Libro De Ester ~ El Enemigo Ataca, El Tiempo Apremia…Qué Hago? ~ Lección #10

Muchas de ustedes nos han escrito con sus peticiones de oración. Quiero decirles que enseguida que recibimos su petición se la presentamos al Señor. Es un privilegio para nosotros poder servirles de esta forma. Así como yo, creo que ustedes  también deben tener peticiones que están llevando delante de Dios a diario. Me parece que no me equivoco al sugerir que muchas de nuestra peticiones tienen que ver con provisión económica, intervención en asuntos familiares, dirección, sanidad, liberación, y otras cosas relacionadas. No sé las respuestas que Dios nos dará a cada petición. Lo que sí sé es que estas dos dos cosas son ciertas: Dios nunca desvía la mirada hacia sus hijos o del reloj que está sobre nuestras necesidades. Estoy orando que esta lección de hoy imparta mucha confianza en Dios para que hagamos de estas dos cosas una realidad personal en nuestras vidas.

Querida hermana, Dios te ama! El está trabajando en tu vida. El mismo Dios que tiene los ojos puestos en los pájaros, también tiene el control del tiempo en que necesitas lo que tú estas pidiéndole. “Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?”  Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.” Mateo 6:31.

Hoy hablaremos de los versos de Ester 3:8-15. Por favor lee este pasaje antes de continuar.  Como vimos la semana pasada todas las cosas que suceden a los hijos de Dios están marcadas en Su calendario. El edicto fue anunciado casi immediatamente dejando a los judíos y a sus vecinos persos con miedo por once largos meses sobre su sentencia de muerte. Imagínate que el que anuncia las noticias en la televisión dice un día que sólo tenemos 11 meses para vivir y que tú y la gente que quieres serán puestas a muerte. Creo que esos meses se convertirán en los más cortos y largos de nuestra vida entera, no creen?

Amán lanzó armas sicológicas para infundir temor hacia los judíos. Como hijos de Dios también estamos propensos a experimentar estos ataques sicológicos del enemigo de Dios, el diablo, quien quiere atacarnos infudiéndonos miedo. Esta es una arma muy poderosa que Satanás utiliza en nosotros. Aunque el enemigo no puede poseer nuestras mentes, se empeña en influenciar nuestros pensamientos con temor. Cuantas veces nos ha pasado que nos hemos llenado de temores porque aparece un dolor en nuestro cuerpo y empezamos a pensar en lo peor. O cuando se acerca la fecha de pagar nuestras deudas mensuales y no hay dinero suficiente y nos preocupamos más y más. Y qué me dicen, cuando nuestros hijos salen o están lejos y empezamos a imaginarnos muchas cosas negativas, muchas veces hasta imaginamos el entierro! Así es como el enemigo nos tormenta.

Talvez tu haz experimentado temores como éstos también. Satanás sabe que si nos atormenta ya ha ganado su victoria. Qué situación haz visto o enfrentado ultimamente que te llevó a un tormento mental? Precisamente esto es lo que conocemos como un ataque sicológico del enemigo. La mejor arma que tenemos es contrarestar esos ataques con lo que sabemos claramente de la Palabra de Dios. Parar al diablo en el acto y no darle lo que está buscando. 2 Corintios 10:4-5 nos dice: “Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.” Nuestra batalla no es contra carne y sangre sino contra principados de maldad nos dice la Biblia. Por lo tanto, necesitamos las armas poderosas de Dios para derribar argumentos y fortalezas falsas que el enemigo pone en nuestra mente. Dios nos ha dado el medio para derribar ataduras, ídolos y toda clase de dependencia que el enemigo trata de infiltrar en nuestras vidas. Hermanas, Dios nos ha dado las armas para vencer al enemigo y sus mentiras!

Los judíos en Persia en el tiempo de Amán no tenían las herramientas que nosotros tenemos en el Nuevo Testamento hoy. Caminar con la amenaza de destrucción por once meses debió ser insoportable. El salmista David sabía en carne propia lo que era caminar por el valle de la sombra de muerte, aun así en Salmos 23:4 David se hace la promesa de no temer: Aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré, porque tú estás a mi lado. Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan.” Porqué podía David decir esto? El mismo texto nos contesta…”Porque tú estás a mi lado.” Esta declaración aunque parezca sólo palabras, tiene tremendo un poder si sólo la creyéramos y nos apoderaramos de ella!

