¡Qué Gran Amor de Dios! ~ Viernes Santo

At the end of the day

“Vuelve a mí tu rostro y tenme compasión, pues me encuentro
solo y afligido.

Crecen las angustias de mi corazón;
líbrame de mis tribulaciones.
Fíjate en mi aflicción y en mis penurias, y borra todos mis pecados”
Salmos 25:16-18

El gran amor de Dios ha hecho posible este perdón por medio de Jesús. El borra todos nuestros pecados cuando venimos a El en arrepentimiento. Jesucristo murió para darnos reconciliación con Dios. Nuestra flaquezas y debilidades no son tan grandes que pueden detener el amor de Dios hacia nosotros. Dios sigue insistiendo y llamándonos.

Hoy quiero hablarte del amor de Dios. Ese amor que a veces no valoramos porque no conocemos la magnitud y el profundo significado de su amor hacia nosotros. Te invito a saborear verdades bíblilcas que te darán una nueva apreciación de ese amor que Dios nos tiene.

La rebelión en nuestras vidas tiene raíces en la desconfianza que tenemos en Dios. A veces ni la podemos reconocer. Miren lo que dice Deuteronomio 1:26-27: “Sin embargo, ustedes se negaron a subir y se rebelaron contra la orden del Señor su Dios. Se pusieron a murmurar en sus carpas y dijeron: El Señor nos aborrece; nos hizo salir de Egipto para entregarnos a los amorreos y destruirnos”. Allí dentro de nuestro corazón hay una raíz de desconfianza que dice, que nadie es digno de confianza. Es más hasta podemos pensar que Dios nos odia así como los israelitas.

Este es el amor de Dios para nosotros:

El Señor se encariñó contigo y te eligió, aunque no eras el pueblo más numeroso sino el más insignificante de todos. Lo hizo porque te ama y quería cumplir su juramento a tus antepasados; por eso te rescató del poder del faraón, el rey de Egipto, y te sacó de la esclavitud con gran despliegue de fuerza.Reconoce, por tanto, que el Señor tu Dios es el Dios verdadero, el Dios fiel, que cumple su pacto generación tras generación, y muestra su fiel amor a quienes lo aman y obedecen sus mandamientos.
Deuteronomio 7:7-9

Dios es amor y actúa como lo que es, amor. Dios no nos odia, El nos ama incondicionalmente. Én estos tres versos de Deuteronomio hay tres menciones del amor de Dios que queremos estudiar hoy:

1. “El Señor se encariñó contigo” (v.7)

La palabra usada en hebreo en este verso para definir este amor de Dios es “hasaq” que significa: amor, desear, atar, inclinar. Tiene la connotación de ser buscado, anhelado por Dios.

¿A cuantos de nosotros nos gustaría que otros nos busquen? No sólo que nos digan que nos aman, sino que nos busquen porque nos aman. Esta expresión tiene el sentido de juntarse, adherirse, aferrarse. A veces se lo define como un amor atado. El amor de Dios está ¡atado a tí! No hay un día que ese amor está distante.

Dios no tiene las mismas emociones nuestras que hoy amamos y mañana no. El no siente amor por ti hoy y luego ya no. Un comentarista dice que la palabra hasaq habla de una adhesión emocional fuerte. Dios no actúa hacia tí independientemente de su amor por tí. Su amor por nosotros es immutable, no cambia porque ¡El es amor! ¡El es amor!

¿Qué queremos que El haga para poder comprender que nos ama tal como somos? La Biblia dice en Romanos 5:8: “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros”. ¿Qué más demostración estamos esperando?

El rey Ezequías tiene unas palabras que deben resonar hoy en nuestras mentes. Si conocemos su historia sabemos que iba morir debido a una enfermedad. Su tiempo en la tierra había llegado. Sin embargo, oró a Dios que le concediera otros años más de vida y Dios le concedió su petición. Los versos de Isaías 38:16-17 hablan de esa clase de amor del que hemos hablado “hasaq”:

16 Señor, por tales cosas viven los hombres,
    y también mi espíritu encuentra vida en ellas.
Tú me devolviste la salud
    y me diste vida.
17 Sin duda, fue para mi bien
    pasar por tal angustia.
Con tu amor me guardaste
    de la fosa destructora,
    y le diste la espalda a mis pecados.

Específicame dice: “Con tu amor me guardaste de la fosa destructora”…”hasaq”. Su amor que no se desprende de nosotros, que está aherido, que está inclinado a tí y hacia mí. Ese amor intenso que siente por nosotros es incapaz de hacernos mal. Hermanas, el amor de Dios no nos averguenza en nuestro pecado, al contrario nos devuelve la dignidad. Es ese amor que se envuelve alrededor nuestro como una soga para sacarnos del pozo de la destrucción. “Hasaq” amor que nunca se desprende.

