Tú decides lo que comes a diario… ¿Qué estás comiendo?

estudiobiblicoLa malnutrición es un mal que afecta a muchas personas. Leía la historia de una madre que adoptó a un bebé en donde contaba que por 15 meses lo sometió a una dieta nutritiva porque el niño tenía muchas deficiencias físicas. Su malnutrición había afectado su crecimiento en gran manera. Su dedicación a alimentarlo apropiadamente dio los resultados esperados, un niño saludable.

El profeta Jeremías dice algo interesante que quiero compartir contigo. Leamos Jeremías 15:16: “Cuando descubrí tus palabras las devoré; son mi gozo y la delicia de mi corazón, porque yo llevo tu nombre, oh Señor Dios de los Ejércitos Celestiales”.

Cuando mis hijos eran bebés y quería darles de comer, si no les gustaba la comida, generalmente jugaban con ella y no se la comían. Recuerdo que cerraban sus labios y era difícil entrar una cucharada de comida. Ustedes que son madres saben de que estoy hablando. Era una batalla darles de comer cuando no querían abrir la boca.

En el verso que leímos, Jeremías nos habla de una acción con consecuencias positivas que podemos hacer hoy mismo. Dios está constantemente hablando a nuestras vidas por medio de su Palabra. El está poniendo su Palabra en nuestra boca para que la comamos y la saboreemos. Sin embargo, muchos de nosotros en lugar de comerla, y dejar que nos nutra la descuidamos. Su Palabra es vida y salud para nosotros. Es la nutrición que necesitamos a diario para vivir vidas victoriosas y con la satisfacción de vida que Cristo vino a darnos. Te pregunto: ¿Cual es tu alimento diario?

El otro día recibí una llamada de una hermana que me decía “Siento que no estoy siendo agradecida con Dios” Continuó diciéndome: “Sé que Dios me ha dado esto y aquello, pero no tengo ganas de darle gracias”. Enseguida le leí Salmos 103:1-5 que dice:

“Que todo lo que soy alabe al Señor;
    con todo el corazón alabaré su santo nombre.
Que todo lo que soy alabe al Señor;
    que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí.
Él perdona todos mis pecados
    y sana todas mis enfermedades.
Me redime de la muerte
    y me corona de amor y tiernas misericordias.
Colma mi vida de cosas buenas;
    ¡mi juventud se renueva como la del águila!

Que hermoso es repasar sus bondades en nuestras vidas. Cuando recordamos lo que El ha hecho por nosotros, cuando recordamos las promesas que nos ha hecho, no tenemos más que darle gracias.

La Palabra de Dios tiene la nutrición que necesitamos. Dios ha puesto tanto a nuestra disposición que muchos ignoran. Lo que Jeremías nos invita a hacer es a saborear las palabras que provienen de Dios para nuestras vidas. Cuando hacemos esto vamos a disfrutar del gozo que ellas traen. Vamos a experimentar las delicias que son para nuestro corazón.

Jesús lo dijo claramente: “Sólo el Espíritu da vida eterna; los esfuerzos humanos no logran nada. Las palabras que yo les he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63). ¡Su Palabra es vida para nosotros!

Escuché al evangelista Luis Palau decir lo siguiente como un consejo a las iglesias del mundo: “No lean libros sobre la Biblia, sino lean la Biblia”. ¿Qué vas a comer hoy? Devora la Palabra de Dios, en ella encontrarás la nutrición para una vida fructífera y triunfante en Cristo.

En el libro “De Cenizas a Belleza” encontrarás una meditación diaria de la Palabra de Dios, Noemí compartirá verdades de la Biblia que cambiaron su vida y pueden hacer lo mismo en la tuya.  ¿Quieres empezar a nutrirte de la Palabra de Dios? Te invitamos a estudiar la Biblia con nosotros aqui en El Rinconcito de la Paz. Adquiere tu copia del libro “De Cenizas a Belleza” hoy.

Llamado a  actuar: ¿Qué está haciendo Dios en tu vida hoy? ¿Qué te ha dicho El hoy? Comparte con nosotros aquí en este blog para oración o como testimonio para bendición de otros. Si deseas escríbenos directamente a elrinconcitodelapaz@yahoo.com.  ¡Gracias!

Anuncios

2 pensamientos en “Tú decides lo que comes a diario… ¿Qué estás comiendo?

  1. …Si atesoraramos la palabra de Dios en nuestro corazon y la pusieramos por obra, tanto asi com la recibos con gozo, no viviriamos perdidos en nuestros afanes y angustias! la palabra de Dios es alimento, Espiritu y vida…es nuestro timon, guia, sustento.

  2. 11 Marzo 2013

    Hebreos 6:13-20 (Reina-Valera 1960)
    13 Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo,
    14 diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente.
    15 Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa.
    16 Porque los hombres ciertamente juran por uno mayor que ellos, y para ellos el fin de toda controversia es el juramento para confirmación.
    17 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento;
    18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.
    19 La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo,
    20 donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.

    Una esperanza firme y segura
    Oracion: que quiero darte gracias, porque hubo un tiempo en que no tenía esperanza, no conocía de tus promesas y de tu misericordia, pero permitiste que lo pudiera ver y hoy mi confianza es en mi creador y Salvador, gracias Señor.

    Helbert

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s