Hace un año más o menos, mi esposo y yo íbamos en el carro a un almacén. Cuando de repente escuchamos un fuerte ruído. Un carro se nos acercó tanto que rozó nuestro carro y de paso se llevó el retrovisor del lado del conductor.

Por unos días tuvimos que conducir sin tener un retrovisor en el lado izquierdo del carro. Te cuento que la tentación de mirar aunque no estaba el retrovisor era inevitable. Automáticamente, uno vuelve a mirar una y otra vez.

A lo mejor la tentación de mirar otra vez por el retrovisor de la vida se te presenta a menudo. Hoy quiero reflexionar contigo sobre algo que Dios me mostró recientemente. Estoy segura que te ayudará a substituir esa tentación de mirar atrás por mirar hacia adelante y a lo que Dios está haciendo en tu vida hoy.

Habíamos hablado de tres maneras de poner esa culpa y reproches en perspectiva y cómo no dejar que controlen nuestra jornada. Brevemente, te hago mención de estas tres maneras para vivir sin culpa y reproches abajo: 

1) Aprende algo de tu reproche.

2) No te condenes

3) Deja que Dios redima tu pasado

Para leer: ¿Qué ves en tu retrovisor? –  Parte 1 (Presiona aquí).

Déjame decirte que no estás sola en esa tentación de reprocharte cosas o sentir culpa por lo que hiciste o no hiciste. Lo importante es lo que haces con ello lo que cuenta.

Lee conmigo lo que dice Joel 2:25: “Yo les compensaré a ustedes por los años en que todo lo devoró ese gran ejército de langostas que envié contra ustedes: las grandes, las pequeñas, las larvas y las orugas”. (NVI).

Una palabra muy interesante en el idioma Hebreo en este versículo es la que se tradujo como “compensaré”. En otra traducción dice: “devolveré”. En una traducción dice “compensaré los años” (NVI), y en la otra dice “devolveré lo que perdieron” (NTV).

Es la plabra hebrea “shalam” que significa: “Un verbo que significa estar a salvo, completo. El significado principal es estar a salvo o sin herida de mente o cuerpo”.

En el contexto, Dios estaba hablando de daños causados en el pasado. Y aquí lo vemos prometiendo dos cosas:

1) Voy a protegerte de los daños pasados.

2) Voy a completar algo en tu vida con esto.

En otras palabras, el Dios Restaurador, que tú y yo tenemos, va a restaurar los años que esas langostas devoraron. Él también va a completar algo en nuestras vidas. La idea de que Dios puede completar algo con lo que sucedió en nuestro pasado, nos ayuda a comprender Romanos 8:28 de una manera más clara. Lee conmigo:

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen
para el bien de quienes lo aman y son llamados según
el propósito que él tiene para ellos”.

Esto nos llena de esperanza y paz en Dios. Porque el Dios Todopoderoso (Apocalipsis 1:8). Ese Dios que tiene autoridad sobre el pasado, también tiene autoridad sobre tu presente y futuro. Tus culpas y reproches no tienen poder para dictar tu hoy o tu mañana. Es Dios, el que utilizará ese pasado, esa culpa, ese reproche y lo restaurará. En medio de ese trabajo te protegerá y te completará.

Viene a mi mente esto: El trabajo de Dios en nuestras vidas no ha terminado. Cuando Dios empieza cualquier cosa, nunca la deja a medias. Así nos dice el apóstol Pablo en Filipenses 1:6:

“Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó
la buena obra en ustedes,
la continuará hasta que quede completamente
terminada el día que Cristo Jesús vuelva”

Si esta realización no renueva tu fe en Dios, debes empezar a leer de nuevo desde el principio. Porque la Palabra de Dios es clara y nos dice que Dios está haciendo algo en nuestras vidas. Que todo lo que fue, Él puede usarlo para nuestro bien y que su obra continúa en nuestras vidas hasta que Cristo vuelva. ¡Él va a completarla!

Esto quiere decir que tú y yo tenemos una jornada larga de vida con Dios mientras estamos en esta tierra. Y cuando la tentación de mirar por el retrovisor de tu vida llega, tienes que decirle a esa culpa o reproche: “Mi Dios está en control”. “Él está hciendo algo en mi vida con eso”. “Dios va a completar su obra en mí”.

La mejor ayuda que tenemos para combatir la culpa y los reproches es Su Palabra. Cuando entablamos una relación estrecha con Dios, leyendo, estudiando, memorizando y también aplicando Su Palabra. La vida empieza a tomar significado y comprendemos mejor las cosas.

No es cuestión de leerla, estudiarla o memorizarla solamente. Pero cuando empezamos a conversar con Dios sobre aquello que nos está diciendo en Su Palabra, nuestras vidas empiezan a ser transformadas.

Tu relación con Dios se fortalece cuando haces de su Palabra tu LEMA de vida. Su Espíritu Santo, que vive en ti, utiliza su Palabra para darte claridad en tu diario  caminar y ayudarte a vivir con la sabiduría de Dios.

“Los mandatos del Señor son claros;
dan buena percepción para vivir”
Salmos 19:8 (NTV)

Porque sé que la Palabra de Dios nos ayuda a poner en perspectiva nuestra vida y renueva nuestra esperanza en Aquel que puede restaurarlo todo, es que te invito a descargar los dos recursos Gratis abajo.

Deja un comentario y dinos cómo esto te ayuda hoy.

Para leer Parte 1 – Presiona aquí

Regístrate para aprender a vivir sin reproches en la clase que daremos pronto:

Quiero vivir sin reproches y culpa
CINCO Días en Camino a la Sanidad

No olvides descargar tu Devocional Diario En Mi Corazón Gratis y tu plan para leer TODA la Biblia en el 2019.

Decarga tu Plan GRATIS para leer TODA la Biblia durante el 2019


Descarga tu MES GRATIS del Devocional Diario En Mi Corazón

 

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Días Guardando Su Palabra – Tapa Blanda

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Díasa Guardando Su Palabra – Digital Ebook

Con 52 Devocionales y Oraciones para todo el año, este devocional te ayudará a mantener tu mente y corazón en la Palabra de Dios. Día a Día tendrás la oportunidad de meditar y aplicarla en tu diario caminar. ¡Adquiere tu copia hoy mismo!

 

 

Ponle fecha a tu evento este nuevo año. Nos encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

 

 

 

6 thoughts

  1. Gracias porque ahora veo que en mi pasado siempre ha estado Dios acompañándome. Bendiciones y que El Señor te dé más palabra para mi corazón.

  2. Hermosa y clara forma de explicarnos y recordarnos, que las cosas viejas pasaron y que Dios hace todo nuevo. Gracias Noemí, por bendecirnos con lo que recibes de Dios, esto nos motiva a seguir buscando de forma intencionada su rostro. Bendiciones

  3. Hermoso mensaje Noemí me muestra un panorama diferente de mi pasado y mi presente y me alienta a mirar que Dios está al control de mi futuro. Dios te bendiga!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.