“Lo último que muere es la esperanza”

El Dr. Jerome Groopman, Profesor de Medicina en Harvard, dijo que la esperanza es más efectiva que cualquier medicina o procedimiento quirúrgico. En el Talmud, una compilación de escritos rabínicos sobre la vida, se dice esto: “Cuando hay vida, hay esperanza”. El Dr. Groopman dice que sus pacientes le han enseñado esto: “Donde hay esperanza, hay vida”.

Quizá tú has escuchado la canción “Lo último que muere es la esperanza”. La canción habla de un amor roto, un hombre con el corazón dolido que está esperando el regreso de esa mujer que lo dejó. Pero esta, no es la única manera en que a veces enfrentamos la falta de esperanza, ¿verdad?

Un diagnóstico inesperado, una fracaso matrimonial, la muerte inesperada de un ser querido, la pérdida de un negocio, el abandono de tu familia, el desamor de tus hijos. Quizá, la falta de un trabajo o un lugar seguro para vivir. A lo mejor, tienes una enfermedad crónica o algún ser querido la tiene. Quizá, no tienes dinero para tus necesidades primordiales y estás perdiendo la esperanza.

Una persona me escribió recientemente y me dijo esto: “Me siento horriblemente mal”. Quizá estas también son tus palabras y te sientes mal. No sabes qué hacer. Estás en una encrucijada. Sé lo que es estar en ese mismo sitio sin esperanzas de un futuro mejor. Ese sitio que te dice todo está acabado y no hay motivo para vivir.

La voluntad de Dios es que salgas de ese lugar de falta de esperanza, a disfrutar de la vida que tiene para tí. Es una vida con esperanza y que está descrita en su Palabra. Jesús vino para darnos vida y para que la viviéramos en abundacia.

¡La Palabra de Dios da vida! Es una garantía en muchos pasajes bíblicos. Mira lo que te dice aquí: Porque no son palabras vanas para ustedes, sino que de ellas depende su vida” Deuteronomio 32:47.

Me pregunto cuando fue la útlima vez que una palabra de Dios saltó de la página y habló a tu corazón. Esto puede ser una experiencia diaria. Dios es un Dios para todos los días. Solamente así vamos a experimentar la vida que nos prometió.

El no quiere que guardemos el mensaje del Domingo pasado y vivamos de esa enseñanza toda la semana. O, del artículo bonito que leímos hace un mes. Tampoco que vivamos de esa conferencia a la que asistimos el año pasado. O, quizá de esa fotito con un versículo, que vimos en Facebook o Twitter. Dios quiere darte a tí, su Palabra, diariamente. La Palabra de Dios no es para almacenarla, es para vivirla y para saborearla a diario. Eso es vivir feliz y con éxito. Porque su Palabra da vida.

Está en tus manos decidir si quieres la vida con esperanza que El te prometió. Una vida que produce frutos, aún en medio de las situaciones difíciles por las que estás pasando.

El pueblo de Israel se había acostumbrado a vivir en la escacez, volviendo a sus ídolos y rebelándose con Dios. Esto los llevó a una vida que no disfrutaba de lo que Dios les ofrecía. Dios les dijo que cuando se arrepientan y se vuelvan a El, Dios les daría una tierra fructífera, les daría prosperidad, y los bendecería. Pero les dice, que esto está en sus manos y que ellos tenían que tomar una decisión importante. Leamos lo que dice: Este mandamiento que hoy te ordeno obedecer no es superior a tus fuerzas ni está fuera de tu alcance” Deuteronomio 30:11.

Así es hermana querida, la esperanza de un mañana mejor no está fuera tu alcance. Dios te la ofrece, tú decides si la quieres. Tú tienes que tomar la decisión. Cuando dice “no es superior a tus fuerzas” habla de quererlo, de buscarlo. Cuando dice “no está fuera de tu alcance” significa que tú tienes que invertir en eso que El te ofrece y tu quieres.

Quiero dejar contigo las palabras de Dios en Deuteronomio 30:12-16. Te hablan de una decisión que debes tomar frente a la Palabra de Dios que quiere hacer grandes cosas en tí y por tí:

No está arriba en el cielo, para que preguntes: “¿Quién subirá al cielo por nosotros, para que nos lo traiga, y así podamos escucharlo y obedecerlo?” Tampoco está más allá del océano, para que preguntes: “¿Quién cruzará por nosotros hasta el otro lado del océano, para que nos lo traiga, y así podamos escucharlo y obedecerlo?” ¡No! La palabra está muy cerca de ti; la tienes en la boca y en el corazón, para que la obedezcas. Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal. Hoy te ordeno que ames al Señor tu Dios, que andes en sus caminos, y que cumplas sus mandamientos, preceptos y leyes. Así vivirás y te multiplicarás, y el Señor tu Dios te bendecirá en la tierra de la que vas a tomar posesión“. Deuteronomio 30:12-16

El doctor Groopman dijo: “Donde hay esperanza hay vida”. Creo que podemos coincidir con lo que dijo. Hoy, Dios te ofrece la esperanza de una mejor vida para tí. Está a tu alcance y está en tus manos tenerla. Está en su Palabra y  El te invita a disfrutarla desde hoy:Elige, pues, la vida, para que vivan tú y tus descendientes” Deuteronomio 30:19.

Dios quiere empezar a sanar tu corazón y a renovar tu esperanza. Si quieres esto, sigue el enlace de abajo.

Descarga GRATIS tú Plan the 7 Días para Sanar tu Corazón Roto. Haz clic

 

 

 

 

1ERPNoemi
Llena este formulario: Invita Noemí.
¡Separa tu fecha hoy!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s