Me llaman MAMÁ ~ Niños y niñas especiales ~ El Autismo

madresehijosUna persona dijo esto: “El trabajo de un hombre es desde que el sol se levanta hasta que se pone, pero el trabajo de una madre nunca termina”.

En esta semana al celebrar el Día de la Madre, quiero compartir con ustedes un testimonio de una madre que con su amor abnegado por su familia ha podido lograr mucho en su hogar. Esta mamá sabe lo que es vivir diariamente con niños especiales. Esta madre nos compartirá su jornada, los desafíos y también las enseñanzas de Dios que ella ha experimentado durante su vida.

Quizá alguna de ustedes comparten una experiencia similar a esta madre porque han enfrentado situaciones difíciles con hijos o hijas que requieren de atenciones especiales. Mi admiración y respeto por cada una de ustedes es inmenso. Quiero que sepas que no estás sola. Ustedes son héroes, son madres con la cualidad de una mujer virtuosa y valiente como lo expresa Proverbios 31:17 cuando dice: “Ella es fuerte y llena de energía y es muy trabajadora”. Sé que éstas cualidades son imprescindibles para llevar adelante nuestra tarea de madre.

Una mujer que recibió el diagnóstico de su hijo con Autismo dijo algo que quiero compartirte. Ella dijo: “Me enfrenté a lo que pensé sería una experiencia de sufrimiento, pero lo que encontré fue la mano suave de Jesús cuando está podando nuestras vidas. Aparte de lo que he aprendido a través de la Biblia, la experiencia de ser madre de mi hijo autista me ha permitido conocer mucho más a Jesús, su amor y su bondad. Dios me ha cambiado y me ha hecho una nueva persona”.

Toda situación que enfrentamos en la vida tiene el potencial de moldearnos cada día a la imagen de Cristo si dejamos a Dios hacer  su trabajo. Dios nunca desperdicia las oportunidades para desarrollar en nosotros las cualidades de Jesús. En mi libro “De Cenizas a Belleza” hablo del propósito de Dios para tu vida y la mía el cual es que cada día nos parezcamos más a Cristo. Romanos 8:29a dice: “Pues Dios conoció a los suyos de antemano y los eligió para que llegaran a ser como su Hijo”. Su objetivo es que lleguemos a ser como su Hijo. Dios quiere que nuestras vidas, en medio de lo que estamos viviendo, sean un testimonio del amor, de la bondad y la misericordia de Dios hacia la humanidad, cualidades que Cristo demostró en su propia vida.

Sé que el testimonio de Dios en tu situación en particular también tiene maravillosas experiencias de un Dios fiel y amoroso. Que Dios te ha enseñado mucho también en la jornada dura que estás caminando. ¡Cómo me encantaría sentarme a la mesa para escucharte! No tenemos las respuestas médicas aquí. Tampoco podemos ofrecer educación en cuanto al diagnóstico de tu familiar. Sin embargo, podemos ofrecer una palabra de ánimo de parte de Dios para tu jornada.

El es un Dios que ha prometido estar junto a nosotros todos los días hasta el fin del mundo. Jesús dijo: “Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos” (Mateo 28:20). Una palabra tan oportuna para nosotras las madres que a veces podemos sentirnos como si estamos solas en medio de las dificultades que enfrentamos con nuestros hijos. ¡No estás sola!

A continuación leamos el testimonio que comparto de una madre a la que quiero mucho y admiro por su valentía y dedicación a su linda familia:

¿Cuánto tiempo has estado casada? ¿Cuántos hijos tienes y cuáles son sus nombres?
Soy una mujer cristiana casada desde hace doce años. Dios nos ha bendecido con tres hermosos hijos: Andrés de 11 años, Emily de 10 y  Josué de 8 años.

Háblanos de tus hijos y comparte algo de cada uno de ellos.
Andrés a quien cariñosamente llamamos Andy es nuestro hijo mayor quien está creciendo en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Conoce al Señor como su Salvador personal y está completamente integrado al equipo de la familia. Es muy juguetón y le encanta reír. Tiene vocación para la música. Le gusta cantar y aprende piano. Le fascina el agua, así que toma clases de natación y estudia francés a tiempo completo como su tercera lengua.

Josué David es nuestro hijo menor. Tiene una pasión por Dios y el mensaje del Señor Jesucristo. Es muy competitivo, le encantan los desafíos y tiene carácter para enfrentarse a ellos. Es muy servicial y atento a las necesidades alrededor de él. Le encanta el agua, asé que también toma clases de natación. Le gusta aprender piano y hace progresos por su buen oído musical. Quiere ser jugador de soccer en el futuro inmediato.

Emily es mi preciosa, especial e inteligente niña. Es muy creativa y llena de iniciativas. Le encanta preparar recetas en especial al horno. Es muy atlética, le encanta patinar, en especial en el hielo. También disfruta del ciclismo. Ama la tecnología y tiene talento para ello. Conoce a Jesús y confía en El. En el año 2010 fue diagnosticada con Autismo de alta funcionalidad.

¿Cómo ha cambiado tu vida al tener una hija con Autismo?
Mi corazón ha sido tremendamente desafiado a la búsqueda de lo que Dios ha planeado para Emily. En esa búsqueda de su rostro por sabiduría y dirección, mi relación personal  con el Señor también se ha fortalecido. Mi convicción  es que no hay nada que suceda en nuestra vida que Dios no planeó para nosotros. En especial leo en Su Palabra, en el Salmo 139, que El es el autor del diseño de cada vida y que “en su libro”, El tiene planes para ella. Cuando le creemos a Dios entonces nuestra vida cambia convirtiéndose en una maravillosa aventura rendida al Señor para serle útil en esta labor.

