Santiago ~ Un hombre llamado Santiago ~ Lección #1b

Si no has notado todavía en este estudio bíblico vas a necesitar de una libreta para escribir algunos datos que haremos resaltar en la lección. Por ejemplo los dos puntos de los que hablamos la semana pasada. A veces querrás anotar bajo ese punto eso que el Señor usó para recordarte algo o hablarte en forma personal. ¡Consíguete una libreta!

En la primera lección vimos dos puntos muy importantes. Repasemos: Uno de ellos es:

1)   Jesús aparece a quienes más necesitaban verlo y número

2)   Santiago entra en la escena como un incrédulo.

Santiago no sólo entró como un incrédulo, sino como alguien que despreciaba y se burlaba de Jesús. Ahora veamos el punto número 3 que dice:

3. Jesús restructuró radicalmente la idea de familia

Jesús restructuró el concepto de familia de esta manera, al menos así parece. En un papel haz este diagrama. Hazlo empezando de la izquierda hasta el lado derecho. A medida que vayamos estudiando llena estos espacios en tu libreta. Las palabras que corresponden a cada espacio te las daré en orden y están subrayadas. A medida que vayas leyendo la lección llena esos espacios.

Familia __________ –> Familia + __________ –> Discípulos – ___________ — >

Juan 2:12               Marcos 3:31-35

Familia __________–> Familia _____________

Juan 19:25-27                Hechos 1:12-14

Jesús empezó con su familia natural.  Lo vemos en Lucas cuando iba a todas las fiestas judías junto y participaba de las actividades con su familia, tal como nosotros lo hacemos. Cuando llegó a su edad adulta vemos que no se quedó allí con su familia solamente.

En Juan 2, vemos a Jesús revelado en su primer milagro. En el verso 12 se nos dice algo interesante en esta progresión que estamos haciendo: “Después de esto Jesús bajó a Capernaúm con su madre, sus hermanos y sus discípulos, y se quedaron allí unos días”. Ahora vemos a su familia más los discípulos. Lo vemos de familia natural ahora incluyendo a los discípulos.

Cuando fue la última vez que trataste de mezclar a tu familia natural con la familia espiritual. En ciertas familias esto es difícil ¿verdad?

Ahora veamos Marcos 3:31-35 (Lee este pasaje). ¿Ya leíste?. Creo que nos quedamos con la boca abierta con esto que Jesús acaba de decir. ¿Quieres ver algo más desconcertante que esto? Miremos lo que nos dice Lucas 14:26: “Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia vida, no puede ser mi discípulo.  Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo”.

Esto es un poco alarmante, ¿no les parece? Pero si estamos familiarizadas con este pasaje sabemos que aquí Jesús está hablando en forma relativa. Lo que aquí Jesús nos está dando es un rango de amor. Sabemos que tenemos que amar a nuestras familias, la Biblia nos enseña esto. Si tenemos que amar a nuestros enemigos, por supuesto que tenemos que amar a nuestras familias. Algunas veces parece que nuestras familias son nuestros enemigos pero no lo son. Lo que Jesús quiere que entendamos es que el amor que le tenemos a Dios debe ser más grande e intenso en comparación con el que le tenemos a nuestras familias.

El verbo en griego es Miseo que significa “amar menos”. Este verbo miseo no nos indica que tenemos que odiar o aborrecer sino que nos describe “amar menos”. Más bien lo que nos trata de decir es esto: “Si alguno viene a mí y no me ama más que a su padre, a su madre, a su esposa, a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun más que a sí mismo, no puede ser mi discípulo”.

Ahora veamos el siguiente punto en nuestro gráfico en donde dice: Díscipulos menos (-) Familia.  Esto tiene la capacidad de incomodarnos, pero éste es el propósito, así que enójate si deseas. Leamos lo que dice Juan 19:25-27. (Lee por favor antes de continuar).

Estamos hablando de la restructuración de la familia y aquí encontramos un momento revolucionario.  Algunos comentaristas definen este momento como testamental. En otras palabras Jesús está diciendo esta es mi voluntad, mi deseo final. Estaba dando una orden verbal y legal que Juan y María desde ahora serían madre e hijo. Sabemos que algo estaba sucediendo en el ámbito espiritual.

Llegamos al otro punto en nuestro gráfico y es: familia espiritual.  Déjame decirte lo grande que esto es. Es tan grande que si alguna de ustedes están deseando tener hijos y aún no los tienen esto es algo hermoso en la restructuración de la familia en la Biblia. Tú no tienes que esperar para ser madre, o ser una hermana mayor. Lo hermoso de la restructuración que Jesús ordenó espiritualmente es que hay una conexión entre madres e hijas, hermanas y hermanos. Hay algo tan significativo en esto que hizo a Pablo llamar a Tito: “mi verdadero hijo”.  Pablo bajo la inspiración del Espíritu Santo, tuvo estas palabras sobre Timoteo también: “mi verdadero hijo”.

