Tengo tres amores en mi vida…, Te los voy a revelar

Esta canción estaba en mi mente hoy: “Tengo tres amores en mi vida que son mi esperanza y mi pasión. Uno son tus ojos, dos tus labios rojos, tres tu mentiroso corazón” (Pedrito Otiniano).

En realidad, me acordé de esta canción mientras manejaba a un sitio para hacer un video para el grupo que está estudiando “Sabiduría Ante Todo” aquí en el Proyecto LEMA. Si deseas hacer el estudio regístrate aquí: Sabiduría Ante Todo.

Mis amores no son los que Pedrito menciona en su canción. Pero, através de los años he tenido muchos amores. No te estoy hablando amores en lo sentimental. He tenido amores hacia ciertas cosas que he valorado mucho. Tú sabes de lo que estoy hablando.

No todos los amores que he tenido han sido buenos. Es más, te puedo decir sinceramente que uno me llevó a un hueco de esclavitud del que Dios tuvo que sacarme con urgencia. Fue un pozo que empezó a destruir mi relación con Él. Dios me mostró que mi vida estaba siendo malgastada en algo que no me traería ninguna satisfacción. Me mostró que había construído un ídolo así como el pueblo de Israel. Me había ido tras lo que nada valía:

“Se fueron tras lo que nada vale, y en nada se convirtieron”
(Jeremías 2:5, NVI)

Cuando Dios empezó a limpiar las cenizas de la vivienda que había construído para sentirme mejor, me empezó a dar un amor sobrenatural por su Palabra, la Biblia. Empecé a leerla, a estudiarla y a memorizarla. En ella Dios me instruía de tal manera que al aplicarla a mi vida diaria veía enormes frutos en mi vida.

Mi vida cambió. ¡Ya no soy la misma! Esta trayectoria de vida me ha llevado a tener tres amores que controlan mi vida y me han llevado a gozar de la vida abundante y plena que Jesús vino a darnos.

Mis tres amores son:

Amor a Dios. Quiero conocerlo más que antes. No hay nada en este mundo que anhela más que conocer a Dios. Cada vez que abro su Palabra, Él se revela en formas maravillosas y que no se comparan con nada. Quiero llegar a jactarme en esto que Dios quiere que me jacte:

“Pero los que desean jactarse que lo hagan solamente en esto: en conocerme verdaderamente y entender que yo soy el Señor”
(Jeremías 9:24, NTV)

Amor a Jesús. El es mi Salvador, Sanador y Restaurador. Su vida ha sido la motivación para caminar en sus pasos y llegar a experimentar la vida de Cristo en mí. Jesús es mi vida.

Cuando Cristo —quien es la vida de ustedes
(Colosenes 3:4, NTV)

“Quiero que tengan la plena confianza de que entienden el misterioso plan de Dios, que es Cristo mismo. En él están escondidos todos
los tesoros de la sabiduría y el conocimiento”
(Colosenses 2:3, NTV)

Amor por su Palabra. Las palabras no me alcanzan para enfatizarte lo mucho que su Palabra ha hecho en mi vida. Sin ella no estaría en donde estoy hoy. Puedo decirte con certeza que ésta también es mi realidad como lo fue para Jeremías:

“Cuando descubrí tus palabras las devoré;
son mi gozo y la delicia de mi corazón”
(Jeremías 15:16, NTV)

Quizá tú corazón está como el mio estaba. Buscando satisfacción en todo pero nada te satisface. Escribí el libro “De Cenizas a Belleza, De una vida vacía a una vida llena” para decirte que la vida que Cristo ofrece es para que la goces aquí en esta tierra. Una vida abundante es una vida feliz y con éxito aun en medio de las dificultades de la vida. Sigue este enlace si deseas disfrutar de esa vida. Dios te la quiere dar desde hoy.

¿Cuáles son tus amores? Deja un comentario

¿Conoces a alguién que necesita un nuevo amor? Comparte este artículo con ella.

 

  

Tú vida no será la misma cuando le permitas a Jesús hablarte por medio de su Palabra. Sigue el enlace para adquirir tu Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Días Guardando Su Palabra aquí:

Formato Impreso: Devocional Diario En Mi Corazón

Formato Ebook: Devocional Diario En Mi Corazón Ebook. (Por tiempo limitado usa el código OFERTA para obtener un descuento en Ebook)

 

Las heridas del  corazón no nos permiten gozar de la vida que Jesús vino a dar. Por esta razón, necesitan cicatrizar para que ya no duelan. Mi libro “Cicatrices”, Las Señales de Victoria Sobre las Heridas del Pasado, basado en la Palabra de Dios, te ayudará en tu jornada hacia tu sanidad.

Formato Impreso aquí: Cicatrices

Formato Ebook aquí: Cicatrices

 

 

Dios utiliza su Palabra para sanar nuestros corazones ¿Quieres que Dios empiece a sanar tu corazón roto?

Descarga GRATIS tu Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Días Guardando Su Palabra – Un Mes Gratis.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s