“Mayor Es El Que Esta En Vosotros!”

Dios tiene propósitos con cada cosa que permite en nuestras vidas pero lo importante es saber triunfar en medio de la prueba y no dejarnos vencer por el enemigo. El enemigo es especialista en utilizar cualquier arma para hacerte dudar de Dios, desanimarte, perder tu fe, desesperarte, poner temores, desaliento, tristeza y hasta quitarte la esperanza. Dios tiene un plan para tu vida, pero también el diablo tiene uno. Nos toca a nosotras ponernos firmes y pararnos victoriosas frente de sus artimañas. “Para que Satanás no se aproveche de nosotros, pues no ignoramos sus artimañas” 2 Corintios 2:11. Como lo vencemos?.

Quiero compartirles cuatro cosas que aprendí de como batallar y pararse firme contra el enemigo. El verso 13 de Efesios 6 dice esto: “Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.” En el capítulo 5:11-14 se nos habla de las cosas que suceden en la oscuridad y como debemos responder a ello. En el contexto de los días oscuros en que vivimos hoy el apóstol Pablo dijo en Efesios 5:14: “Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.” En primer lugar tenemos que estar despiertos. Nuestra primer paso para batallar es: Despiértate. Pablo nos dice: Despiértate. Esta es nuestra palabra clave. Hay personas que aún viven en cautiverio porque no quieren despertarse y escoger la vida libre que hay en Dios, libre de esclavitud dl pecado y Satanás.

El otro día ví en un programa de televisión chistoso cuando el protagonista no quería levantarse de dormir y a cada momento que el reloj sonaba aplastaba el botón que dice “snooze”, y se daba unos cuantos minutos más para seguir durmiendo. Lo hizo algunas veces hasta que su esposa se enojo muchísimo y lo desconectó! Medio dormido este hombre le dijo a su esposa, “despiértame en siete minutos mas.” Pablo nos dice: Despiértate! Es tiempo de mantener los ojos abiertos frente al enemigo que nos asedia, pues anda como león rugiente buscando a quien devorar. Jesús nos dijo esto: “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.” Mateo 26:41.

En segundo lugar una vida victoriosa frente al enemigo es aquella que “Mira Arriba” Muchas veces estamos tan preocupados por lo que está a nuestro alrededor, las circunstancias, y en lugar de mirar arriba, miramos hacia abajo y nos hundimos más y más en nuestras dificultades.  ¿Qué es lo ocupa tu mirada hoy? ¿Con qué estás preocupada que no te deja mirar arriba?

Los versículos de 2 Corintios 10:3-5 nos dicen: “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” Estos versículos nos hablan de fortalezas que se levantan contra el conocimiento de Dios. Esto incluye cualquier pensamiento que nos controla y se enaltece en nuestras mentes más que Dios. Todo aquello que toma prioridad en nuestra vida se constituye en una atadura, una fortaleza que necesita ser derribada, porque si no lo hacemos estamos dejando una ventana abierta a Satanás. Dios no es el autor de la desesperación, de la falta de fe, o de la falta de esperanza, Satanás lo es. Por esto, cuando estamos tentados a mirar abajo, la mejor forma de ganar esta batalla es mirar arriba al Dios Poderoso que nos puede ayudar a salir del acoso de pensamientos que no provienen de El.

Había mencionado dos formas con las que podemos batallar al enemigo de nuestras almas:

1) Despiértate
2) Mirar Arriba

La tercera forma de vencer es “Estar Firmes” frente al enemigo. La palabra “asechanzas” del diablo, en griego es “methodeia” que significa “método, un procedimiento metódico, en orden, técnico relacionado con un tema.” El diablo es un intrigante, el planea sus ataques contra nosotros. Cada paso esta “friamente calculado” como diría el Chespirito de la televisión. El enemigo no se detiene frente a nada y continua con sus planes si le damos lugar.

Es necesario que descubramos inmediatamente cual es su plan, pararnos firmes, apuntar,  pegar fuerte y con tino! Miren lo que dice 1 Corintios 9:25-26: “Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre. Así que yo no corro como quien no tiene meta; no lucho como quien da golpes al aire” 

Pablo nos dice aquí esto: “No lucho como quien da golpes al aire.” El enemigo es real hermanas! Tenemos que ponernos una meta. Esa meta es la de vencerlo! Recuerdo la escena de una película que vi en donde el protagonista le dice a un señor que estaba rescatando de la prisión. El le decía: “mira este camino, ese es el camino hacia tu casa, hacia tu esposa, hacia la libertad, no te salgas de ese camino, sé que es duro, (el hombre estaba mal herido), pero piensa adonde vas a ir” Habían ataques por todos lados, había peligro de muerte pero el hombre le insistía “no te detengas sigue el camino que te estoy diciendo.”

De esta misma manera nosotros tenemos que saber que aunque “pararse firme” ante el enemigo nos cuesta y a veces queremos darnos por vencidas sin haber peleado,  hay que seguir el camino trazado por Dios hacia la victoria. No hay que doblegar, hay que avanzar. La victoria que esta por delante!

En cuarto lugar tenemos que “Vestirnos.” Esto es tomar toda la armadura de Dios para que podamos resistir. El Señor me mostró algo muy importante en el verso 13 de Efesios 6: “Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.” Dice que “habiendo acabado todo.” En otras palabras habiendo hecho todo.  A veces le mandamos un golpecito al enemigo y pensamos que con eso es suficiente. No podemos tirar golpes al aire como vimos. Tampoco debemos cerrar los ojos y querer pegar, o pegar hasta que le atinemos a algo, o pegarle a todos los demás menos al enemigo. Nuestra lucha es contra principados y potestades, tenemos que pegar fuerte! Que pasaría si descubrimos cual es su ataque y su estrategia, y luego apuntamos y disparamos! Los resultados serian distintos, ¿no creen?

Repasemos los pasos de los que hemos hablado:

1) Despertarnos
2) Mirar Arriba
3) Estar Firmes
4) Vestirnos

No podemos doblegar y darnos por vencidos sin haber hecho todo lo que la Biblia nos instruye que hagamos!  Tú tienes poder divino contra las asechanzas del diablo. Tú has sido destinada para tener victoria sobre el enemigo.

Romanos 8:37 dice: “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.” Había un niñito de tres años que para toda cosa que hacía su frase favorita era “Ya Gane!” “Ya Gane!” El repetía esto con el puño levantado en toda situación en la que estaba. Después de comer, después de jugar, después de dormir, siempre decía esto: “Ya Gane”. Dios quiere que nos vistamos del mismo sentir, y también tengamos como certeza las mismas palabras: “Ya gané!” “Ya gané!”

About these ads

Un pensamiento en ““Mayor Es El Que Esta En Vosotros!”

  1. Gracias hermana por estas sabias palabras que me llenan de aliento y me animan a seguir adelante, siempre mirando ARRIBA!
    Dios la siga usando a través de este medio!
    saludos afectuosos!
    Zoila

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s