Escucha a Noemí ~ Podcasts ~ Mensajes en Audio ~ ¡Inscríbete Hoy!

0proyectolema12El otro día leí esto. En realidad no sé donde pero decía algo así: “Caminos difíciles, a menudo conducen a hermosos destinos”. Quizá, tú puedes decir que estás de acuerdo con esto. Creo que es una verdad que muchos han experimentado en sus propias vidas. Alguién dijo también: “No hay ganancia sin dolor”.

El mundo en que vivimos nos está entrenando a querer ganar sin tener que invertir. Sin tener que sudar para poder ganar. Queremos el triunfo y éxito a tiempo de microondas, es  decir instántaneo. No nos gusta esperar. Cualquier cosa que deseamos, la queremos ya y rápido.

No estoy tirando la primera piedra. He estado en ese mismo sitio y estoy aprendiendo a ser más paciente con lo que deseo lograr. En otras palabras, estoy aprendiendo a esperar. Quizá ésta no es una palabra que te gusta escuchar. Tampoco es algo que nos gusta hacer. Pero estoy descubriendo que en la economía de Dios, esperar tiene grandes repercusiones en nuestras vidas.

Soy impaciente y lo puedo ver en ciertas áreas de mi vida. Me pasa cuando me toca pagar mis compras. Lo primero que hago es mirar y buscar la línea más corta. Me paso cambiando de línea en línea porque la persona que está en la caja es muy lenta. Quiero que se apuren y que me cobren rápido para salir. Si eres como yo, a veces hasta miramos lo que otra persona delante de nosotras ha comprado para decidir si nos ponemos detrás de ella o no. No nos gusta esperar y esto nos ha llevado a rendirnos. A darnos por vencidas. A abandonar aquello que nos hemos propuesto. A veces hasta dejamos lo que queríamos comprar ¡porque no queremos esperar!

Me pregunto y te pregunto, qué pasaría si este año empezamos a ejercitarnos en aprender a esperar para no rendirnos antes de tiempo. Si hay algo que te puedo asegurar es que Dios está tratando de hacer de tí una mujer que no se rinde fácilmente. Tú no eres una derrotista. Como dicen en Guatemala, México o Nicaragua, tú no eres una rajona. O quizá en otros países, tú no eres rajada.

Regístrate para escuchar GRATIS el Podcast (mensaje en audio) con Noemí Greer. Haz clic aquí: “Yo no me rindo”, Enero 21 y Enero 28.

Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día
y de noche; cumple con cuidado todo
lo que en él está escrito.
Así prosperarás y tendrás éxito”.
Josué 1:8

Este versículo es mi LEMA  y el de muchas otras mujeres este año. Nos está animando y ayudando a hacer de la Palabra de Dios la herramienta que nos acompaña. La Palabra de Dios leída, estudiada, memorizada y aplicada funciona. Esa Palabra cuando la acatamos y la hacemos parte de nuestro diario vivir da resultados: “Así prosperarás y tendrás éxito”.

Creemos que la Palabra de Dios: leída, estudiada, memorizada y aplicada a nuestras vidas, da fruto.

¿Quieres vivir la vida feliz y con éxito? Te invitamos al Proyecto LEMA
Haz un clic aquí: LEMA.

LEMA es un acróstico que significa:

L = Lee la Palabra
E = Estudia la Palabra
M = Memoriza la Palabra
A = Aplica la Palabra

enmicorazoncoverdevocional

Descarga GRATIS del “Devocional Diario En Mi Corazón”.Te notificaremos cuando las inscripciones para el Proyecto LEMA estén abiertas.

 

 

Visita NoemiGreer.com para adquirir recursos para tu crecimiento espiritual.

1ERPNoemi
Llena este formulario: Invita Noemí.
¡Separa tu fecha hoy!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s