Llena Y No Solamente Reparada

No sé si alguna vez haz experimentado que cuando el enemigo está siendo desplazado en alguna área de esclavitud o debilidad de tu vida, en ocasiones él insiste en continuar molestándote con ese mismo ataque. Me ha pasado a mí.

A veces pensamos que si estamos bajo alguna opresión lo mejor es orar, reprender los ataques del diablo, leer la Biblia y allí queda todo. Todo esto es bueno y no debemos bajar nuestra guardia. Es más la Biblia nos insiste en tomar toda la amardura de Dios para poder combatir todas las asechanzas del maligno. Hoy quiero hablarles de algo que a veces podemos pasar por alto cuando se trata de ganar victorias frente al enemigo.

Hemos sido creadas por Dios para ser habitadas por su Espíritu Santo. No hemos sido creadas para vivir vacías. La necesidad que existe en el ser humano no busca ser reparada sino busca ser llena. Tú y yo fuimos creadas para tener pasión hacia algo. Si tú y yo no tenemos una pasión hacia Dios somos propensas a llenar esa pasión con otras cosas. Todas necesitamos sentirnos vivas y saber que tenemos algún significado. Si esta pasión no es sometida a la autoridad de Dios entonces el enemigo tiene libre campo para desviar nuestra pasión a otras cosas que no provienen de Dios.

Teniendo esto en mente pensemos en como podemos vivir vidas que no solamente están reparadas por Dios, sino también llenas de Su Presencia. Dios puede liberarnos de una atadura en la que hemos vivido pero si no llenamos el espacio que esa atadura dejó con Su Presencia, es decir con una nueva pasión de vida, vamos a ser susceptibles a un nuevo ataque del enemigo.

En una iglesia que pastoréamos hace unos años conocimos a un joven que tenía una addición a la droga. Su buena intención de dejar la droga duraba unos pocos días. Dios empezaba a darle la salida. Este joven al no llenar el vacío que esa atadura le dejaba y escoger reemplazarla con Dios se convertía en presa fácil del diablo para volver a esa adicción una y otra vez.

Satanás no es tan creativo para andar buscando una nueva forma de hacernos caer. Podemos darnos cuenta de sus maniobras. Generalmente vuelve a insistir con la misma cosa que ha usado y ha dado resultados en el pasado. Lo he experimentado en mi vida cuando ha intentado que yo vuelva a algún lugar de esclavitud de donde ha sido forzado a salir.

En Lucas 11:24-28 Jesús relata algo concerciente al diablo. En estos versos podemos ver un ejemplo de cómo Satanás opera con sus maniobras. Debemos aclarar que nosotros los hijos de Dios no podemos ser poseídos por el diablo porque el Espíritu de Dios mora en nosotros y hemos sido sellados por El. Lo que si podemos enfrentar es la opresión por parte del enemigo. Leámos lo dice este pasaje:

24 Cuando un espíritu maligno sale de una persona, va por lugares áridos buscando un descanso. Y al no encontrarlo, dice: “Volveré a mi casa, de donde salí.” 25 Cuando llega, la encuentra barrida y arreglada.26 Luego va y trae otros siete espíritus más malvados que él, y entran a vivir allí. Así que el estado final de aquella persona resulta peor que el inicial. 27Mientras Jesús decía estas cosas, una mujer de entre la multitud exclamó:   —¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te amamantó! 28 —Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la palabra de Dios y la obedecen.”

En este pasaje que acabamos de leer el principio de como opera Satanás lo podemos ver bien claro. Hablando de nuestra situación, una vez que hemos sido liberados por Dios de alguna atadura, addición o comportamiento, si somos vulnerables hacia esa debilidad, nuestro segundo encuentro puede ser peor que el primero. Esto es porque a Satanás no le gusta perder. Si perdió una vez y le damos otra oportunidad, él tratará más fuerte la próxima vez, ésta es la maniobra que queremos resaltar. Es más un segundo ataque que termina en derrota produce sentimientos de desesperación en la víctima, es decir se siente más débil que nunca. Es muy importante que dejemos que Cristo habite en el lugar vacío que esa atadura dejó en nosotros. Tenemos que reemplazar esa adicción con aquello que Dios nos está mostrando debe ser nuestra nueva pasión de ahora en adelante.

Recordemos este concepto hasta que esté grabado en nuestro cráneo: La victoria no es determinada por aquello “de” lo cual hemos sido liberadas pero “para” lo cual hemos sido liberadas. No es suficiente tener la casa barrida y arreglada, tenemos que buscar ser llenas de la plenitud de Dios. Tenemos que reemplazar el espacio que esa atadura dejó con el Espiritu Santo de Dios y pedirle que nos guíe a reemplazar esa antigua adicción con aquello que El quiere que ahora hagamos para su gloria.

Te pregunto hermana: ¿De qué te ha librado el Señor? Ese vació que esa atadura, addicción o comportamiento dejó tiene que ser reemplazada por el Espíritu Santo de Dios en tu vida y por lo El quiere que hagas de ahora en adelante. El te mostrará y guiará a lo que debes hacer para llenar ese vacío. Haz sido liberada “para” algo hermana: No dejes la casa barrida y arreglada solamente, llénala!

Esta es mi oración por tí y por mí. Que Dios conteste nuestra sincera petición hoy:
16 Pido en oración que, de sus gloriosos e inagotables recursos, los fortalezca con poder en el ser interior por medio de su Espíritu. 17 Entonces Cristo habitará en el corazón de ustedes a medida que confíen en él. Echarán raíces profundas en el amor de Dios, y ellas los mantendrán fuertes. 18 Espero que puedan comprender, como corresponde a todo el pueblo de Dios, cuán ancho, cuán largo, cuán alto y cuán profundo es su amor. 19 Es mi deseo que experimenten el amor de Cristo, aun cuando es demasiado grande para comprenderlo todo. Entonces serán completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios. Efesios 3:16-19

Si tienes alguna pregunta o petición de oración, escríbenos a elrinconcitodelapaz@yahoo.com, estamos listos para servirte.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Llena Y No Solamente Reparada

  1. Gracias por la hermosa meditacion! Verdaderamente me lleno de paz que la necesitaba hoy. Esperando una bendicion que podria llegarme hoy o manana, un lugar para vivir Dios mediante. Por favor orar por mi. Yo quiero mas y mas de El en mi vida! Amen!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s