando tiene el potencial de ponerte en la ruta hacia lo que quieres lograr en esta vida.  ¡La vida quieres está a tu alcance! Presiona aquí: “Muéstrame el Camino”, Cómo encontrar dirección de Dios en medio de problemas, está disponible, presiona el enlace. (Con descuento por tiempo limitado).

 

 

Me encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

 

 

8 thoughts

  1. Buenos días Noemí, Dios te continúe usando para llevar su palabra de esperanza y fe. Y gracias porque me hiciste tomar una decisión de hablarle a una persona muy especial para mi.

  2. Gracias por estar compartiendo conmigo todas estas enseñanzas que día a día me nutren de una manera especial ahora más que nunca me siento en intimidad con Dios y no dejaré de tener mis OJOS en el señor cada día me siento orgullosa de tener el privilegio de ser su hija amén

  3. Noemi

    Buenas noches.
    Mil y mil gracias por tAn maravillosas enseñanzas. Dios te utiliza de una manera sobrenatural como solo El puede hacerlo. Dejare que sea Dios quien actúe en mi vida de acuerdo con Su voluntad y no meteré mis manos en Sus planes, ni desviare mi mirada para ningún lado Tendré mis ojos puestos en Ti, Padre Celestial.

    Dios te bendiga

Responder a Katyuska Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.