Si leíste la primera parte estás en el lugar correcto para continuar con la segunda Parte. Si no leeíste aquí está el enlace (Parte 1, léela antes de continuar).

La sensación de perder, de haber sido vencida no es nada bonita. En un partido de fútbol que mi hijo arbitraba a una niñitas de cinco años, una de las niñitas, viendo que su equipo estaba perdiendo, vino a mi hijo para preguntarle: ¿Podemos empezar de nuevo?

Hasta los niños tiene una resistencia a perder. No somos las únicas. No queremos perder, queremos ganar. Está dentro de nosotras. Los animales no se resisten a la muerte pero nosotras no queremos esto. Tenemos una aversión innata a que nos ganen, por esto luchamos hasta el final.

Tú y yo estamos en esta tierra para vivir siendo más que vencedoras. No me cansaré de repetirte esto. La gente que no conoce a Dios, aunque viven en oscuridad, han aprendido que la vida se vive con tenacidad, con ganas de ganar, con ganas de triunfar.

Hemos sido hechas a la imagen de Dios, quién es creador y en quien hay vida. Él nos ha dado autoridad y nos ha capacitado para vivir vidas victoriosas. Si no la estás experimentando es porque hay cosas que debes alinear o recalibrar en ti misma para que empieces a vivir como Dios lo planeó.

Pablo nos dice en la carta a los Efesios que hay cosas que tú y yo debemos dejar a un lado. En otras palabras, cosas de las que debemos despojarnos para poder experimentar victorias, para no perder. Pero nuestro trabajo no termina allí. Tú y yo tenemos que substituir eso que nos quitamos con cosas positivas. Pablo también nos da una lista de lo que son esas coas que debemos ponernos en su lugar. Fíjate en lo que Efesios 4:17-31 dice. Lee este pasaje en este momento.

Pablo nos exhorta con estas palabras en los versículos 17-18:

“Ya no vivan como los que no conocen a Dios,
porque ellos están irremediablemente confundidos.
Tienen la mente llena de oscuridad…”

Tú conoces a Dios. Tu mente no está en oscuridad. Es más, ahora somos hijos de luz. Esta es nuestra ventaja. Tenemos al Espíritu Santo de Dios que alumbra el camino y nos dirige a la verdad.

Tenemos el poder de Dios para cambiar de manera de pensar y ver lo que tenemos por delante con objetividad y esperanza. Para poder hacer esto una realidad, Pablo nos menciona una cosa de suma importancia que debemos hacer en Romanos 12:2 y dice:

“No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo,
más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas
al cambiarles la manera de pensar”

Una frase clave para nosotras hoy:

“Dejen que Dios los transforme en personas nuevas
al cambiarles la manera de pensar”.

¡Que gran verdad! Tú y yo tenemos la opción de dejar y no dejar a Dios que transforme nuestra manera de pensar. Esto quiere decir que tenemos autoridad sobre lo que podemos alcanzar y lo que no

La clave está en que te sometas a esa transformación. Esa transformación llega a toda persona que busca y conoce a Dios de cerca. Que obedece las demandas que implican ponerse la coraza de justicia. Esto es, vivir la vida como Dios la ha descrito, justa y rectamente, de acuerdo a su verdad. Estas personas, sin lugar a dudas, gozan de victoria.

En el estudio bíblico: El Camino a la Vida de Victoria, hablamos sobre lo que es ponerse la coraza de justicia. Definimos lo que significa justicia en el verso de Efesios 5:14: “La vida justa y recta que agrada da Dios”. Si tus actos están alineados con esta vida que Dios quiere, puedes estar segura que tu mente está siendo transformada a medida que te sometas a vivir así. Por consiguiente, la victoria va a estar allí presente.

Lo que no quiero que pases por alto es que esta transformación tiene una repercusión trascendental en tu vida. Ese mismo versículo de Romanos 12:2 nos dice la razón importantísima por la que queremos esa transformación. La razón porque tú quieres que Dios empiece a transformar tu manera de pensar desde hoy es… Léela en voz alta:

“Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes,
la cual es buena, agradable y perfecta”

Nuestras vidas circulan frente a esta pregunta: ¿Cuál es la voluntad de Dios para mi vida? O ¿Esto que me pasa hoy, es la voluntad de Dios para mi? o ¿Cuál es el propósito de Dios para mi vida? Es más, muchos se preguntan: ¿Para qué estoy aquí en esta tierra?

