Me pregunto si haz descubierto la diferencia entre estar sobreviviendo y estar prosperando.

Se habla mucho de transformación en estos días. Creo que esta palabra está ligada a lo que significa prosperar. Se puede sobrevivir y quedarse en las mismas. Esto es, simplemente viviendo día a día en la misma monotonía y en el mismo lugar.

Pero prosperar lleva implícito movimiento. Una persona que prospera no se queda en el mismo lugar. Está avanzando, creciendo, aprendiendo y alcanzando mayores logros en su vida. ¿Estás de acuerdo?  Entonces… ¿En cuál categoría quieres estar? Tengo una sospecha.

Me parece oírte decir que quieres estar en la categoría de los que prosperan.

Lo mismo quiero yo y por esto no me he quedado en la categoría de los que simplemente están sobreviviendo. ¡Quiero prosperar!

Se puede sobrevivir un fracaso de cualquier índole, un abuso sexual, la pérdida de un trabajo. Se puede sobrevivir la muerte de un ser querido, el abandono de un esposo o esposa. También se puede sobrevivir la esterilidad, la soledad, alguna adicción o una enfermedad crónica. Un diagnóstico desfavorable y hasta la depresión. La lista puede continuar con lo que tú misma haz experimentado. Situaciones que parecieron destruirte pero no lo lograron.

Al iniciar el año la gente nos desea que tengamos, dilo: “Un Próspero Año Nuevo”. Qué bonito ¿verdad? Pero del dicho al hecho hay mucho trecho dice un refrán. La gente puede desearnos esto pero no está en ellos darnos y hacer que nuestro año sea próspero. Está en ti misma lograrlo. Te digo por qué.

Dios te hizo una persona con muchas habilidades y talentos. Una mujer que cuando llega a conocer a Cristo tiene la capacidad de hacer cosas sorprendentes con el poder de Dios que ahora vive en ti. Lee conmigo lo que 2 Timoteo 1:7 dice:

“Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor
y timidez sino de poder, amor y autodisciplina”

Dios te ha dado el Espíritu Santo para que tú tengas poder sobrenatural para llevar adelante aquello para lo cual tú estás en esta tierra. No es magia. No es suerte. No es ni siquiera tu buen parecido lo que afectará la vida que tengas de hoy en adelante.

Esa palabra Griega traducida “poder” tiene un gran significado. Un significado que lo puede cambiar todo. Porque tu perspectiva hacia el futuro puede cambiar si tan sólo prestas atención a lo que Dios ha puesto en ti para que tu vida prospere de una manera que deje a todos con la boca abierta.

Es la palabra “dunamis” que significa: poder, poderío, fuerza, voluntad. Una definición que ha transformado mi manera de mirar el camino en dónde estoy y cómo vivirlo es éste:

Griego Dunamis = “Poder que logra”
(The Complete Word Study Dictionary, New Testament, 1411)

Este poder que logra está en ti por medio del Espíritu Santo que vive en ti. Lo que sucede es que no lo estamos usando para vivir vidas victoriosas. Es decir, logrando lo que nos proponemos. El poder que Dios ha puesto a nuestra disposición es el mismo del que habla Efesios 3:20:

“Y ahora, que toda la gloria sea para Dios,
quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros”

Allí está esa palabrita “lograr”. Ni siquiera nos podemos imaginar. Ni lo que pedimos se compara con lo que Dios quiere hacer en ti y en tu vida.

Yo no te traigo un evangelio de prosperidad. Lejos está de mí utilizar la Palabra de Dios para hablarte de esto. Lo que sí te puedo decir es que la Palabra de Dios es verdad y cuando nos habla de prosperidad, es la prosperidad del alma. Para el pueblo de Israel era prosperidad material, para nosotras este lado de la cruz, es prosperidad de nuestra alma. Pero, si a consecuencia de tu prosperidad del alma, llega prosperidad económica o material, dale gracias a Dios.

Creo que lo más importante en esta jornada es que Dios quiere prosperar tu alma. Después de todo, esto es lo que te ayudará a vivir con satisfacción y alegría. Lo que dará propósito a tu vida. De allí nacerá pasión en tu vida que podrás compartir con el resto del mundo que te rodea.

He descubierto que la prosperidad de mi alma ha llegado cuando he dedicado tiempo a conocer a Dios en su Palabra. Su Espíritu Santo me habla de tal manera que ha transformado mi manera de vivir en cada área de mi vida para poder ser la mujer que Dios me ha llamado a ser.

Tú también puedes tener una transformación en tu vida que indique que en lugar de estar sobreviviendo estás prosperando. Tu prosperidad depende de empezar a usar el poder de Dios que está en ti para convertirte en la mujer que Él te puso aquí para que seas.