Por esta razón existe lo que conocemos como nuestra familia espiritual. Te pregunto: ¿Alguna de ustedes puede decir que tiene a alguien en su vida que considera su madre espiritual o quizá hermanas, o hijas? Repasa el gráfico que hemos hecho hasta aquí.

Comenzamos con la familia natural, luego familia más (+) discípulos, después discípulos menos (-) familia y luego a familia espiritual. ¡Que cambio verdad! El énfasis ha cambiado de la familia de hombre a la familia de Dios. De repente tenemos este cambio que nos lleva a experimentar esta familia del Nuevo Testamento que la conocemos como la familia espiritual.

Miremos lo que dice Hechos 1:12-14 (Por favor lee antes de continuar). ¿Ya leíste? Leemos que algunas personas estaban reunidas en un cuarto. Entre ellas estaban María y sus hermanos. ¿Qué pasó aquí? ¿No era que los hermanos de Jesús no creían en El? ¿Cómo así estaban presentes allí? Llegamos a nuestro último espacio en el gráfico y esto hemos llamado familia resucitada. En el momento que pensamos que lo tenemos todo calculado, Jesús muestra algo como esto.

Esto nos lleva nuevamente al capítulo de 1 Corintios 15 donde empezamos nuestro estudio. A veces encontramos a Jesús en la mitad de lo que está haciendo en la vida de alguien y en ocasiones determinamos que la labor está completa. ¿Eso es lo mejor que Él puede hacer? Pensamos que esa persona siempre va a ser de esa forma y nunca va a cambiar y nos olvidamos que Él es un Salvador que tiene un plan.

Leamos nuevamente lo que dice 1 Corintios 15:4-7. (Léelo por favor). El verso 7 nos dice: “Luego lo vio Santiago, y después lo vieron todos los apóstoles”.  Justo cuando estábamos pensando que había dejado a su familia se le apareció a su hermano Jacobo o Santiago. Y se le presentó para encontrarse con él. Que gran Salvador tenemos, ¿verdad? Un Redentor que conoce el plan.

A veces podemos pensar que una familia remplaza a la otra y nos olvidamos que Dios puede restaurar las relaciones familiares rotas. No nos demos por vencidas tan rápido. Tenemos un Salvador que tiene propósitos con nuestras vidas. Dios siempre está actuando. Puede ser que Dios tiene que llevarte a ti a un lado para restaurarte a ti primero para que puedas volver al sitio que te quiere llevar en medio de tu familia. Nunca nos demos por vencidas, Dios sabe lo que está haciendo. Cuando pensamos que Jesús ha remplazado a la familia lo vemos buscándola nuevamente. En Cristo la familia no se encoje se agranda. Nunca lo olvides. Mira a la persona que tienes al lado y dile “La familia se agranda”.

Recuerdan las palabras de Juan 7:4b donde los hermanos le dijeron a Jesús esto: “deja que el mundo te conozca”. Dijimos que Santiago debe haber estado entre ellos como el hermano mayor.  A lo mejor Jesús estaba pensando, claro que me voy a presentar, ¡pero me presentaré a ti Santiago!  ¿Cómo crees que sucedió? ¿Estaban afuera o adentro? ¿Lo llamó por su nombre? ¡Santiago! ¿Lloraron? ¿Acaso Santiago hizo escusas? o ¿Quería correr lo más rápido que pudiera?

Quiero que sepas al comenzar este estudio bíblico que esta relación entre Jesús y Santiago era una especial. Nunca olvides por ningún momento en el transcurso de nuestro estudio que Jesús amaba a Santiago. Cuando se paró allí a punto de estorbar sus creencias, se pudo haber acordado de un hermano con el que había jugado cuando eran niños. Quizá jugaron con palos y piedras. Jesús y Santiago habían aprendido todos los cánticos que los peregrinos cantaban en el camino a las fiestas de los judíos. Se habían sentado en la misma mesa, sabían sus partes. Quizá eran hermanos que hablaban hasta tarde en la noche. ¡Eran hermanos!

Leamos lo que nos dice 1 Corintios 15:9-10: “Admito que yo soy el más insignificante de los apóstoles y que ni siquiera merezco ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios. Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y la gracia que él me concedió no fue infructuosa. Al contrario, he trabajado con más tesón que todos ellos, aunque no yo sino la gracia de Dios que está conmigo”

El verso 10 dice “Pero por la gracia de Dios soy lo que soy”. El punto número cuatro es éste:

4. Por la gracia de Dios Santiago llegó a ser el que fue.

Quiero que sepan que esta historia tenía que ser una historia de gracia. En cualquier lugar donde te encuentres hoy en tu relación con Dios verás que este encuentro de Jesús con Santiago tiene una lección poderosa para nosotras. No era que Santiago tenía derecho a una relación como ésta con Jesús por ser su hermano. Esta relación vino a consecuencia de la gracia de Dios.