Si Dios está transformando tu mente por medio de su Palabra, vas a poder comprender lo que está sucediendo y conocerás la voluntad de Dios. Él mimo te guiará en los momentos difíciles, los problemas de la vida o cualquier situación que estás enfrentando.

El arma llamada “la coraza de justicia”, sirve para proteger el corazón. Allí en tu corazón es en dónde están almacenadas, todas tus emociones, tus sueños, tus anhelos, etc. También allí está tu dolor, tu infelicidad, tu falta de satisfacción en la vida. Además allí se almacenan: odio, rencor, falta de perdón, resentimientos, etc. Lo que sucede es que todo eso que no está alineado con la verdad de Dios, está dictando el rumbo de tu vida hacia lo que no te  conviene. Esta no es una vida de victoria.

Por esta razón, necesitamos presionar el botón de reinicio para poder vestirnos con la coraza de justicia. Esto empieza primero con conocer a Jesús como Salvador y luego continúa descartando o sacando de nuestro interior, mente y y corazón, todo lo que está contaminando nuestra jornada para remplazarlo con la vida justa que Dios quiere que vivamos.

Te preguntarás: ¿Cómo funciona esto?

Quiero que veas tres cosas que te van a ayudar a tomar el camino hacia tu victoria una vez que decidas presionar el botón de reinicio:

1. La ruz roja, significa ¡ALTO!

Detente cuando Dios te está diciendo ¡ALTO! El Espíritu Santo es el santo recordatorio, que te recuerda lo que agrada a Dios y lo que no. Satanás es el profano recordatorio, él seguirá recordándote lo que no te conviene. Debemos tener cuidado a quién escuchamos.

Recientemente cambiaron una señal de tráfico en una calle transitada cerca de mi casa. Antes, había un PARE, ahora hay un semáforo de luz. Te digo que mucha gente no se ha acostumbrado a es a luz todavía. Están programadas (y me inlcuyo yo), a parar automáticamente en esa esquina, sin darse cuenta que la luz está verde. Me he podido dar cuenta que el cerebro tiene mucha capacidad para decirnos cuando tenemos que parar y cuando seguir.

Por esto es necesario la renovación de nuestra mente con la Palabra de Verdad. Porque aprenderemos lo que nos conviene y lo que no. Creo que en la vida cristiana tenemos un semáforo también con tres luces. Una roja, otra amarilla y otra verde. La roja, siempre te dirá que hay peligro si continúas. Dios quiere lo mejor para ti. Pon atención a la luz roja cuando Él te la da.

2. La luz amarilla, significa, ¡CON CUIDADO!

En muchas ocasiones, me he pasado la luz amarilla. Es que vengo a tanta velocidad que no se puede parar en la mitad. A veces, esto puede ocasionar accidentes. Por esta razón, ahora estoy más pendiente de poner atención antes de pasar la intersección.

En la vida hacia la victoria tenemos que estar con los ojos bien abiertos y poner atención. Hay cosas que aunque parezcan buenas no lo son. Dios va a prevenirnos antes de tomar cualquier decisión. Esto es, si estás queriendo que Él renueve tu mente. Si ignoras la luz amarilla, a lo mejor se pone roja más rápido de lo que te imaginas y puedes chocar.

La claridad frente a algo que está un poco nublado viene de la Palabra de Dios. El Espíritu Santo la usa para darte claridad. No te apresures y examina las cosas a la luz de lo que Dios ha dicho te conviene.

3. La luz verde significa ¡SIGUE!

Dios quiere lo mejor para ti. Todo lo que te sucede está supuesto a ayudarte para tu bien. Todo tiene su tiempo y si la espera está siendo larga, no creas que debes cruzar la luz roja, Tampoco pienses que tienes que pasarte la amarilla. Quizá esa luz amarilla te está dando tiempo para examinar con precacaución y cuidado antes de parar o continuar. Dios te dará la luz verde en el momento preciso.

Si estás apurada esta luz verde siempre nos alegra. Puedes estar segura que si Dios te está dando luz verde en algo que haz estado esperando por su dirección, la victoria está por delante. Sigue su consejo.

