Gracia con los hijos mayores ~ Para Madres

Mientras desempaco los cartones llenos de cosas y recuerdos después de mudarnos, encuentro fotos, y cuadros de mis niños cuando eran pequeños. Cuando miro las fotos con sus sonrisas y miradas ingénuas pienso en lo mucho que han crecido y el cambio que ni ellos, ni nosotros como padre y madre nos imaginábamos estaba por delante. Espero terminar de escribir este blog de hoy sin lágrimas, pero siento que ya vienen.

Los años han pasado sin poderlos deterner. Quizá algunas de nosotras sentimos que pasaron muy rápido y a veces tenemos ciertos remordimientos de no haber hecho esto o aquello por ellos.

Algo que me llena de satisfacción es que hay alguien que los ama más que yo, y ese es nuestro Dios. Para El no hay tiempo perdido, su trabajo en sus vidas continúa. Recuerdo lo que dice Filipenses 1:6: “Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva.”

Qué hermosa verdad para nosotras que somos madres. La labor que Dios comenzó en ellos no termina con los 18, 20 o 25 años que viven con nosotras, pero continuará hasta la venida de Cristo! Esto nos llena de esperanza y nos hace ver que el tiempo que están con nosotras, aún con nuestras imperfecciones, Dios lo utilizará para el  bien de ellos. Por lo tanto, no desmayemos en nuestra labor de madres.

Cuando mi mamá falleció, en su funeral una hermana muy querida me dijo esto: “Las oraciones de su mamá aún están presentes delante de Dios por todos ustedes.” Esta es una verdad que no debemos olvidar nosotras las madres. Esas oraciones que haz puesto delante de Dios en favor de tus hijos, y que son de acuerdo a la voluntad del Señor; seguirán allí aún después de la muerte.

Dios es Fiel para llevar a cabo su obra en cada uno de nuestros hijos e hijas. Por esto no desmayemos en vida en interceder por ellos. Nunca nos demos por vencidas. Nuestras oraciones son incienso fragrante que siempre están delante de nuestro Dios según nos dice la Biblia, (Apocalipsis 8:4, Salmos 141:2).

El apóstol Pablo dijo en su epístola de 2 Timoteo 1:12b: “porque yo sé en quién he puesto mi confianza y estoy seguro de que él es capaz de guardar lo que le he confiado hasta el día de su regreso.” Esta es la confianza que tenemos también nosotras las madres: Sabemos en quién hemos creído y que El es poderoso para guardar lo que le hemos confiado.

La realidad es que ver crecer a nuestros hijos traen diferentes sentimientos. Ya no están en primer grado sino que hoy se están graduando es inevitable, crecieron!

Nuestros hijos ahora son jóvenes y tienen muchas batallas por pelear y conquistar. Como madres queremos mantenernos siempre intercediendo por ellos ante Dios. Aunque no veamos resultados al momento tengamos presente que mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo. Mi oración por ellos es que lleguen a amar a Cristo y a su Palabra más que todas las cosas.  Así como yo su madre, ellos tienen una larga trayectoria pero Dios ya empieza a contestar nuestras oraciones. A veces ver lo que El está haciendo para llamarlos hacia El puede ser doloroso o incómodo, pero es necesario para el crecimiento que viene.

En Gálatas 4:19 hay un verso que describe en cierta forma lo que nosotras las madres pasamos durante este proceso: “¡Oh mis hijos queridos! Siento como si volviera a sufrir dolores de parto por ustedes, y seguirán hasta que Cristo se forme por completo en sus vidas.”  Ser madre es doloroso, la comparación aquí es válida, más o menos como los dolores de parto. A veces un dolor es más intenso que otro, y en medio de ellos experimentamos momentos de paz.

Mi oración es que Cristo se forme en mis hijos, así como los Gálatas a los cuales Pablo escribió. El apóstol Pablo no hablaba de salvación. El quería que Cristo se formara en ellos, su personalidad, su carácter, sus hechos que literalmente se formaran en ellos. Esto es lo que yo también quiero para mis hijos.

