¿Más que vencedores?

Si alguna vez necesitamos escuchar la verdad de Romanos 8:37 es cuando estamos en medio de una lucha que parece estar sobre nosotros y que no hemos logrado conquistar: “Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”.

Nuestra tendencia es orar y pedirle a Dios que todo vaya bien, y que nada en nuestras vidas nos cause algún malestar. Pero pensemos: ¿Cómo podremos llamarnos vencedores, si no tenemos algo que vencer?

Dios quiere que salgamos victoriosos de todas las situaciones díficles en las que nos encontramos. Si nunca pasamos por nada difícil no hay nada en lo que podemos ser vencedores. Tenemos que experimentar aquella lucha que se nos hará pasar al lado de vencedor.

Cuando Dios permite situaciones difíciles en la vida de cada uno de nosotros es porque El desea remunerarnos cuando vencemos. Tenemos que vencer para ser ser llamados vencedores.

No es la voluntad de nuestro Dios que nos quedemos enterrados debajo de esa situación difícil por la que estamos pasando. Es la voluntad de Dios que nos paremos encima de esa prueba. No es la voluntad de Dios que estemos doblegadas a esa adicción. El quiere que la conquistemos.

A la mujer que su esposo la abandonó, es la voluntad de Dios que dejes que la Palabra del Señor te fortalezca y que penetre a lo más íntimo de tu médula. Es su voluntad que, aún en medio del dolor, experimentes el consuelo de Dios en tu vida. Que en medio de tu situación puedas vivir como una mujer que verdaderamente ha vencido.

En tu trabajo o en tu salud es la voluntad de Dios, a través del Espíritu Santo y su poder, que tú y yo seamos vencedoras en cualquier situación que enfrentemos. Tú y yo hemos sido llamadas a ser ¡más que vencedores!

No puedo decir que siempre me he sentido victoriosa cuando he pasado por alguna prueba o situación difícil. Es más en situaciones duras Satanás ha prestado mucha atención a mi condición de derrota y no ha desperdiciado el momento para infundir más desaliento… ¿Te ha pasado a tí?

A través de la historia Dios ha mostrado que su amor perdura y no cambia. En medio de las tribulaciones y los conflictos en los que vivimos, Dios nos ha dado el poder para ser vencedores en cualquier situación que la vida nos traiga. Pablo dice que podemos estar derribados, pero no destruídos (2 Corintios 4:9).

Tenemos la capacidad de levantarnos y conquistar aquello que nos tiene paralizados por medio de aquel que nos amó.

Una muchacha le dijo a su madre esto: “Soy cristiana y voy a triunfar en el lugar adonde voy; pero no quiero que Dios se entrometa en mi camino”. Generalmente pensamos así y creemos que las cosas malas que nos suceden provienen de un Dios que se entromete y nos quiere quitar y no dar.

Tenemos que aprender a ver a Dios como lo que es, un Dios de amor que quiere intervenir en la situaciones duras por las que pasamos para darnos la victoria. Alguién en quien podamos apoyarnos en tiempos que no comprendemos. En la vida vamos a encontrar situaciones díficiles. La garantía es que contamos con un Dios que nos quiere ayudar en medio de las tribulaciones por las que pasamos.

Después que la hija habló, su madre le contestó: “En la vida vamos a encontrar momentos difíciles, no hay duda alguna. No importa si somos cristianos o no lo somos. Pero la vida sin Dios a nuestro lado será más difícil que la vida que puede contar con Dios en los momentos duros”.

Jesús nos advirtió que en este mundo tendremos aflicciones. Pero también nos garantizó en el mismo verso que si confiamos en El vamos a vencer tal como El lo hizo: “Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).

Hagamos nuestras las palabras de David como confesión sincera delante de Dios hoy: “Pero yo confío en tu gran amor; mi corazón se alegra en tu salvación” (Salmos 13:5).

Pablo nos dijo que somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Tenemos que reanudar nuestra confianza en Su amor, sólo así estaremos ancladas y seguras que cualquier situación por la estamos pasando, por más difícil que sea, está bajo la vigilancia del Dios de amor. El está dispuesto a ayudarnos para que nos convirtamos en vencedores para la gloria de Dios.

Llamado a  actuar: ¿Qué está haciendo Dios en tu vida hoy? ¿Qué te ha dicho El hoy? Comparte con nosotros aquí en este blog para oración o como testimonio para bendición de otros. Si deseas escríbenos directamente a elrinconcitodelapaz@yahoo.com.  Gracias!

Anuncios

2 pensamientos en “¿Más que vencedores?

  1. BUENAS NOCHES.
    EN OCASIONES ANTE SITUACIONES ADVERSAS ME HE SENTIDO CABIZBAJO, DESALENTADO, PERO SIEMPRE HAY ALGO EN MI INTERIOR QUE ME HABLA Y VAYA DE QUE MODO.
    MI GANAS Y ESFUERZO SE MULTIPLICAN EN BUSQUEDA DEL SR ALTISIMO. ES CUANDO ENTIENDO QUE DEBO SER CONSTANTE EN MIS ORACIONES PARA HABLAR CON JESUCRISTO, DIOS PADRE Y ESPIRITU SANTO, PARA DARLE GRACIAS POR EL DON DE LA VIDA, ALABARLO Y PEDIRLE PERDON POR TODAS AQUELLAS COSAS QUE ANTE SUS OJOS NO SEAN CORRECTAS Y ME DE CONSUELO, ESPERANZAS, FORTALEZAS Y BENDICIONES PARA MI Y MI FAMILIA. AMEN

  2. Entiendo que Dios esta conmigo y en su tiempo el me dará la victoria. Sin embargo pido oración para que mi esposo recapacite y cumpla sus responsabilidades como padre ya que el se ha ido con otra mujer dejandonos en completo abandono para que me de algo de dinero tengo que suplicarle y ni haci me ayuda. Ya inicie juicio soló me queda esperar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s