2. “Lo hizo porque te ama” (v.8)

La palabra hebrea usada en esta frase para definir el amor de Dios es “ahab”. Esta palabra significa: amor, deleite. Esta palabra sería como decir en la mañana a tu esposo, “te amo” o también decir “cuanto amo comer el arroz con pollo”. Es una expresión muy general de amar. Pero hay una definición más significativa y se refiere al amor de un padre hacia su hijo o hija.

En Deuteronomio 1:31 se nos da la demostración de este amor. En los versos que leímos al principio (Deut 1:26-27) los israelitas hablaban de un Dios que según ellos los odiaba por haberlos sacado de Egipto. Sin embargo, Dios les hace ver lo equivocados que están cuando dice en el v31 esto: “También vieron cómo el Señor su Dios los cuidó todo el tiempo que anduvieron por el desierto, igual que un padre cuida de sus hijos; y ahora los trajo hasta este lugar”. Este es el amor “ahab”. Un amor que cuida como padre.

Si pudiéramos comprender el gran amor de Dios para nosotros no dudaríamos como a veces suele pasar. El tiene pensamientos buenos hacia nosotros. Nos ama como un padre ama a su hijo o hija. Dios no está con un machete dándonos en la cabeza para que nos sometamos y le obedezcamos. Su amor nos invita, su amor nos atrae a El.

Si hay algo que podemos aprender hoy y que hará la vida más placentera es recordar esto: Dios me ama, y yo lo amo también. ¡Y no hay nada que pueda cambiar esto! El nos ama, hermana querida. Alguien necesita recordar esto hoy.

3. “Que cumple su pacto generación tras generación, y muestra su fiel amor”(v.9)

Su amor es también fiel. Esta clase de amor fiel en el hebreo es “hesed”. Significa fiel y bondad al convenio, LEALTAD. Fíjense que pongo esta palabra en mayúsculas.

Esta palabra tiene mucho signfiicado para aquellas personas que han sido traicionadas por alguién. Esta defiinición es para la persona que necesita saber que Dios nunca la dejará o abandonará. Aquella persona que dice, necesito saber que Dios es fiel hacia mi. Que su amor hacia mi no cambia, ni termina. Quiero decirte que tu Dios es leal hacia ti. El nunca te va a dejar, ¡nunca!

Su amor es fiel, inagotable y nunca falla. Su amor está lleno de bondad y misericordia. Tenemos tres versículos con tres definiciones y expresiones de amor: hasaq, ahab y hesed. Si resumimos las difiniciones diríamos esto:

Hasaq = Amor con énfasis en la emoción
Ahab = Amor cón énfasis en el deleite

Hesed = Amor con énfasis en la devoción

Nosotros los humanos podemos experimentar y otorgar amor pasajero con emoción y deleite o devoción. A unos podemos demostrales una clase de amor y otros otra clase. Pero Dios no es así, el tiene la emoción, deleite y también la devoción. Su amor no es condicional para nadie. Es fiel, constante y para siempre.

Todo lo que hemos visto hoy sobre el amor de Dios se sumariza en un pequeño verso que está en 1 Juan 4:19 que dice: “Nosotros amamos, porque El nos amó primero”. Oremos:

Señor: Tú eres fiel y nunca no harás daño. Tu has permitido que la persona que lee esto hoy escuche esto: “Yo no te odio, yo te amo. Lo he desmotrado con la vida de mi hijo Jesús”. Haz que esta verdad penetre profundamente a nuestros corazones Señor. Allí donde las mentiras están viviendo, al pensar que no nos amas. Deja que tu amor inunde nuestros corazones para que seamos libres para amarte a tí también. En el hermoso y perfecto nombre de Jesús. Amén. 

Aquiere tu copia hoy: “De Cenizas a Belleza”

Para donar presiona la siguiente foto

 

paypaldonar

 

Anuncios

Un pensamiento en “¡Qué Gran Amor de Dios! ~ Viernes Santo

  1. Definitivamente, no existe otro amor como el de Dios! ..es unico, incomparable, inmensurable, verdadero y fiel…El siempre nos ama! Le agradezco porque me ha hecho comprender que nada de lo que haga, provocara que El me ame menos…pero le pido estar cada dia mas adherida a su presencia, para hacer lo que me permitira en todo tiempo demostrarle que tambien le amo…porque El me amo primero y me sigue amando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s