Un “Motivo” de Gran Alegría ~ Feliz Navidad

alegrateebookcoverfinalcrEste es un mes muy festejado en mi familia. Hay algunos motivos para celebrar como son: un cumpleaños, un aniversario de bodas, Navidad y Año Nuevo. No creas que ando de fiesta en fiesta.

Creo que éstas son fechas comunes para celebar, pero para muchos, éstas fechas no siempre traen alegrías.

Quizá, te puedes identificar con esta misma manera de sentir. Llega tu cumpleños y no quieres celebrar. Un año más, a veces, nos deprime porque puede acentuar ese sentimiento de frustración al no haber alcanzado lo que queremos. Otros, no quieren cumplir un año más.

A lo mejor, la vida fue difícil durante el año, que piensas que son fechas poco dignas de celebrar. La Navidad puede ser un día de tristeza para muchas personas. Las razones las podría enumerar, pero sospecho que tú las sabes bien. Quizá, alguna vez te has identificado con ellas. Muchas personas rehúsan celebrar la Navidad porque les trae recuerdos dolorosos. Otras, no quieren sentir alegría, es como si se castigaran a sí mismo por alguna razón.

Hace más de 2000 años un ángel pronunció palabras de aliento de parte de Dios para toda la humanidad. ¡Son palabras de aliento para tí también! Quiero que reflexionemos en las palabras del ángel.

El trajo una gran noticia y dijo que había un gran motivo para alegrarse. Hoy hablaremos de ese gran motivo de alegría que el ángel anunció. Leamos lo que el ángel dijo: “Pero el ángel les dijo: No tengan miedo, porque les traigo una buena noticia, que será motivo de gran alegría para todos: Hoy les ha nacido en el pueblo de David un salvador, que es el Mesías, el Señor” (Lucas 2:10-11).

En todas las veces que he leído este versículo, nunca había saltado esa palabra “motivo” a mis ojos hasta hoy. No solamente es un motivo de alegría, sino de “gran” alegría. Me pregunto: ¿Por qué de gran alegría?

Dios había permanecido en silencio durante 400 años. Desde que el Antiguo Testamento concluyó con el libro de Malaquías, el pueblo de Dios no había recibido revelación.  En ese tiempo habían sufrido la esclavitud por parte de varias naciones. Dios estaba en silencio.

Dios volvió a hablar con el anuncio del nacimiento de Juan el Bautista a Elizabeth y Zacarías. De éste hombre habló Malaquías al final del Antiguo Testamento,  (Malaquías 4:5-6). Durante esa misma época Dios anuncia el nacimiento de su Hijo Jesús. Dios rompe el silencio entre su pueblo y la humanidad con el llanto de un bebé en un pesebre.

Esta es la noticia más hermosa que un pueblo que esperaba a un Mesías podía escuchar. En Belén, en un humilde pesebre nació el Salvador del mundo. El Nuevo Testamento se abre con la maravillosa noticia de redención. Un Salvador, El Mesías enviado por Dios al mundo.

Quizá, puedes estar pensando y ¿qué tiene de importante esta celebración? Con la comercialilzación de la Navidad con la que vivimos hoy, creo que hemos perdido el verdadero significado de esta celebración. Te lo digo porque si tú o yo no estamos haciendo un esfuerzo deliberado por enfocar nuestras mentes y corazones en el nacimiento de Cristo, nos hemos dejado envolver por el comercio de esta fecha.