¿Qué cosas has hecho tú en tu hogar que ayudaron tanto a tus hijos, a ti y tu esposo en acoplarse a los cambios que el Autismo trae a una familia?
Hemos dado siempre gracias por Emily. Hemos confesado que ella es un regalo de Dios para nosotros. Los niños comprenden que Dios los consideró a ellos como los mejores hermanos que Emily podía encontrar en este mundo. Ellos saben que Emily no está con nosotros por accidente, sino que es el plan de nuestro Dios.

Hemos trabajado desde las primeras señales de sus necesidades especiales. La hemos llevado a la examinación médica y a las  terapias apropiadas. También promovemos una integración diaria a la vida familiar normal en todas sus rutinas, especialmente la espiritual, por medio de los devocionales familiares diarios.

¿Cómo ha sostenido Dios tu matrimonio en medio de esta situación?
Dios también escogió cuidadosamente al padre de Emily. Como matrimonio nos hemos acogido a las demandas que este hogar especial nos presenta con gozo, apoyándonos mutuamente  y buscando disfrutar al máximo esta bendición de tener a Emily. 

¿Cuál ha sido la dificultad más grande que has enfrentado como madre tratando de sobrellevar el cuidado de tu hija autista y de tus otros dos hijos?
La administración de justicia en el hogar desde el punto de vista de los niños. El razonamiento de los niños es éste: ¿Cómo es que ellos tienen que respetar un límite? Sin embargo, su hermana tiene otras libertades. La realidad es que ella requiere una mayor dosis de paciencia. En algunos casos visualización y trabajo arduo por su condición de autista. Otra situación es la culpabilidad que a veces he sentido al no poder dedicar el mismo tiempo a mis otros niños. El trabajo que Emily demanda es mucho mayor, más aún en los años escolares.

Si pudieras enumerar tres cosas importantes que Dios te ha enseñado durante este tiempo, ¿cuáles serían?
1. Que el amor del Señor por Emily es superior a mi amor de madre y que El tiene un plan perfecto con la vida de ella. Que Emily esta guardada en el amor del Señor. Que mi trabajo es tan solo dejarme guiar por El y depender de El.

2. Que el Señor que me entregó la tarea de ser la madre de Emily, está conmigo. No me ha dejado sola. Que al buscarlo con diligencia, El se ha mostrado fiel para darme la orientación y la sabiduría para criar a mi hija.

3.  Que los niños autistas necesitan a sus padres como sus defensores en medio de una sociedad, que en muchas ocasiones, no los entiende y no les da su espacio. Que estos niños tienen derechos que a veces son olvidados. Que el Señor nos llama a sus padres a buscar la justicia para ellos en esta tierra. “El que recibe en mi nombre a este niño-les dijo- me recibe a mí, y el que me recibe a mí, recibe al que me envió. El que es más insignificante entre todos ustedes, ese es el más importante” dijo Jesús. 

¿Qué has aprendido durante este tiempo que puede ayudar a otras personas que tienen hijos con Autismo?
Que el hijo o hija autista es un regalo de Dios. Que nosotros sus padres no tenemos que “resignarnos” ante la realidad que Dios nos ha traído. Más bien, disfrutar y gozar de la bendición que ellos traen consigo a  nuestras vidas. Se trata de entender que Dios, nuestro Señor, diseñó esa vida y que la formó con inclinaciones propias. Tenemos que descubrir y abrir el regalo que es tu hijo o hija, a fin de explotar todo el potencial que ese niño o niña tiene para llevarlos a alcanzar su máximo potencial. Criar a un hijo o una hija autista es verdaderamente una aventura diaria, maravillosa y con resultados gratificantes.

Hay madres y padres que están pasando por situaciones similares a las tuyas: ¿Cuáles serían tus palabras de ánimo para ellos hoy?
Que el Señor es el gran diseñador de las vidas humanas. Que El tiene un plan y propósito para esa  preciosa vida que les ha confiado. (Salmo 139).

¿Qué te ha enseñado Dios en medio de alguna dificultad con tus hijos? ¿Tienes una palabra de ánimo para otras madres? ¡Comparte aquí hoy!

Pronto se abrirán las inscripciones al Proyecto LEMA. Como miembro tendrás acceso a numerosos recursos para tu crecimiento espiritual: Devocionales, Estudios Bíblicos, Libros, Podcasts (mensajes en audio), Videos, Cursos y Seminarios de capacitación en todas las áreas de tu vida basados en la Palabra de Dios.

L = Lee la Palabra
E = Estudia la Palabra
M = Memoriza la Palabra
A = Aplica la Palabra

Más sobre Proyecto LEMA aquí, haz clic: Proyecto LEMA

NoemiGreer.com, Entrenándote para vivir feliz y con éxito.
Visítanos para más recursos para tu crecimiento espiritual.

0tomanotayrecuerdaproyectolemaRegístrate para recibir GRATIS:
“Toma Nota y Recuerda”
Te notificaremos cuando las inscripciones para el Proyecto LEMA estén abiertas.

 

 

1ERPNoemi
Llena este formulario: Invita Noemí.
¡Separa tu fecha hoy!

Tu evento de mujeres necesita escuchar el poderoso mensaje de la Palabra de Dios que transformará las vidas de las mujeres que asistan para la gloria de Dios. Invita Noemí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s