“Una larga obediencia en la misma dirección”

SigueadelanteGabriel, un joven de 15 años, compitió en las Olimpiadas para personas con incapacidades. Su madre y hermana lo acompañaron en esta competencia. El tenía que correr algunos metros hasta llegar a su meta. Cuando empezó a correr las acostumbradas voces que animan al competidor se escuchaban por todos lados: “Sigue Gabriel”, “No te detengas”, “Corre Gabriel”. Su madre y su hermana se unieron al resto de voces que animaban a Gabriel a correr.

Gabriel llegó a su meta en último lugar. Al concluir la carrera, cuando llegó el tiempo de la premiación llamaron a los ganadores. Entre ellos, estaba Gabriel. Es más, ¡Gabriel ganó el primer premio! Su madre, sorprendida por lo sucedido, naturalmente preguntó por qué. Ella sabía que su hijo había llegado al último. La repuesta que uno de los jueces le dio fue ésta:  “Gabriel ganó, porque fue el único que corrió en su mismo carril”

Cada vez que recuerdo esta historia me lleno de ánimo en la carrera que tengo por delante. No sé si tú a veces quieres darte por vencida. Quizá te sientes derrotada y ya no quieres continuar. Hoy quiero compartir contigo lo que Dios ha hecho en mi vida en esos momentos.

En ocasiones cuando las ganas de parar y no continuar se hacen presente en mi vida, Dios ha tenido que darme un empujón. El me ha hecho ver que lo que estoy haciendo hoy tiene grandes repercusiones. Quizá no sean visibles en este momento, pero la perseverancia en ellas, tiene grandes consecuencias positivas en el futuro.

Viene a mi mente lo que nos dice Hebreos 6:11-12, presta atención a esto: “11 Nuestro gran deseo es que sigan amando a los demás mientras tengan vida, para asegurarse de que lo que esperan se hará realidad. 12 Entonces, no se volverán torpes ni indiferentes espiritualmente. En cambio seguirán el ejemplo de quienes, gracias a su fe y perseverancia, heredarán las promesas de Dios”.

A veces podemos volvernos indiferentes en nuestra vida espiritual. Quizá vivimos con pereza y decimos: “De que sirve lo que hago” o “A nadie le importa”. Sin embargo, Dios nos dice que gracias a la fe y a la perseverancia, vamos a heredar lo que El ha prometido.

En Jeremías 29:11 un verso muy conocido por nosotras. Creo que la versión Reina Valera lo dice muy claro. Leamos: “11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis“. Hay promesa de Dios en este versículo. Hay un fin que tú y yo esperamos. Para que esa esperanza se haga realidad tú y yo tenemos que persistir en hacer aquello a lo que Dios nos ha llamado.

Algo que aprendí del estudio de esos versos es que la esperanza tiene mucho que ver con lo que deseamos obtener. Si nuestra esperanza se adormece y no estamos ansiosamiente esperando lo que Dios no ha prometido vamos a volvernos como lo que nos dice Hebreos 6:11-12, perezosos e indiferentes a las cosas espirituales. Me ha pasado a mí ¿y a tí?

Si has perdido la esperanza de ver cumplidas las promesas de Dios en tu vida, hoy es el momento de renovar tu perseverancia. “No descuides el don que hay en ti” (1 Timoteo 4:14a), dice Pablo. Tú y yo tenemos que vivir la vida con la esperanza de que nuestro Dios si se mostrará fiel a su Palabra en cualquier situación por la que estamos pasando. Nuestro compromiso con El, es continuar perseverando fieles y firmes.

“Una larga obediencia en la misma dirección”, esto es lo que un escritor dijo. Esta es esa obediencia que continua el camino trazado por Dios aun cuando las dificultades se presentan. En los tiempos duros y de duda seguimos esperando, no nos damos por vencidas. En el tiempo cuando no entendemos el por qué, seguimos el camino que Dios nos ha dado. Aquellos momentos cuando parece que nada de lo que hacemos tiene sentido, perseveramos.

Tenemos un llamado de Dios en común. Su llamado es que imitemos a Jesús. Que la vida de Cristo y su ejemplo sea el que imitemos en nuestro diario vivir.  Pero también tienes una labor que Dios te ha dado a tí para llevar a cabo en el medio en donde estás. Ese propósito, encomendado en tus manos, es el que le da sentido a la vida. Tú y yo no estamos aquí para respirar solamente. Si estás viva es porque Dios tiene un propósito con tu vida que aun está por llevar a cabo. Tu vida tiene significado y propósito. Hay promesa por cumplirse, persevera.

Como esposa, como mamá, como servidora de Dios, como esposa de pastor, como misionera, en cualquier posición en que estás, en cualquier profesión que desempeñas. En ese sitio en donde te desenvuelves, Dios te llama a la obediencia en la misma dirección. La perseverancia es lo que nos hará ser fructíferos en medio de la espera y nos dará los resultados que esperamos.

“Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos”
Gálatas 6:9.

¡No olvides dejar un comentario! Comparte este minsiterio en tu Facebook y Twitter. Tu apoyo en esta labor es importante.

Si tienes alguna pregunta escribe a: elrinconcitodelapaz@yahoo.com

INVITA A NOEMI A TU EVENTO DE MUJERES. Sigue este enlace:
Planea tu evento de mujeres ~ Invita a Noemí

“De Cenizas a Belleza” o “Un Corazón Libre y Sano” adquiere tu copia por una donación de $5.00. El libro será enviado en formato de PDF para bajar a tu computadora dentro de 24 hours. Otros formatos electrónicos están en el enlace de abajo.

Los libros “De Cenizas a Belleza” y “Un Corazón Libre y Sano” están impresos. Puedes obtener una copia por una donación mínima de $15.00 más el envío. Para envios internacionales escribe a elrinconcitodelapaz@yahoo.com para el valor total.

Tus donaciones hacen posible que este ministerio continue proveyendo sus recursos gratuitos a todo el lo que lo visita. ¡Gracias!

Para donar presiona la siguiente foto

paypaldonar

Anuncios

3 pensamientos en ““Una larga obediencia en la misma dirección”

  1. AMÉN. YO PUEDO DAR FE DE QUE “UNA LARGA OBEDIENCIA EN LA MISMA DIRECCIÓN” TRAE RECOMPENSA DE DIOS, ÉL ES ABSOLUTAMENTE FIEL!!! GRACIAS POR COMPARTIR ESTA PALABRA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s