Quiero que veamos lo que significa cuando dice: “y la gracia que él me concedió no fue infructuosa”. Otras traducciones dicen: “y su gracia para conmigo no resultó vana” o también “no fue sin resultado”. La palabra griega es “Kay-NAHS” significa: vacío, vano, inefectivo, inútil. El significado básico de esta palabra es vacío, carente de contenido o hueco.

Su gracia hacia mí no fue en vano. Toda necesidad, toda falta, todo error, todo juicio erróneo, toda acto de locura, toda cosa que hemos vivido, todo lo que traes y que piensas que con eso arruinaste todo, ha dejado un lugar vacío para que la gracia de Dios lo llene. Te pregunto hoy: ¿Lo vas a dejar vacío o dejarás que Él lo llene? Porque todo está allí con el propósito de dar lugar a su gracia.

Todo aquello que odias de tu pasado. Todo lo que puedes estar odiando de tu presente. Todo problema que tienes, toda crisis que estás enfrentando, todo problema familiar. Cada cosa ha dejado un espacio para la gracia de Dios. ¿Se quedará allí carente de contenido o hueco? ¿O dejarás que Él lo llene? Esta es la pregunta delante de nosotros.

No sabemos lo que Santiago dijo cuando Cristo se le apareció. Pero una cosa podemos deducir que dijo y era esto: “Estaba equivocado”. Si Santiago dijo esto en voz audible Jesús quizá le contestó: “Estoy vivo y he venido para hacer lo correcto contigo”.

Jesús tiene el mismo mensaje para nosotras hoy. El está vivo y puede darnos la gracia que necesitamos en nuestras circumtancias también. Y su gracia para con nosotros no es en vano. Dejemos que la presencia del Jesús resucitado llene todos los vacíos con su gracia.

El quinto y último punto es éste:

5. El poder de la resurrección significa que nada más que la tumba está destinada a permanecer vacía.

¡Gracias Señor! Esta es una verdad tan grande que quiero que la leas en voz alta. Hazlo en este momento. “El poder de la resurrección significa que nada más que la tumba está destinada a permanecer vacía”. ¿Puedes celebrar esto conmigo hoy? Ninguna promesa vacía de Dios. Ningún dolor de un corazón vacío. Ninguna pérdida. Ninguna traición. Ningún rechazo. Ninguna enfermedad. Ninguna esclavitud. Ninguna temporada de derrota. ¡Nunca tiene que quedarse allí vacía!

Quiero que sepas hoy mi hermana, tu vida puede estar llena de desafíos pero nunca, escuchen bien, nunca debe estar vacía, ¡nunca, nunca!. Porque todo lo que estamos viviendo tiene el propósito de crear un espacio para la gracia de Dios en nuestras vidas. Él puede redimir. Él tiene la gracia para llenar todo lo que haz vivido con propósito y valor hasta que signifique algo en tu vida. Quiero que comprendas el poder de la resurrección.

Un solo vistazo del Jesús resucitado  cambió a Santiago en el hombre que tú y yo vamos a conocer. Un solo encuentro. Así que bienvenidas al estudio y la vida de un hombre llamado Santiago en donde veremos lo que un pequeño vistazo del Cristo resucitado puede hacer. Oremos.

Señor, estamos listas. Si tú te propones a hablarme estoy lista a escucharte a través de este estudio. Ven Señor y toma posesión de todos los espacios vacíos y huecos dentro de mí y mis hermanas. Allí donde nos hemos dado por vencidas. Donde hemos dicho que ya no hay esperanza.  Donde pensamos que no vale de nada, y no vale la pena. Allí donde nos hemos dado por vencidas en nuestras relaciones con otros. Ven Jesús Resucitado, Levanta a los muertos. En el nombre de Jesús. Amén.

Hermanas el más íntimo deseo de mi corazón es este: Que Dios llene todos los vacíos que hay en nuestras vidas hoy. Confío en Dios que todo lo puede que así será.

 

Si tienes interés en continuar éste y otros estudios bíblicos. ¡Activa tu membresía al ProyectoLEMA.com hoy!

Visita: ProyectoLEMA.com

 

 

 

 

1ERPNoemi
Llena este formulario: Invita Noemí.
¡Separa tu fecha hoy!

