María, ¡Favorecida de Dios! ¿Por qué? ~ Devocional

mariamadredeJesusA todas nos gusta tener el lugar favorecido. Es más, nos encanta que nos den un sitio especial y que seamos notadas de alguna manera.

El mundo social de hoy está creando muchos narcisistas. Cada día nos preguntamos: ¿Qué están diciendo de nosotras? ¿Han leído mi “estado” en Facebook? ¿Cuántos “me gusta” tiene lo que dije?

Me pregunto: ¿En qué sitio estamos poniendo el gozar del favor de alguién? ¿Qué tan importante es esto para nosotras?

En Lucas 1:28 se nos habla de la conversación entre María y el ángel Gabriel, leamos este verso: “Gabriel se le apareció y dijo: «¡Saludos, mujer favorecida! ¡El Señor está contigo!». ¿Cabe preguntarnos por qué Gabriel la llamó favorecida?

El comentarista Matthew Henry dice que al llamarla el ángel favorecida esto expresa una estima de ella, buena voluntad y prosperidad hacia ella. El mismo comentarista nos dice que esta expresión indicaba que se la había encontrado digna para ser la madre del Mesías. El ángel añadió tambén: “El Señor está contigo”. Según Matthew Henry, esta expresión se refiere a que nada debe desesperarnos, ningún desempeño de servicio, o el de obtener algún favor, por más grande que sea, si tenemos a Dios con nosotros.

Nosotros también hemos sido favorecidas por Dios al tener a Cristo en nuestras vidas. María podía haberse sentido homenajeada y quizá orgullosa de haber sido objeto de la aparición de un ángel para darle esta noticia. Sin embargo, su humilde respuesta y sumisión al plan de Dios la vemos claramente en el verso 38. Dios había visto en María una cualidad peculiar, una cualidad que la distinguía de las demás. Esto la llevó a un sitio de favor delante de Dios. Es más la presencia de Dios estaba con ella.

Miremos la respuesta de María en el verso 38 de Lucas 1: “Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia”.  Es evidente en la respuesta de María su resolución de obedecer a Dios. Su respuesta nos dice que se consideraba una esclava o sierva de Dios para hacer lo que El quiería: “He aqui la sierva del Senor, hagase conmigo conforme a tu palabra”.

El someterse a obedecer a Dios llevaría a María a enfrentar la deshonra de estar embarazada sin haberse casado. Quizá también que José se divorciara de ella o es más que la hubieran matado a piedras. Mas adelante vería a su hijo morir en una cruz, un sufrimiento incomprensible. Creo que éste no es el plan que nosotras aceptaríamos con alegría y anticipación y sin lugar a dudas nos preguntaríamos… ¿favorecida? Dios vió en María algo especial. Una mujer dispuesta a obedecer su plan y por esto fue favorecida entre todas.

Tú podrías decirme esto hoy: “Pero, mira cuanto sufrió por obedecer”. Es cierto. Pero yo te contestaría: ¿Qué hubiera pasado con nosotros si María no hubiera obedecido a Dios? ¡Una mujer obediente al plan de Dios fue el instrumento que Dios usó para traer al Salvador del mundo! Es más, en los versos 48-49 del mismo capítulo María expresa lo que el ser favorecida significaba para ella: “Porque se ha dignado fijarse en su humilde sierva. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho grandes cosas por mí. ¡Santo es su nombre!”

La obediencia a Dios es lo que El estima en cualquier persona que haya hecho de Cristo su Salvador. Miren lo que dice Isaías 66:2: “Yo estimo a los pobres y contritos de espíritu, a los que tiemblan ante mi palabra”. Cuando nuestra devoción es vivir en obediencia a su Palabra, contamos con su estima. Es la obediciencia a El lo que nos transforma de enemigos a amigos de Dios: “Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando” Juan 15:14.

Queridas hermanas, la obediencia a El es lo que Dios favorece en sus hijos. Cuando obedecemos contamos con su presencia en nosotras. Dios nos insiste en que obedezcamos por nuestro propio bien: “Y que cumplas los mandamientos y los preceptos que hoy te manda cumplir, para que te vaya bien” Deuteronomio 10:13.

El resultado de la obediencia de Maria a Dios lo celebramos en esta época navideña, Jesucristo el Salvador del mundo. Te pregunto: ¿Cual será el resultado de tu obediencia a Dios? Aunque lo creas o no, tu obediencia afectará a muchos a tu alrededor también, así mismo como la obediencia de María afectó al mundo entero.

Dios favorece a aquel que tiene como prioridad obedecerle. Oro a Dios que también nuestra respuesta a El sea la misma de Maria: “He aqui la sierva del Senor, hagase conmigo conforme a tu palabra”.

“De Cenizas a Belleza” por Noemí Greer
ADQUIERE TU COPIA HOY
UN EXCELENTE REGALO PARA DAR ESTA NAVIDAD
¡UN DEVOCIONAL DE 31 DIAS PARA EMPEZAR EL ANO NUEVO!

 Noemí está disponible para traer cualquier tema a tu evento de mujeres. Llena el formulario: Invita a Noemí

Conferencias: “De Cenizas a Belleza – Video ~ Invita a Noemí

Si deseas invitar a Noemí a traer estas conferencias o cualquier tema a tu grupo de mujeres sigue este enlace: Planea tu evento de mujeres ~ Invita a Noemí

“De Cenizas a Belleza” por Noemí Greer
SOLICITA TU COPIA HOY

En el libro: “De Cenizas a Belleza”encontrarás mucho incentivo para vivir tu vida con éxito. Aprovecha todo lo que Dios ha puesto a tu disposición para vivir victoriosamente.

¡Adquiere tu copia hoy! Presiona la foto que dice “Paypal” abajo. Te lo enviaremos por una donación mínima de sólo $7.00. El libro será enviado en formato de PDF para bajar a tu computadora dentro de 24 hours.

El libro “De Cenizas a Belleza” está impreso. Puedes obtener una copia por una donación mínima de $14.99. Te lo enviremos gratuitamente dentro de los Estados Unidos. Para envios internacionales escribe a elrinconcitodelapaz@yahoo.com para darte el valor total.

Tus donaciones hacen posible que este ministerio continue proveyendo sus recursos gratuitos a todo el lo que lo visita. ¡Gracias!

Para donar presiona la siguiente foto

paypaldonar

 

Anuncios

Un pensamiento en “María, ¡Favorecida de Dios! ¿Por qué? ~ Devocional

  1. Por favor hermanos oren por mi, por mi esposo y por mi matrimonio, pues estamos pasando por una prueba muy dura. El enemigo me zarandeo este sábado con una gran ansiedad al amanecer yo sola en la casa. Tenemos 18 años de casados. En la familia de mi esposo hay cadenas de separación y de divorcio y él siempre ha tenido esa tentación de dejarme, aun cuando he aceptado sus dadivas, le he perdonado cosas muy grandes y perversas. Pero lo que Dios une no lo debe separar el hombre,. Oren por mi para que no tenga que soportar esta grande humillación y que vea la victoria a mi favor. Que Dios que es mas grande que el que está en el mundo vierta su amor en el recipiente vacío de nuestras almas. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s