Lo que tenemos que recordar es que el proceso a veces se parecerá a los dolores de parto. Sin embargo, el resultado de ver el carácter de Cristo desarrollado en ellos hará que esto valga la pena.

Tenemos que estar dispuestas a batallar en oración y a hacerle guerra al enemigo y sus fuerzas con la Palabra de Dios. Oremos que nuestros hijos se paren firmes y que se vuelvan de todo corazón a Dios. Nuestros hijos jóvenes están en tremendo ataque satánico. Necesistan la intervención de Dios!

Nuestros hijos están siendo atacados con adicciones e impulsos que sólo tienen un fin del diablo, neutralizarlos y no dejar que sean efectivos en la vida a la que Dios los ha llamado. Están siendo bombardeados con pornografía. Horrendas letras de canciones están siendo infiltradas en sus mentes. Muchos de ellos están diciendo las palabras “Me odio a mi mismo.”

El mundo a nuestro alrededor los está haciendo sordos y ciegos. Es tiempo que nosotras empecemos a gritar más fuerte que el mundo. No sólo de palabras sino con nuestra vida y doblando las rodillas!

No esperemos que la iglesia haga el trabajo que tenemos por delante. Es tiempo que tomemos la responsabilidad que Dios nos dio a nosotras como madres y padres. La situación en la que viven nuestros hijos hoy requiere una actitud activa y no pasiva.

Enseñémosles a tomar la ayuda que tienen disponible de parte de Dios, su Palabra y las armas que El nos ha dado. Ellos necesitan nuestra ayuda. Talvez no saben como pedirla.

Nosotros tenemos que continuar pidiendo a Dios y al mismo tiempo instruyendo sin cansancio. Si hacemos esto veremos los resultados de hijos e hijas que estarán venciendo al enemigo y pareciéndose cada día más al carácter de Jesucristo.

¿Por cual de nuestros hijos no valió la pena sufrir esos dolores de parto? Cuanto más valioso será el dolor de parto ahora si Cristo se está formando en ellos!

Oh Señor entrena nuestras manos para la batalla y enséñanos a entrenar a nuestros hijos.

“No hay nada que me cause más alegría que oír que mis hijos siguen la verdad.” 3 Juan 1:4

Llamado a  actuar: ¿Qué está haciendo Dios en tu vida hoy? ¿Qué te ha dicho El hoy? Comparte con nosotros aquí en este blog para oración o como testimonio para bendición de otros. Gracias!

Es nuestro sincero deseo que este blog sirva de crecimiento y aliento espiritual para cada una de ustedes. Como madres sabiduría es algo que necesitamos para criar a nuestros hijos en el temor de Dios. Este Sábado te invitamos a participar en el tema “Sabiduría para madres” Usa este enlace para integrarte al grupo: Sabiduría Ante Todo. Todas las lecciones se publican cada Sábado. Participa!

Anuncios

3 pensamientos en “Gracia con los hijos mayores ~ Para Madres

  1. Gracias por esta linda verdad que compartes con todas nosotras las madres! Feliz dia de las madres a todas mis hermanas en Cristo!

  2. Que linda meditacion y por medio de ella recordarnos que en momentos dificiles cuando experimentamos estos dolores de parto El Senor es fiel porque traira y completara sus propositos perfectos en cada uno de nuestros hijos. En ese tiempo es cuando los dolores pararan. Es como lo magnifico que es cuando paran los dolores despues de dar a luz a nuestro bebe, un milagro de Dios. Luego nos alegraremos en El porque El hara todo hermoso con nuestros hijos en su tiempo. No en el nuestro. Muy feliz dia de las Madres a todos mis hermanas en Cristo.

    • Gracias por compartir. El privilegio que tenemos es grande. Cuando eran chiquitos el trabajo con ellos era de sacrificio a tiempo completo. Ahora que son jóvenes, nuestro trabajo continúa prestando el apoyo, la oración y sobre todo siendo ejemplos de la vida de Cristo para que ellos la puedan imitar. Feliz día de la Madre a tí también!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s