María ¿Sabías Qué…? ~ ¿Qué Necesitas Saber Tú Hoy?

Estamos celebrando al Salvador! Hoy quiero compartir una reflexión y un cántico que nos recuerda a nuestro Señor Jesús. En uno de mis devocionales el Señor me mostró algo de suma importancia que no debemos olvidar.

En medio de las dificultades de la vida, tenemos que saber esta verdad: “Jesús tiene compasión de los que sufren.” No sé si esto te habla a tí pero a mi me da mucha esperanza! El siente lo que tú sientes. Este es nuestro Dios!

Hebreos 4:15-16 nos dice que Jesús puede compadecerse de nuestro dolor. Leamos: “Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.”

Aprendí que la palabra en el griego “sympatheia” traducida como simpatizar o compadecerse significa esto: sym equivale a “con alguien”. Patheia equivale a “sentir algo”. El dicicionario define compadecerse or simpatía así: “sufrir junto con, sentir lo mismo.” Una definición que leí lo dice así: “implica preocupación, o la atención o el deseo de aliviar en otros los sentimientos negativos que están experimentando.”

En nuestra naturaleza humana nosotros podemos sentir pena o dolor por la situación que alguién está pasando. En otras palabras, sentimos empatía o somos sensitivos hacia el dolor de otro. Vemos a alguién en necesidad y sentimos pena por ellos. La diferencia está en que cuando Jesús siente algo según esta definición de “simpatizar” o “se compadece”, existe un lazo profundo que expresa actos de misericordia por el que sufre. Jesús siente lo mismo que nosotros estamos sintiendo pero lo siente junto con nosotros, es más no sólo lo siente sino que ¡quiere hacer algo por tu dolor! Oh, si puedes agarrarte de esta verdad hoy, habrás descubierto algo de suma importancia!

Nuestro Señor Jesucristo siente tu pena, siente tu dolor pero no sólo eso, ¡El quiere hacer algo para remediarlo! Dale gracias a Dios por esto! Leía en Lucas 7:11-17 cuando Jesús pasaba por Naín y levantó de la muerte al hijo de una mujer viuda. Mira lo que dice esta historia. En el verso 13 se nos dice lo que Jesús hizo: “Al verla, el Señor se compadeció de ella y le dijo:  —No llores.” Si sigues leyendo el relato, el verso 14 nos dice que Jesús se acercó al féretro y resucitó al joven. Lo que vemos a Jesús haciendo cuando dijo “No llores”, es esto: “No sólo tengo dolor por tu sufrimiento, pero voy a hacer algo para remediar la causa de tu dolor” ¡Gracias Señor!El está siempre listo a ofrecernos su ayuda en medio de la dificultad.

Miren hermanas queridas, tenemos que saber que Jesús está listo a intervenir en nuestras situaciones. A veces la prueba demanda una espera para cumplir con un propósito. Nunca olvides que tu Padre Amoroso y Eterno, siempre está listo a remediar la situación dura por la que estas pasando. Está en su naturaleza! El quiere remediar tu dolor.

El cántico que comparto contigo hoy nos hace reflexionar en quien es Jesús. Aquel bebé que María tenía en sus brazos, era el mismo Dios entre nosotros. Tu Padre está allí hoy en medio de la situación difícil por la que estas pasando. Siente su compasión por tí y su voz que te dice: Quiero remediar tu dolor!

María ¿Sabías Qué? ~ Tercer Cielo 

ENGLISH VERSION
Mary Did You Know? ~Kutless

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s