Anuncios

13 pensamientos en “Santiago ~ Un hombre llamado Santiago ~ Lección #1b

  1. QUE BENDICIÓN,AMEN Y AMEN SOLO SE QUE NECESITO QUE EL LLENE LOS VACÍOS EN MI Y QUE RESUCITE LO MUERTO EN MI VIDA ,DIOS LA BENDIGA Y LA SIGA USANDO SALUDOS

  2. A mi me toca enseñar el libro de Santiago y por eso ando buscando material que me ayude a preparar. Estoy feliz encontrar a este material y el estudio de hoy me animó mucho porque mis hijos espirituales de la cárcel están pasando momentos muy difíciles. Las palabras del estudio me han llenado de nuevas esperanzas porque sigo a un Cristo resucitado….gracias.

  3. Hna, fue de gran bendicion la leccion, no habia entendido q tenia q dejar un comentario, disculpe por eso, gracias a Dios q el llena nuestros vacios, y aunq aveces nos sentimos q caminamos solos sabemos q tenemos a Dios a nuestro lado, muchas veces no vemos sus huellas junto a nosotros pero, es porq quiza el nos va cargardo entre sus brazos y las huellas q observamos son las de el.

    • Hermanas: Gracias por todos los comentarios que han dejado en esta segunda lección. Me da mucha alegría ver como Dios obra en las vidas de las participantes. Continúen fieles y dedicadas al estudio de Su Palabra, hay mucha bendición en camino. No olviden de dejar sus comentarios cada vez que terminen de leer las lecciones. Manténganse firmes hermanas: “Y se mantendrá en pie, porque el Señor tiene poder para sostenerlo” Romanos 14:4

  4. Qué hermosos testimonios dejan las hermanas,Noemí. Estoy limitada en mi realización completa del estudio porque estoy sin impresora. Pero ya me voy a poner al día. El SEÑOR siga alentando y hablando a cada una. Un beso.

  5. Gracias hermana Noemí por recordarme que Jesucristo puede llenar mis espacios vacíos. Necesito ser una columna para mi familia y solo El puede sostenerme. Soy la única creyente, pero cuento con su amor y bondad. El Señor une, no divide. A EL sea el poder y la Gloria por siempre. Amén.

  6. Gracias Nohemy no sabes de cuanta bendicion fue este estudio para mi. Es cierto que aveces queremos tirar la toalla por algunas circunstancias, pero este mensaje me lleno de fuerzas para seguir adelante sabiendo que todo lo que vivimos es por algun proposito ,. gracias DIOS por llenar esos espacios vacios. Muchas bendiciones para ti.

    • Querida Oky:
      Gracias por tus palabras de aliento para mí. Dios ha hecho grandes cosas en mi vida, El ha llenado los vacíos que yo tenía antes. Dios quiere que todos experimentemos esto en cada una de nuestras vidas. El quiere llenar cada vacío, cada espacio hueco. Bendito sea Dios que te recordó esta verdad y con esto está demostrándote que tú eres importante para El y que tu vida tiene propósito. ¡Dios te bendiga en el transcurso del resto del estudio!

  7. Que hermosa bendicion poder contar con este estudio biblico! Que Dios te bendiga Noemi por tu disposicion y entrega! Dios habla a nuestro corazon dia a dia, esta leccion maravillosa nos recuerda que Dios tiene el poder de restaurar nuestra familia natural para que un dia tambien ellos hagan parte de la familia espiritual tan especial que tenemos…la familia se agranda! El tiene la capacidad completa de llenarlo todo en nuestras vidas y darnos nueva esperanza….la tumba quedo vacia para siempre…

    • Querida Martha:
      Tus palabras me animan mucho a continuar con este estudio. ¡Gracias!. Dios es el que puede restaurar todo, no hay excepción. El desea darnos la abundante vida que prometió Jesús a sus hijos, sin vacíos. Tú y yo somos bendecidas cuando depositamos nuestra fe en Jesucristo resucitado. ¡El es todo en esta vida!

  8. DIOS le guarde hermana, hoy DIOS me hablo en este estudio diciendome que no me de por vencida, que no pierda las esperanzas en esas cosas que creia yo que eran imposibles, porque El es un DIOS de imposibles que va a llenas esos espacios vacios que pensaba yo que ya no podian llenarse, y hoy declaro que mi esposo, mi hijo, mis hermanos que un dia acepatron a CRISTO y luego se apartaron de su camino, muy pronto caeran rendidos ante los pied de CRISTO, esos son algunos espacios vacios que se que pronto DIOS llenara, solo tengo que aprender a esperar en el SEÑOR….DIOS le guarde hermana, la amo en el amor del SEÑOR!

    • Querida Erika:
      Dios te bendiga en este día. Es verdad nuestro Señor Jesucristo ha venido para restaurar todo aquello que a nosotros nos parece perdido. El es el único que puede llenar los vacíos de nuestra alma. Alabemos a nuestro Dios por su Hijo Jesucristo que ha hecho esto posible. En El está la abundancia de la vida. Lo que nosotros no podemos hacer ¡El sí puede!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s