Es un gran motivo de alegría dijo el ángel. Quizá necesitas saber por qué dijo que eran un gran motivo. Si leemos el capítulo 61 de Isaías, vamos a darnos cuenta de la misión que Jesús traía en su agenda para el mundo al que había nacido. Leamos con una mente y un corazón fresco esta promesa de Dios:

El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí,
por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres.
Me ha enviado a sanar los corazones heridos,
a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros,
a pregonar el año del favor del y el día de la venganza de nuestro Dios,
a consolar a todos los que están de duelo, y a confortar a los dolientes de Sión.
Me ha enviado a darles una corona en vez de cenizas, aceite de alegría
en vez de luto, traje de fiesta en vez de espíritu de desaliento.
Serán llamados robles de justicia, plantío del Señor, para mostrar su gloria.(Isaías 61:1-3)

Nunca he dejado de admirar la misión de Jesús para el mundo. De ésta promesa de Dios nació mi libro “De Cenizas a Belleza”. La vida a la que nos ha llamado es una de triunfo y éxito. Tú vida tiene propósito y vale la pena vivir. Cada vez que pienso en el gran sacrificio que hizo tomando forma de hombre para redimirnos, solamente puedo decir ¡Gracias Señor! Jesús vino para darnos una vida con significado.

Con Jesús, tenemos la garantía de éxito y triunfo porque Jesús vino para sanar, liberar, restaurar, dar nuevos comienzos, perdonar y aliviar el dolor que por alguna u otra razón enfrentamos en este mundo. Creo que Jesús tiene palabras de aliento en esta Navidad para tí y para todos. Si quieres algún motivo de gran alegría esta Navidad. Escoge alguno de las palabra de Jesús. El mismo lo dijo así:

“Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia” Juan 10:10

“Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo” Juan 14:27

 “El Espíritu da vida; la carne no vale para nada. Las palabras que les he hablado son espíritu y son vida” Juan 6:63.

“Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso” Mateo 11:28.

“Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres” Juan 8:36.

“Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá aun después de haber muerto” Juan 11:25

“La gente sana no necesita médico, los enfermos sí. No he venido a llamar a los que se creen justos, sino a los que saben que son pecadores y necesitan arrepentirse” Lucas 5:31-32.

“Yo soy el pan de vida. El que viene a mí nunca volverá a tener hambre; el que cree en mí no tendrá sed jamás” Juan 6:35.

“Yo soy la luz del mundo. Si ustedes me siguen, no tendrán que andar en la oscuridad porque tendrán la luz que lleva a la vida” Juan 8:12.

“El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque me ha ungido para llevar
la Buena Noticia a los pobres.

Me ha enviado a proclamar que los cautivos
serán liberados,
que los ciegos verán,
que los oprimidos serán puestos en libertad,
y que ha llegado el tiempo del favor del Señor.
Después Jesús comenzó a hablarles:
La Escritura que acaban de oír
¡se ha cumplido este mismo día!”

Lucas 4:18-19, 21

UN REGALO PARA TI EN ESTA NAVIDAD

Mi regalo dalegrateebookcoverfinalcre Navidad para tí es mi nuevo libro ¡Alégrate! Tu Libertad Ha Llegado. Son ocho capítulos con mensajes de ánimo para tí durante esta época navideña.

Lo puedes obtener GRATIS hasta hoy (23 de Diciembre). Solamente sigue el enlace para obtenerlo.

Que Dios haga de esta Navidad la más alegre que has tenido en toda tu vida, porque El está contigo. Noemí

Quiero el Libro GRATIS. Presiona aquí.

 

Inscríbete para recibir notificación de nuestros próximos estudios bíblicos aquí: REGISTRATE AQUI! (Presiona este enlace, haz un clic)

Visita NoemiGreer.com para adquirir los otros recursos

“De Cenizas a Belleza” Conferencias en Vivo
Me encantaría conocerte en persona, organiza una conferencia en tu grupo de mujeres y llena este formulario: Invita Noemí.

Si deseas adquirir los libros impresos, envía tu donación de $12.00. Te lo enviaremos gratis dentro de los Estados Unidos. Presiona la foto de Paypal abajo y envia tu donación. Para envios internacionales del libro impreso, escribe a elrinconcitodelapaz@yahoo.com

 Para hacer una donación presiona la siguiente foto

paypaldonar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s