En los versículos del 8-10 se nos indica el plan que Amán expone ante el rey Asuero con su deseo de destruír a los judíos. El verso 10 nos indica que el rey estuvo de acuerdo y que le dió la autoridad a Amán de hacer lo que le pareciera otorgándole su anillo con su sello oficial.  Amán cometió un grave error cuando quiso maltratar a los judíos y hacerlos sentir como si eran un pueblo sin su pastor. Lo que consiguió es que Dios sintiera compasión por su pueblo y enviara odio divino en la dirección de Amán. Vemos aquí claramente que Dios siempre se levanta a defender a sus hijos. Si alguién está tratándote mal, no te desesperes Dios defiende a sus hijos, no lo dudes! Por otro lado, el rey Jerjes fingió no estar interesado en el dinero, pero conocemos que sus decisiones siempre eran en torno a su propio ego. (Ester 1:7-8; 5:6; 9:12), así que no se adelanten a pensar que no quería el dinero.

Si nos adelantamos y miramos a Ester 8:8 te darás cuenta que que el gesto de darle el anillo a Amán tenía un tremendo significado y le otorgaba a Amán gran autoridad. “Ahora envíen un mensaje a los judíos en nombre del rey Asuero, que exprese lo que ustedes quieran, y séllenlo con el anillo del rey. Sin embargo, recuerden que todo lo que ya se ha escrito en nombre del rey y lo que se ha sellado con su anillo jamás puede ser revocado.”

La decisión se había tomado, el edicto se había escrito. En los versos 11-13 se nos dice que el edicto se había enviado a distribuír a todas las provincias. Leamos lo que dice el verso 13: “Luego se enviaron los documentos por medio de los mensajeros a todas las provincias del rey con la orden de exterminar, matar y aniquilar a todos los judíos —jóvenes y ancianos, mujeres y niños— y saquear sus bienes en un solo día: el día trece del mes duodécimo, es decir, el mes de adar.” Quiero que recuerden muy bien estas palabras: exterminar, matar y aniquilar, pues más adelante puede ser que se sientan tentadas a sentir lástima por Amán.  Una de las cosas que Amán no sabía es que el Dios del Universo estaba viendo todo cuanto se estaba planeando en contra de su pueblo y que El se levantaría en su defensa! Oh cuanto bien me hace saber esto, y a tí?

Cuando las circumstancias parecen no tener un buen fin, cuando te sientes derribada, y sin esperanza. Cuando las amenazas del enemigo te agobian y te infunden miedo, Dios se levanta como guerrero en favor de sus hijos. La semana pasada hablamos de esto, lee lo que dice Apocalipsis 19:11. Hermanas, necestiamos a alguién mas fuerte que nosotros para nuestro rescate y este es nuestro Señor. En Salmos 18:17 se nos dice esta verdad: “Me rescató de mis enemigos poderosos, de los que me odiaban y eran demasiado fuertes para mí.” No tienes que pelear ninguna batalla sola, Dios está contigo. Me lleno de aliento al pensar que Dios sabe que somos humanos y que necesitamos su ayuda en tiempos difíciles y no nos ha dejado a la deriba. Oh que nuestra fe en El sea fortalecida hoy es mi oración! “Cuando lleguemos al fin de todo, podremos ver que Satanás no puede ganar y que nosotros no podemos perder!”(Beth Moore). Dios siempre trunca los planes del diablo, tenlo por seguro. Satanás no puede destruír a ningún hijo de Dios, a los que pertenecemos a Cristo. El diablo no tiene ese poder porque Dios es nuestro dueño! El nos compró con la sangre preciosa de Jesus en la cruz. Es más si el diablo hubiera estado atento, se hubiera dado cuenta que su plan en contral del pueblo de Dios había sido ya truncado con la intervención de Dios como vimos la semana pasada. Cada esperanza y cada victoria que el enemigo piensa que ha ganado queda truncada en el perfecto momento. Satanás está privado del poder que desa tener sobre nosotros!

La semana pasada vimos como cuando se decidió por suerte el destino del pueblo judío, como el tiempo immediatamente se tornó en el tiempo de Dios. Como nos dice el verso 7, la suerte se echó en el mes primero que es el mes de Nisán. En el verso 12 se nos dice otro dato interesante, el día trece del mes primero se convocó a los secretarios del rey. Ahora leamos lo que nos dice Levíticos 23:4-5: “Éstas son las fiestas que el Señor ha establecido, las fiestas solemnes en su honor que ustedes deberán convocar en las fechas señaladas para ellas: La Pascua del Señor comienza el día catorce del mes primero, a la hora del crepúsculo.”  Hay una relación entre las dos fechas y no puedo esperar a que la descubras tú! La Pascua era celebrada en el primer mes, mes de Nisán, el día catorce. Meditemos por un momento en este dato. “El edicto fue escrito en el día trece de Nisán y se lo empezó a distribuir el día catorce.”

