¡Que tengas un feliz y próspero año nuevo!

Esta frase estará en bocas de muchos al final del año. A veces, nosotras también repetimos esta frase por costumbre y con buenas intenciones.

Mucha gente también nos la dice y esto nos hace pensar inmediatamente en el año que estamos dejando atrás con todo lo que sucedió o no sucedió. Y a lo mejor, las expectativas del nuevo año no las vemos tan brillantes como quisiéramos.

Sin embargo, aquello que estamos sintiendo no cambia los deseos genuinos de personas que nos aprecian y nos dicen: “Que tengas un feliz y próspero año nuevo”.

Cuando Jesús vino al mundo llegó con una misión. Una misión claramente descrita en Isaías 61:1-3. Hoy quiero hablarte de una misión específica que está en el versículo dos de este pasaje.

“Me ha enviado…A pregonar el año del favor del Señor”
Isaías 61:2, NVI

Otra versión dice, “el año favorable del Señor” (DHH).

Cuando Jesús nació, Dios tomó forma de hombre y habitó entre nosotros dice la Biblia. Esto es lo que conocemos como la encarnación. El nombre de Jesús Emanuel significa: “Dios con nosotros”.

No se tú, pero yo tengo muchas emociones encontradas al terminar y comenzar un año. Por esta razón quiero hablarte de algo que puede aliviar nuestras emociones cualquiera que sean.

Con el nacimiento de Jesús, podemos deducir que su venida trajo consigo el favor de Dios para la humanidad. En esto, estamos tú y yo incluídas también.

Gozar de la buena voluntad de Dios o del favor de Dios, es algo con lo que queremos contar todos los días del próximo año ¿no crees?

Jesús vino para transformar nuestras vidas. Cuando lo recibimos en nuestros corazones, nuestras vidas empiezan a tomar un rumbo diferente al que estábamos. En Juan 10:10 Jesús dijo: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (DHH).

Ahora, déjame preguntarte: ¿Es esto una realidad en tu vida hoy? ¿Estás gozando de una vida abundante?

Si somos sinceras, quizá dirás, a veces, o simplemente sí o no. Pero sospecho que a pesar de tu respuesta, cualquiera que sea, tú quieres que esto sea una realidad en tu vida durante el próximo año. Tú y yo queremos vivir la vida abundante que Jesús prometió… ¿cierto?

Aquí es donde lo que Isaías 61:2 encuentra gran significado para nosotras. Jesús en su misión trajo con Él la buena voluntad de Dios. Jesús trajo el favor de Dios tanto para ti como para mí. Esto no es algo pasajero, de un sólo día, o de un mes. Es algo con lo que podemos contar todos los días del año.

Me imagino que te estarás preguntando… Pero, ¿cómo?

Cuando la vida te ha tirado una y otra situación dura y difícil, no es fácil pensar que el próximo año será próspero y menos aun feliz. Es más, entramos con pocas expectativas de que mejore, o simplemente con temor a que las cosas empeoren.

Pero Jesús, vino para que nosotras podamos cambiar esta perspectiva. Él quiere hace una transformación total de nuestras vidas con su Palabra este año y los que siguen. Jesús quiere prosperar nuestra alma. Es lo que cuenta para poder gozar de vida abundante. Jesús dijo en Juan 15:7 lo siguiente:

 

“Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pueden pedir lo que quieran, ¡y les será concedido!”

 

Esta garantía es sólo para que los que atesoran sus palabras. Para los que guardan su Palabra. Para los que dejan que su Palabra permaneza en sus corazones diariamente. Porque su Palabra prospera el alma. Por consiguiente trae todo aquello que neceistamos para enfrentar la vida aun cuando pasemos por momentos duros o de dolor. Te pregunto…

¿Quieres un feliz y próspero año nuevo?

Si has estado visitándonos aquí en El Rinconcito de la Paz y el Proyecto LEMA por algún tiempo, sabes que una de nuestros mayores mensajes es que la Palabra de Dios tiene poder transformador para nuestras vidas. Sin ella, estamos rumbo a la deriva y sin la guía que necesitamos. Es más, la esperanza, el ánimo y fortaleza que se necesita cuando entramos a una nueva etapa, en este caso un nuevo año, tamibén la vamos a encontrar allí, en su Palabra.

Por esta razón, necesitamos la Palabra de Dios a diario. Dios quiere prosperar nuestra alma. Cuando esto sucede vamos experimentar esperanza, felicidad, confianza aun cuando enfrentemos momentos difíciles.

Si quieres un tener un feliz y próspero año nuevo, entonces toma una resolución este año que te garantiza vivir con el favor de Dios. Empieza a hacer de su Palabra tu LEMA.

LEMA es un acróstico que significa: Lee, Estudia, Memoriza, Aplica la Palabra de Dios. Esta práctica me llevó a experimentar la vida abundante, aun en medio de las dificultades que he enfrentado. Esto sucede porque su Palabra es la fuente de todo lo que necesitamos en los momentos de dolor, difíciles y decisivos de nuestra vida.

Su Palabra guardada en tu corazón, te llevará a experimentar el favor de Dios en tu vida durante los 365 Días que se avecinan.

Por esta razón, he decidido poner en tus manos UN MES GRATIS del Devocional Diario en Mi Corazón. Sigue el enlace  de abajo  para descargarlo. Pero, como sé que un mes no es suficiente y necesitas estar en su Palabra todo el año, te doy el enlace para que adquieras tu copia completa de este Devocional.

En este Devocional tendrás la oportunidad de leer, estudiar, memorizar y aplicar su Palabra todos los 365 días del año. Su Palabra tiene el poder para transformarlo  todo. ¡Experimenta esto este año!

Deja un comentario y dinos cómo su Palabra te ha ayudado este año.

Empieza leyendo Su Palabra…

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Días Guardando Su Palabra – Tapa Blanda

Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Díasa Guardando Su Palabra – Digital Ebook

Con 52 Devocionales y Oraciones para todo el año, este devocional te ayudará a mantener tu mente y corazón en la Palabra de Dios. Día a Día tendrás la oportunidad de meditar y aplicarla en tu diario caminar. ¡Adquiere tu copia hoy mismo!

 

 

Ponle fecha a tu evento este nuevo año. Nos encantaría compartir la Palabra de Dios a tu grupo de mujeres en vivo. Sigue este enlace para invitarme: Invita a Noemí

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.