“El Señor dice: «Te guiaré por el mejor sendero para tu vida;
te aconsejaré y velaré por ti”
Salomos 32:8 (NTV)

Este mensaje de hoy tiene mucho que ver con mi nuevo libro “Muéstrame el Camino”, Cómo encontrar dirección de Dios en medio de problemas. Allí hay mucha ayuda para aquella persona que quiere recalibrar su jornada difícil o dolorosa y empezar a gozar de victorias teniendo la dirección de Dios en cada situación de su vida. En este libro te muestro cómo obtener esa dirección para vivir victoriosamente.

Dios quiere encaminarte para que vivas lejos de la derrota, lamento, depresión y desánimo para que disfrutes de esperanza, poder, victoria y la prosperidad de tu alma.

“En cambio, dejen que el Espíritu les renueve
los pensamientos y las actitudes”

Efesios 4:23

Regístrate abajo para recibir notificación cuando esté disponible en formato digital o impreso.

Regístrame para más información sobre este libro (Presiona aquí)

Deja un comentario y dinos como te ayuda esto hoy. Si tienes una petición de oración, déjala aquí, queremos orar por ti.

 

La Palabra de Dios tiene “todo” lo que necesitamos para guiarnos en medio de los problemas que estamos enfrentando. Entabla una relación con Él a través de Su Palabra. Mi nuevo libro “Muéstrame el Camino”, “Cómo encontrar dirección de Dios en medio de problemas”, estará disponible muy pronto.

 

 

 

Aunque enfrentes momentos dolorosos, desafiantes y difíciles, tú tienes el poder para sanar tu corazón. En Sana Tu Corazón, Noemí escribe de corazón a corazón. Ella expresa, en una serie de cartas, aquello que ha funcionado en su vida para salir adelante de situaciones comunes que pueden haber roto tu corazón.

Sana Tu Corazón – Ebook – Digital

 

 

 

 

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Días Guardando Su Palabra – Tapa Blanda

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Díasa Guardando Su Palabra – Digital Ebook

Con 52 Devocionales y Oraciones para todo el año, este devocional te ayudará a mantener tu mente y corazón en la Palabra de Dios. Día a Día tendrás la oportunidad de meditar y aplicarla en tu diario caminar. ¡Adquiere tu copia hoy mismo!

 

Ponle fecha a tu evento este nuevo año. Nos encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

 

 

 

14 thoughts

  1. Muchísimas gracias por compartir esta lección importantísima con nosotras. Me ayuda a seguir adelante a pesar de las pruebas y esperar en el Señor.

  2. Ciertamente hay que dejar que el Espíritu renueve los pensamientos y las actitudes, creo que esto es fundamental para cambiar el sentido de nuestras vidas, dejando que sea el Espíritu Santo guiándonos transformandonos para poder tener una vida de victoria , Amén

  3. Muchas gracias nuevamente, cada uno de sus mensajes me ayudan a crecer y confiar. Estoy aprendiendo a esperar en la perfecta voluntad de Dios

  4. De verdad que es muy difícil empezar nuevamente. Pero en el camino que recorremos de la mano de nuestro amado Salvador y Señor los nuevos comienzos producen gozo a pesar de la ” tristeza”.
    Muchas gracias por tan valiosa lección.
    Dios te bendiga paz y gozo de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

  5. Doy gracias a Dios, porque Él sabe perfectamente lo que necesito, si quiero que Él me ayude por medio de estás hermosas lecciones a renovar mi mente, anhelo ser mejor para Él y vivir mi vida en victoria.

  6. Que bonito mensaje. Hace unos segundos durante mi jornada laboral sentía una opresión en el pecho, el dolor de haber perdido a alguien a quien amaba me dejó herida y ha sido difícil poder avanzar. A veces me siento fuerte y en victoria, pero a veces, como hace unos minutos, me siento angustiada y perturbada. Pero este mensaje cayó en el momento oportuno. Gracias NOEMI. Tus libros y mensaje me han ayudado mucho. Dios te siga usando. Saludos desde Honduras, Centroamérica.

    1. Excelente me encanto. Doy gracias a Dios por tener acceso a estos recursos y poder aprender cada vez más

      Dios te bendiga mil gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.