No sabemos cuántas de las siete fiestas judías celebraban los exiliados en Persia. Pero de una cosa podemos estar muy seguros y es que si ellos celebraban una fiesta, ésta sería La Pascua. Aún los judíos de hoy, tienen muy presente esta fiesta, aunque la celebren o no. El edicto iba llegando a todas las provincias en el exacto momento cuando los judíos se preparaban para su fiesta de La Pascua. Esa misma noche al ponerse el sol de acuerdo al mandato de Dios, los padres recordarían a sus familias la historia de Israel y como Dios los liberó de los egipcios. La historia de opresión en ese lugar y como Faraón rehusó dejarlos ir, las 10 plagas. Al mismo tiempo recordando la maravillosa mano de Dios liberándolos de la mano de Faraón. Sólo que esta vez la celebración tenía un sabor amargo debido a la noticia que habían recibido. Talvez se preguntarían “Por qué hoy?”… justamente hoy! Para ellos debió ser una noticia imcomprensible, pero para Dios fue el momento preciso. Se acuerdan de Proverbios 16:33?  “Las suertes se echan sobre la mesa, pero el veredicto proviene del Señor.”  Dios también controla el tiempo de cuando pasan las cosas, esto es lo más sorprendente aquí.

Lo que debió ser un momento de celebración entre los judíos se volvió en un tiempo de incertidumbre y dolor. Algunas décadas antes los judíos de Persia no quisieron tomar ventaja de su liberación cuando Ciro decretó que podrían regresar a Jerusalén. La vida en Persia les pareció mejor y decidieron quedarse. Y luego apareció Amán. La autora Beth Moore lo pone así:“Talvez es por esto que Dios permite que enfrentemos Amanes en nuestras vidas, para que no nos sintamos en casa en el mismo sitio.”    

Esa noche de Pascua los judíos recordaron que Dios los liberó antes. Los podrá tambien liberar ahora? El mismo Dios que los liberó de los egipcios, podrá liberarlos de los persas? Porsupuesto que sí! Esta es nuestra esperanza también, hermanas! El mismo Dios que libra de drogas, puede también librarnos de distracciones. El que te libró de perder tu trabajo, también puede librarte de addicciones. El que te libró de la infertilidad, también puede librarte de temores.  Me encanta lo que la autora Beth Moore dice: “Dios usa a veces los vientos de una nueva amenaza para soplar el polvo de un milagro pasado que se ha movido de nuestro archivo activo al archivo inactivo” Acuerdate hermana lo que El ha hecho por tí! Repite las historias o el milagro o milagros que hizo contigo…Cuéntaselo a otro! El mismo Dios que te libró de un Faraón también puede liberarte de un Amán.

Mi corazón se llena de mucha alegría al repasar en mi mente cuan Fiel y Verdadero ha sido Dios conmigo, con mi familia y con muchos hermanos en la fe que conozco. Recientemente estábamos en un aprieto económico. Necesitabamos vender un carro, viejito, pero que tenía que venderse. Por algunos meses no se vendía, hasta que llegó el tiempo de Dios. En el momento en que puse un anuncio para venderlo, le pedí al Señor que enviara un comprador, en menos de una hora el carro se vendió!  No perdamos nuestra fe en El, aunque la situación parezca no tener solución y te sientas sin esperanza… No Temas, Confía en El! Su mano no se ha acortado para salvar como nos dice Isaías 59:1: “¡Escuchen! El brazo del SEñOR no es demasiado débil para no salvarlos, ni su oído demasiado sordo para no oír su clamor.”

Si tienes algún comentario de cómo Dios te ha bendecido con esta lección hoy, escríbenos directamente al elrinconcitodelapaz@yahoo.com.

TAREA SEMANAL:
1. Qué situación haz experimentado ultimamente que te ha llevado a tormento emocional? A la luz de lo que vimos hoy sobre esta artimaña del diablo, cuál es tu nueva actitud frente a sus ataques?

2. Lee Proverbios 6:16-19 y describe todas las cosas que Dios odia.

3. Qué te dice a tí la expresión: “Cuando lleguemos al fin de todo, podremos ver que Satanás no puede ganar y que nosotros no podemos perder.”

4. Un versículo para memorizar esta semana: “Yo cuento con el SEñOR;
   sí, cuento con él; en su palabra he puesto mi esperanza.”Salmos 130:5

About these ads