Si estás en un camino de dudas o quizá preguntándote la voluntad de Dios para tu vida. Si no sabes qué hacer en alguna situación adversa por la que estás pasando. Si hay obstáculos en este momento que han detenido tu avance. Si estás llena de temor porque estás en un situación difícil. ¡No te rindas! La transformación está por llegar. Tu prosperidad está a la puerta.

“Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día
y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito
Así prosperarás y tendrás éxito”

Josué 1:8 (NTV)

Dios va a utilizar su Palabra para hablarte por medio de su Espíritu Santo para guiar tus pasos hacia la vida victoriosa y de prosperidad de tu alma que Él tiene para ti. Pero tú vas a tener que usar ese poder. Ese poder llega junto con la Palabra de Dios. Los dos van de la mano, Espíritu y Verdad. Estas dos son vitales para vivir como mujeres que son “Más que vencedoras”. (Romanos 8:31).

En mi nuevo libro “Muéstrame el Camino”, Cómo encontrar dirección de Dios en medio de problemas, te llevaré en una jornada que promete transformación y prosperidad para tu alma. Regístrate abajo para recibir notificación cuando esté disponible en formato digital o impreso.

Regístrame para más información sobre este libro (Presiona aquí)

Deja un comentario y dinos como te ayuda esto hoy. Si tienes una petición de oración, déjala aquí, queremos orar por ti.

 

La Palabra de Dios tiene “todo” lo que necesitamos para guiarnos en medio de los problemas que estamos enfrentando. Entabla una relación con Él a través de Su Palabra. Mi nuevo libro “Muéstrame el Camino”, “Cómo encontrar dirección de Dios en medio de problemas”, estará disponible muy pronto.

 

 

 

Aunque enfrentes momentos dolorosos, desafiantes y difíciles, tú tienes el poder para sanar tu corazón. En Sana Tu Corazón, Noemí escribe de corazón a corazón. Ella expresa, en una serie de cartas, aquello que ha funcionado en su vida para salir adelante de situaciones comunes que pueden haber roto tu corazón.

Sana Tu Corazón – Ebook – Digital

 

 

 

 

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Días Guardando Su Palabra – Tapa Blanda

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Díasa Guardando Su Palabra – Digital Ebook

Con 52 Devocionales y Oraciones para todo el año, este devocional te ayudará a mantener tu mente y corazón en la Palabra de Dios. Día a Día tendrás la oportunidad de meditar y aplicarla en tu diario caminar. ¡Adquiere tu copia hoy mismo!

 

Ponle fecha a tu evento este nuevo año. Nos encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

 

 

 

11 thoughts

  1. gracias Noemí por esta palabra de aliento por que muchas veces me siento decaída pero al leer una palabra como esta mis ánimos se levantan y Dios me fortalece

  2. La vida en Cristo es un reto diario y una decisión personal de seguir avanzando , de buscar su presencia en Todo momento , y ese es el deseo de mi corazón, continuar con este desafío hasta el final .
    Bendiciones

  3. Querida hermana, realmente hermosas palabras que me alientan a seguir adelante. En este momento me identifico con la q se halla batallando con algo que parece ganar terreno. Pero confío en aquel q todo lo puede que me ayudará a salir victoriosa. Dios la bendiga…

  4. Bendiciones a todas las mujeres me encanta!!! cada recurso Qué publican es de gran ayuda a mi vida espiritual!!! Dios multiplique las bendiciones en ustedes!!!

  5. Gracias Diós por este ministerio y la vida de Nohemy, estos recursos nos ayudan a ver con los ojos de la fe y la esperanza la crisis, vivamos por la palabra, caminemos tomando las armas de la luz, su mano nos sostiene.

  6. Gracias por los recursos que proporcionas para mi crecimiento espiritual. En. Mi vida he pasado por todas las etapas , gran tristeza y gran alegria, derrotas y victorias, pero he salido de todas estas situaciones de la mano de mi Señor, por su amor y fidelidad estoy en pie. Y oro por tu ministerio que Dios lo prospere ya ti te fortalezca.

  7. Gracias por las herramientas que aportas para mi crecimiento espiritual, en mi vida he tenido de todo fracasos, logros, alegrias y tristezas, y siempre he salido al delante agarrada de la mano de mi Señor, no podría sola en ninguna circunstancia. Oro por que tu libro sea un éxito en Cristo Jesús

  8. Amén por está señanseñanza de parte de Dios ..la verdad si ahora estoy atravesando una situación a la qie no le encuentro solución había pensado que ya era el final de mi matrimonio pero leo detenidamente está enseñanza y llegó a la conclusión que en Dios hay esperanza ……tomo para mi cada palabra cada promesa de prosperidad y vuelvo a empeza, vuelvo y me levanto . Dios les bendiga l hermosa labor de espadir vida y esperanza por medio de redes es de gran bendición para mi vida y yo se qie para la de muchas personas también un abrazo….

  9. Amén! Que hermoso saber que El a traves de su palabra y Espíritu Santo nos prospera y guía hacia una vida abundante en Cristo Jesús! Bendiciones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.